x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Ago
2016
Carolina Marín suma el sexto oro en la antepenúltima jornada de los Juegos PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por COEBea Pascual conseguía un diploma en 29km marcha y los piragüistas completaban el pleno de finalistas

En los Juegos Olímpicos no hay rival débil, y mucho menos en la final de un campeonato. Eso mismo es lo que descubría Carolina Marín en la final de Badminton femenino, en el que una totalmente desconocida Sindhu Pusarla puso contra las cuerdas a la española.

Y es que los rankings no tienen valor cuando comienza el partido, y la número nueve del mundo no tuvo demasiados problemas en ganar el primer set a una Marín totalmente desconcertada. Por suerte para la española, el segundo set comenzaba mucho mejor, y Carolina lograba igualar el partido sin demasiados problemas.

Pero la sorpresa llegaba en el tercer set, cuando la hindú sacó todo su potencial volviendo a poner en apuros a la que ayer ganó a la campeona olímpica (por cierto, la china renunció a jugar el partido por el bronce a causa de su lesión). Carolina, por supuesto, no se rindió y tiró de casta peleando cada punto y haciendo a España vibrar con un deporte tan minoritario como el bádminton.

La número 1 del mundo de bádminton sufrió para lograr la victoria ante la hindú Sindhu Pusarla, cediendo el primer set por 21-19. En el segundo, demostró por qué lo ha logrado todo en su deporte y puso el empate en el marcador, llevándose la manga por 21-12.

Y al final el cansancio hizo mella en la hindú, que vio como Marín se escapaba en el marcador para terminar el set con un 21-15.La medalla de oro es la primera conseguida por el badminton español en su historia, y la undécima que suma España en Río. Marín, además, suma la triple corona, al convertirse en muy poco tiempo en campeona de Europa, campeona del mundo, y campeona olímpica.

Elegida embajadora de Turismo de la Comunidad de Madrid, Carolina nació en Huelva en 1993 y con 13 años se trasladó a Madrid, región en la que actualmente reside y que la ha visto crecer personal y profesionalmente hasta convertirse en la mejor jugadora de bádminton del mundo.

Marín se suma a la lista de deportistas madrileños que también han obtenido trofeos en estos juegos como la taekwondista Eva Cobo, medalla de plata, o el piragüista Saúl Craviotto, que ha ganado el oro olímpico en la prueba K2 200 m junto a Cristian Toro. Desde el año 2010 Craviotto forma parte del Club Deportivo Canal, una entidad que lleva cerca de 40 años promoviendo la práctica del deporte entre los madrileños a través de escuelas en varias disciplinas como la de vela, remo y atletismo.

Y al margen de Carolina Marín la jornada dejaba un nuevo diploma olímpico, el conseguido por Beatriz Pascual en la prueba de los 20 km marcha. La española entraba en octava posición tras terminar una prueba durísima en la que las tres españolas comenzaron en las primeras posiciones. En la prueba masculina, Jesús Ángel García Bragado se convertía en el único español capaz de terminar una prueba en la que el calor sofocante provocó el abandono de los otros dos españoles. Bragado tiró de pundonor para entrar en la historia, al convertirse en el primer atleta que ha competido en siete ediciones de los Juegos Olímpicos.

Por otra parte, Saul Craviotto en el K-1 200; y el equipo español del K-4 1000 lograban meterse en las finales que se disputarán hoy consiguiendo algo muy difícil de conseguir por una delegación olímpica: todos sus piragüistas han logrado clasificarse para la final en cada una de las categorías.

Sergio Álvarez, por su parte, no lograba pasar del puesto vigésimo en la finalísima de saltos de Hípica después de colarse en ella con un recorrido perfecto. Ya en la final derribó dos listones y tuvo nueve puntos de penalización. Tampoco fue un buen día para las golfistas, que terminaban en los puestos 15 y 39 antes de la decisiva cuarta jornada; ni para el luchador Taymuraz Friev, que perdía toda opción de medalla tras perder su primer combate y ver como su verdugo era eliminado en cuartos de final. Por último, la ÑBA no era capaz de derrotar a la todopoderosa Estados Unidos, y luchará por el bronce en la tarde del domingo contra Australia.

La onubense Carolina Marín ya había dejado claro que venía a Río a por el oro, y así lo ha demostrado sobre la pista, luchando hasta el último punto de la final olímpica. Marín ha vuelto a hacer historia después de convertirse en la primera campeona olímpica no asiática de la historia derrotando a la india Shindu Pusarla en tres sets (19-21, 21-12 y 21-15), logrando además el sexto oro –y undécima medalla en Río- para el Equipo Olímpico Español.

En la competición femenina de Golf, tanto Azahara Muñoz como Carlota Ciganda se han alejado casi de forma definitiva de la lucha por las medallas a falta de la última jornada de competición después de firmar sendas tarjetas sobre par. Muñoz ocupa en estos momentos la decimoquinta plaza con un global de -3 golpes (a ocho de la líder) mientras que Ciganda está en el lugar 39 con un +4 después de haber cerrado la tercera ronda con 7 sobre par.

Despedida por la puerta grande para Chuso García Bragado de su séptima participación en unos Juegos Olímpicos después de haber finalizado en vigésima plaza los 50 kilómetros marcha. El veterano atleta de 47 años ha hecho una carrera de menos a más y ha ido recuperando posiciones desde el kilómetro 5, en el que pasaba en el puesto 56, hasta acabar entrando en el Top20 de la prueba. Por su parte, tanto Miguel Ángel López como José Ignacio Díaz han abandonado.

Buenas noticias desde la Lagoa, donde se celebran las pruebas de piragüismo en aguas tranquilas, ya que tanto Saúl Craviotto en los 200m sprint masculinos como el K4 1000m se han clasificado para disputar mañana sábado las finales de sus competiciones. Craviotto, que busca su segunda medalla en Rio tras el oro cosechado en la jornada de ayer, concluía segundo en su eliminatoria y tercero en su semifinal, mientras que los chicos del K4 finalizaban las series terceros y la semifinal en segundo lugar tras remontar desde la cuarta plaza.

Después de haber acabado la primera ronda de la calificación sin ningún error y la segunda con 9 puntos, Sergio Álvarez Moya ha acabado la competición de saltos de equitación en vigésima posición en el binomio que forma con ‘Carlo 273’. La última ronda por las medallas se la han disputado seis jinetes que habían finalizado las dos mangas con 0 puntos de penalización.

El único español representante en la competición de Lucha libre olímpica, Taimuraz Friev, ha quedado eliminado de la prueba en el primer combate tras perderlo ante el cubano Livan López en los puntos por 3-1. El luchador del Club de Lluita La Mina de Sant Adrià de Besós (Barcelona) no pudo ni disputar la repesca, ya que su rival acabó perdiendo en la siguiente ronda y se quedó sin optar al bronce.

En Gimnasia rítmica, la leonesa Carolina Rodríguez ha hecho historia en Río al convertirse en