x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

25
Ene
2018
Sube el paro en 34.900 personas en el último trimestre de 2017 PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa mayor subida se registra en Madrid, con 51.800 parados más

El número de ocupados disminuye en 50.900 personas en el cuarto trimestre de 2017 y se sitúa en 18.998.400. La tasa de variación trimestral del empleo es del –0,27%. La tasa de empleo (porcentaje de ocupados respecto de la población de 16 y más años) es del 49,07%, con un descenso de 20 centésimas respecto del trimestre anterior. En variación anual, esta tasa ha subido 1,1 puntos.

Por sexo, el empleo aumenta este trimestre en 30.400 en las mujeres y disminuye en 81.300 entre los hombres. Por nacionalidad, la ocupación baja en 65.500 personas entre los españoles y sube en 14.700 entre los extranjeros. Por edad, en general se observan incrementos de empleo este trimestre entre los grupos de mayores de 40 años, siendo el de 50 a 54 años el que refleja un mayor aumento (34.900 ocupados más). En cambio, por debajo de los 40 años la tónica general es de bajada de ocupación, siendo el grupo de jóvenes de 20 a 24 años el que presenta un descenso más acusado (–69.800).

En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 490.300 personas (267.300 hombres y 222.900 mujeres). La tasa de variación anual de la ocupación es del 2,65%, lo que supone un descenso de 17 centésimas respecto del trimestre precedente.

La ocupación aumenta este trimestre en la Agricultura (43.700 más) y la Industria (40.700). Por el contrario, desciende en los Servicios (–124.300) y la Construcción (–10.900). En el último año el empleo ha subido en todos los sectores: en Servicios hay 289.700 ocupados más, en Industria 132.200, en Construcción 64.300 y en Agricultura 4.000 más. El empleo a tiempo completo disminuye este trimestre en 130.400 personas, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial aumenta en 79.600. El porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial sube 46 centésimas, hasta el 14,77%.

En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo se ha incrementado en 517.900 personas y el empleo a tiempo parcial ha bajado en 27.600. El número de asalariados crece este trimestre en 15.900. Los que tienen contrato indefinido aumentan en 118.800 mientras que los que disponen de contrato temporal descienden en 102.900. La tasa de temporalidad baja 67 centésimas, hasta el 26,71%.

En los 12 últimos meses el número de asalariados ha aumentado en 537.100. El empleo indefinido se ha incrementado en 357.900 personas y el temporal en 179.200. El número total de trabajadores por cuenta propia se reduce en 66.300 personas en variación trimestral.

El empleo privado desciende este trimestre en 63.500 personas, situándose en 15.923.600. El empleo público aumenta en 12.700, hasta 3.074.700.  El empleo del sector privado presenta una variación anual del 2,59% y el empleo público del 2,97%. En los 12 últimos meses la ocupación ha aumentado en 401.600 personas en el sector privado y en 88.600 en el público.

El paro sube este trimestre en 34.900 personas. El número total de parados se sitúa en 3.766.700. En términos relativos, el incremento trimestral del desempleo es del 0,94%. La tasa de paro aumenta 16 centésimas y se sitúa en el 16,55%. En los 12 últimos meses esta tasa ha bajado 2,09 puntos. Por sexo, el número de hombres en paro aumenta en 10.000 este trimestre, situándose en 1.820.600. Entre las mujeres el paro crece en 25.000, hasta 1.946.000. La tasa de paro femenina sube 14 centésimas y se sitúa en el 18,35%, mientras que la masculina lo hace en 17 centésimas y queda en el 14,97%.

Por edad, se observa un descenso del paro de este trimestre entre los menores de 25 años (20.900 parados menos). Por su parte, el número de parados sube en 47.200 entre las personas de 25 a 54 años y en 8.700 entre los de 55 y más años.

Por nacionalidad, este trimestre el paro prácticamente no varía entre los españoles, mientras que entre los extranjeros se incrementa en 35.300. La tasa de paro de la población española es del 15,57%, mientras que la de la población extranjera es del 23,57%. El desempleo disminuye este trimestre en la Agricultura (36.200 parados menos). Por su parte, en los Servicios el número de parados se incrementa en 71.800, en la Industria en 18.300 y en la Construcción en 7.800.

El paro se reduce en 25.900 entre las personas que buscan su primer empleo y prácticamente no cambia entre los que que perdieron su empleo hace más de un año. La evolución del paro en variación anual es del –11,12%. La cifra total de desempleados se ha reducido en 471.100 personas en un año, con un descenso de 274.400 en los hombres y de 196.700 entre las mujeres.

Por edad, la reducción anual del desempleo se produce en todos los grupos a partir de 20 años. El mayor descenso se da en el de 25-54 años (374.100 parados menos). En los 12 últimos meses el desempleo ha descendido en los Servicios (64.200 parados menos), la Construcción (–23.600) y la Agricultura (–18.600). En la Industria prácticamente no ha variado. Por su parte, el número de parados que ha perdido su empleo hace más de un año ha bajado en 334.400 y el de parados que buscan su primer empleo en 30.500.

La población activa experimenta un descenso de 15.900 personas en el cuarto trimestre y se sitúa en 22.765.000. El número de hombres activos baja en 71.300, mientras que el de mujeres activas aumenta en 55.400. Por nacionalidad, el número de activos aumenta este trimestre en 50.000 entre los extranjeros y disminuye en 65.900 entre los españoles.

La tasa de actividad baja 12 centésimas este trimestre, hasta el 58,80%. La de los hombres se reduce en 46 centésimas y se sitúa en el 64,57%. La femenina crece 20 centésimas, hasta el 53,33%. La tasa de actividad de los españoles baja 22 centésimas respecto del trimestre anterior y se sitúa en el 57,23%. La de los extranjeros se incrementa 66 centésimas, hasta el 73,19%. La diferencia de más de 15 puntos entre ambas tasas se explica, fundamentalmente, por la diferente estructura por edades de unos y otros. En términos anuales, la población activa ha crecido en 19.100 personas. La tasa de variación anual de los activos es del 0,08%.

El número de hogares se incrementa en 14.400 este trimestre y se sitúa en 18.529.700. De ellos, 4.727.900 son unipersonales. Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 16.700, hasta un total de 1.210.500. De ellos, 310.200 son unipersonales. Por su parte, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados desciende en 20.300, y se sitúa en 10.215.000. De ellos, 1.886.100 son unipersonales. En comparativa anual, el número de hogares con al menos un activo en los que todos los activos están en paro se ha reducido en 177.200, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados ha crecido en 331.300.

Comunitat Valenciana (21.800 ocupados más), Andalucía (19.300) y Canarias (16.600) presentan los mayores incrementos de ocupación este trimestre. Por su parte, Illes Balears (65.500 ocupados menos), Castilla y León (–20.900) y Galicia (–16.700) presentan los mayores descensos. En términos relativos, las comunidades con mayor aumento trimestral del empleo son La Rioja (2,06%), Canarias (1,95%) y País Vasco (1,19%). Por el contrario, los mayores descensos se observan en Illes Balears (–11,18%), Principado de Asturias (–2,39%) y Castilla y León (–2,12%).

En variación anual, los mayores incrementos de ocupación se observan en Andalucía (126.400 más), Cataluña (113.600) y Comunidad de Madrid (66.200). En cambio, la mayor bajada del número de ocupados se da en Castilla y León (7.100 menos). En términos relativos, las comunidades con los mayores aumentos anuales del empleo son Canarias (5,51%), Andalucía (4,44%) y Castilla-La Mancha (3,76%). En cambio, Principado de Asturias (–1,36%), Cantabria (–1,35%) y Castilla y León (–0,73%) presentan los mayores descensos.

Los resultados de ocupación de este apartado se presentan, como el resto de los datos EPA, en función de la comunidad autónoma de residencia de los entrevistados en la encuesta, no en función de la ubicación del centro de trabajo.

Las mayores bajadas del paro este trimestre se dan en Andalucía (–45.000 parados), Comunitat Valenciana (–17.200) y País Vasco (–10.000). Por su parte, los mayores incrementos se producen en Comunidad de Madrid (51.800 parados más), Castilla-La Mancha (15.500) e Illes Balears (15.400).

En variación anual, el paro baja en casi todas las comunidades. Los mayores descensos se dan en Andalucía (–159.700), Cataluña (–79.200) y Comunitat Valenciana (–57.400). Comunidad Foral de Navarra (9,63%), País Vasco (10,57%) y Aragón (11,37%) registran las tasas de paro más bajas este trimestre. En el extremo opuesto, Extremadura (25,12%), Andalucía (24,43%) y Canarias (22,04%) presentan las más elevadas.

Los mayores incrementos de la actividad en este trimestre se dan en Comunidad de Madrid (36.400 activos más), Canarias (23.800) y Castilla-La Mancha (22.300). Los mayores descensos se registran en Illes Balears (–50.100), Andalucía (–25.700) y Galicia (–16.400). En los 12 últimos meses, Comunidad de Madrid (43.600 activos más), Cataluña (34.400) y Canarias (18.000) presentan los mayores incrementos del número de activos. En cambio, los mayores descensos se dan en Andalucía (–33.400), Castilla y León (–22.800) y Galicia (–15.900). Las tasas de actividad oscilan este trimestre entre el 63,32% de Comunidad de Madrid y el 50,67% de Principado de Asturias.

En el cuarto trimestre de 2017 la tasa de variación trimestral del empleo en términos desestacionalizados es del 0,39%. En cuanto a los resultados desestacionalizados de paro, se observa un descenso del 1,65%.

El flujo total de entrada a la ocupación en el cuarto trimestre de 2017 es de 1.334.300 personas, cifra inferior en 22.600 a la del mismo trimestre del año anterior. Por su parte, el flujo de salida de la ocupación es de 1.385.000, lo que supone 45.200 más que en el mismo trimestre de 2016.

El número de personas que estaban paradas hace tres meses y ahora no lo están se sitúa en 1.476.700, cifra inferior en 137.800 personas a la del mismo periodo de 2016. Por su parte, el flujo total de entradas al paro alcanza las 1.572.600 personas, lo que supone 18.100 personas más que en el cuarto trimestre de 2016.

Las entradas a la actividad en este trimestre son 1.260.000, cifra superior en 81.300 a la del cuarto trimestre de 2016. Por su parte, un total de 1.353.000 personas han salido de la actividad este cuarto trimestre, frente a las 1.342.400 que lo hicieron el mismo periodo de 2016 (es decir, 10.600 más). El flujo de salida de la ocupación a la inactividad de los mayores de 60 años es de 95.100 personas este trimestre. Esta cifra es superior en 4.400 a la observada en el cuarto trimestre de 2016. Los menores de 25 años que se incorporan directamente a la ocupación desde la inactividad este trimestre son 112.900, cifra superior en 25.600 a la del cuarto trimestre de 2016.

La tasa de paro en la Comunidad de Madrid se ha reducido en casi un punto en el último año, hasta el 13,75 %, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística. La tasa de paro de Madrid es 2,8 puntos porcentuales inferior a la media nacional, que se sitúa en el cuarto trimestre del año en el 16,55 %.

Según la EPA, en el último año se ha registrado un aumento de 66.200 ocupados (+2,31 %) en la Comunidad de Madrid hasta alcanzar 2.927.000 de personas ocupadas, en línea con el crecimiento registrado en España en el conjunto de 2017, con un aumento de 490.300 (un 2,65 %) hasta 18.998.400 personas. Si se toma solo la cifra del cuatro trimestre de 2017, la ocupación ha descendido en la región en 15.400 personas (-0,52%), mientras en España el número de ocupados ha descendido en 50.900 personas.

Según la Encuesta, el empleo de la región es estable, ya que el 81,8 % de las personas que están trabajando en la Comunidad de Madrid tienen contrato indefinido, más de ocho de cada diez personas. La encuesta también destaca la alta tasa de actividad de la región, el 63,32 %, la mayor de todas las comunidades, 4,12 puntos por encima de la de España (58,8 %). En el último año la población activa ha crecido en 43.600 personas en la región.

Asimismo, la tasa de empleo –que mide qué proporción de la población en edad de trabajar tiene un empleo- se sitúa en el 54,62 %, también la más alta de todas las comunidades autónomas y casi 6 puntos superior a la de España (48,07 %). En lo que respecta al paro, en la Comunidad de Madrid ha descendido un 4,62 % en términos interanuales tras reducirse en 22.600 personas en el último año. De esta manera, la Comunidad de Madrid acumula cuatro años con descensos interanuales del paro. La EPA del cuarto trimestre de 2017 deja el número de parados en nuestra región en 466.500 personas, tras aumentar en 51.800 personas en el último trimestre.

Asimismo, y en lo que respecta al último año registrado, ha descendido en 37.600 personas el número de parados de la Comunidad de Madrid que buscan su primer empleo. Por último, en la región hay 134.000 hogares con todos sus miembros en paro, que suponen el 5,16 % del total de hogares madrileños. La tasa madrileña es 1,34 puntos porcentuales menor que la de España, cuya ratio se sitúa en el 6,5 % con un total de 1.210.500 hogares con todos sus miembros en situación de desempleo.

2017 terminó en la Comunidad de Madrid con 466.300 personas desempleadas. Esta cifra supone un aumento del desempleo de 51.800 personas respecto al tercer trimestre y una reducción de 22.600 a lo largo del año. Por lo tanto, Madrid se sitúa lejos de un escenario de recuperación del empleo y queda todavía inmersa en los efectos de la crisis. Respecto a 2007, Madrid sigue teniendo 251.200 parados más y aún no se han recuperado ni la actividad ni el empleo que se registraba hace justo una década.

La década 2007-2017 ha supuesto un retroceso en todos los indicadores de empleo para la región, que tiene 251.200 parados más, una tasa de paro de 13,75 % frente al 6,4% de tasa de paro de 2007, menos ocupados y una tasa de actividad inferior a la de hace una década. Además el porcentaje de hogares con todos los miembros activos en paro sigue siendo superior (6,80 frente al 2.44 de 2007) y también los que tienen la mitad o más en situación de desempleo (16,05 frente al 7,28 de 2007).

Respecto a la ocupación, desciende en este trimestre en 15.400 personas y crece en el último año en 66.200 personas hasta situarse en 2.927.000 personas ocupadas. Pero con respecto a toda la ocupación perdida durante la crisis aún se está lejos de recuperarla. Con respecto al cuarto trimestre de 2007 hay todavía 223.000 ocupaciones menos.

Es necesario tener en cuenta esta situación para valorar de forma adecuada los últimos datos. Madrid reduce las cifras de personas desempleadas, pero lentamente y arrastrando una grave situación de desempleo, de personas que han perdido su puesto de trabajo en los últimos años y que no tienen en el mercado de trabajo actual oportunidades.

De hecho la característica diferencial de nuestro mercado de trabajo respecto a la situación que se vivía antes de la crisis es, precisamente, una gran bolsa de desempleo de larga duración, que en su mayoría han agotado las prestaciones. Los parados de larga duración suponen hoy 231.000 y multiplican por cinco los que había hace una década. Y este hecho supone para la Comunidad de Madrid un grave riesgo de desigualdad y falta de cohesión, por lo que CCOO viene advirtiendo que no habrá una recuperación suficiente y ésta no será duradera si no se abordan los graves efectos de la crisis que todavía perduran, especialmente la protección y el apoyo al empleo de los parados de larga duración y en más grave situación de riesgo. Hay que recordar que las personas con prestación por desempleo en nuestra región han seguido cayendo y que, según el último dato (noviembre 2017) reciben prestación 173.278 personas desempleadas, de las cuales solo reciben una prestación contributiva 98.940 personas y, el resto, son beneficiarios de un subsidio.

A esto hay que unir la situación de los hogares en las que todos o la mayor parte de sus miembros están en paro. Aunque alcanzó su peor dato en 2013 hoy sigue siendo muy superior al dato previo a la crisis, con más de un 16% de hogares con la mitad o más de sus miembros activos en paro y casi un 7% con todos ellos en paro.

La tasa de actividad al finalizar el año es de 63,32%. Esta tasa ha tenido un mal comportamiento incluso en los años en que crecía la economía y el empleo. Al finalizar 2017 no solo hay una tasa de actividad inferior a la que había al finalizar 2007 (64,99%) sino que a lo largo de los nueve primeros meses de 2017 ha habido las tasas de actividad más bajas de toda le década y esto ha sido en parte responsable del descenso de la tasa de desempleo, al retirarse un volumen importante de personas desempleadas de la búsqueda de empleo.

Además, con la mejora en los datos de empleo, la brecha entre hombres y mujeres se ha acrecentado, siendo ahora de 68,24% la tasa de actividad entre los hombres y de 58,90% la de las mujeres. Esta situación es reflejo del desánimo de muchas personas desempleadas, mayor entre las mujeres que, como muestran el resto de indicadores, tienen menos oportunidades en el mercado de trabajo.

CCOO de Madrid tiene como uno de los retos del mundo del trabajo avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres y denunciar la brecha de género: las mujeres tienen una tasa de desempleo mayor que los hombres (14,53% frente al 13% respectivamente) y creciente desde 2014, después de que, en los peores años de la crisis y como consecuencia de la gran destrucción de empleos que afectó proporcionalmente más a los hombres, la brecha se cerrase. También la tasa de empleo es más reducida entre las mujeres (50,34% en las mujeres y 59,37% en hombres). Son además las mujeres las que más sufren la temporalidad, las jornadas parciales y los bajos salarios. Para CCOO es un signo de alarma que la salida de la crisis se está sustentando en los mismos elementos que generaron, al inicio de esta, un mercado de trabajo vulnerable, como es, precisamente, la desigualdad entre hombres y mujeres.

La otra característica preocupante de nuestro mercado de trabajo es el alto nivel de precariedad. La destrucción de empleo vivida en los primeros años de la crisis dejó sin empleo a muchos de estos trabajadores precarios, lo que supuso una reducción del peso de los trabajadores temporales. Pero ahora, favorecido por los cambios que supusieron en el mercado de trabajo la reforma de 2012, el empleo vuelve sustentarse en un crecimiento de la temporalidad, que ha crecido en Madrid 2 puntos desde 2013 (momento en que empieza a recuperarse lentamente el empleo) y se sitúa ahora en el 18,2% de las personas asalariadas. En 2017 se firmaron en Madrid 2,6 millones de contratos. De ellos, más de 2,1 fueron contratos temporales. Paralelamente crece el número de trabajadores que encadenan contratos (al finalizar el tercer trimestre de 2016 eran ya 190.000 y es una cifra que no ha dejado de crecer en todo el 2017). En cuanto a las jornadas parciales, afecta al 13,3% de las personas ocupadas, pero significativamente más a las mujeres, que casi triplican a los hombres en estas ocupaciones.

En cuanto a sectores, 2,5 de los 2,9 millones de ocupados de Madrid están en el sector de los servicios y es éste el único sector que más crece, superando ahora los ocupados que tenía en 2008. La industria con 262.000 ocupados crece con respecto a 2016 en 20.600 personas y construcción alcanza 154.000 ocupados (un crecimiento de 12.400), pero ninguno de los dos sectores ha recuperado el empleo perdido durante la crisis. Sólo la agricultura, con un escasísimo peso en Madrid sigue perdiendo ocupaciones.

Ante esta situación, CCOO valora los datos de la EPA del cuarto trimestre como muy negativos. No se podrá consolidar una recuperación duradera si no se hace sobre una base de empleo de calidad (atajando la temporalidad, las jornadas parciales y los bajos salarios) y reduciendo la brecha de género y desigualdad laboral y social, elementos que la Secretaria de Empleo de CCOO de Madrid sitúa como objetivos prioritarios.

Por ello CCOO reclama avanzar en la políticas de empleo dirigidas a las personas paradas, priorizando a aquellas con más dificultades en el mercado de trabajo, pero también en políticas de protección social para aquellos que están sufriendo la crisis y políticas económicas, que, enterrando el modelo de austeridad, promuevan el crecimiento del empleo público y de los sectores de mayor valor añadido.

La variación interanual del desempleo en la ciudad de Madrid revela un descenso 10,6%, lo que representa 23.500 parados menos que hace un año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cuarto trimestre de 2017. Y la tasa de paro retrocede hasta el 12,5%, lo que reduce en 1,9 puntos la de hace un año, mientras que la de la Comunidad de Madrid se sitúa en el 13,7% y la tasa de paro del conjunto de España está en el 16,5%.

Respecto a la población activa de la capital, ha aumentado un 3,3% interanual, es decir, hay 50.500 activos más. La EPA recoge que el número de activos ha crecido en 10.300 personas sobre el trimestre anterior y se sitúa en 1.595.700.

Las cifras también indican que las personas ocupadas en la capital han aumentado en 74.000 respecto al mismo periodo del año anterior, significativamente por encima del conjunto de la Comunidad de Madrid y España. Concretamente, la variación interanual de 74.000 personas empleadas más equivale a un ascenso del 5,6%, frente al incremento del 2,3% (66.200) registrado en la Comunidad y el 2,6% (490.300) de España.

A continuación se detallan los datos por actividad, ocupación y desempleo:

El número de activos aumenta en 10.300 personas en la metrópolisobre el trimestre anterior (0,6%), situándose en 1.595.700. Respecto al mismo periodo de 2016, ascienden un 3,3%, un punto más que un trimestre antes, lo que supone 50.500 activos más.

La tasa de actividad se sitúa en el 61,4%, dos décimas por encima del trimestre anterior y 1,2 puntos también más en comparación con las cifras de hace un año.

En la Comunidad de Madrid los activos registran un aumento del 1,1%, 36.400 más, en relación con el trimestre anterior, llegando la población activa en 3.393.500 personas. Respecto a hace un año hay un crecimiento de 43.600 activos, un 1,3%. La tasa de actividad en la Comunidad de Madrid se sitúa en el 63,3%, una décima más alta que la de hace un año.

En España la población activa desciende en 15.900 personas (0,1%) respecto al trimestre anterior, situándose la cifra de población activa en 22.765.000. Respecto de hace un año aumenta en 19.100 personas, una variación del 0,1%. La tasa de actividad se sitúa en el 58,8%, dos décimas por debajo de la de hace un año.

La ocupación disminuyeen la capital en 8.900 personas respecto al trimestre anterior (0,6%), situándose en 1.396.700. La variación interanual es de 74.000 personas empleadas más, equivalente a un ascenso del 5,6%, un punto inferior a la de un trimestre antes.

En la Comunidad de Madrid hay 15.400 personas ocupadas menos que en el trimestre anterior (0,5% de descenso de ocupación), situándose la cifra de la población empleada en 2.927.000. Respecto a hace un año aumenta en 66.200 personas (2,3%).

Y en España, las personas ocupadas descienden en 50.800 respecto al trimestre anterior (0,3%) situándose la cifra de población ocupada en 18.998.400. En la comparativa con el mismo periodo de hace un año, sube en 490.300 personas (2,6%).

El número de personas paradas en la ciudad de Madrid asciende en 19.200, un 10,7% más respecto al tercer trimestre. La variación interanual refleja una caída del 10,6%, 11,5 puntos menos negativa que la del trimestre anterior, lo que representa 23.500 parados menos que hace un año.

La tasa de paro se sitúa en el 12,5%, 1,2 puntos por encima de la de un trimestre antes y 1,9 por debajo en comparación con la de hace un año.

En la Comunidad de Madrid la población parada aumenta en 51.700 personas, un 12,5% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra en 466.500. Sobre los datos de hace un año hay una bajada de 22.600 personas (4,6%). La tasa de paro se sitúa en el 13,7%, 1,3 puntos por encima del trimestre anterior y 0,9 por debajo de hace un año.

La EPA refleja que en Españaaumentan las personas desempleadas en 35.000, un 0,9% más sobre el trimestre anterior, situándose la cifra de en 3.766.700. Y en la comparativa con los datos de hace un año se produce una disminución de 471.100 personas, un 11,1%. La tasa de paro nacional se sitúa en el 16,5%, una décima por encima del trimestre anterior y 2,1 puntos por debajo de hace un año.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas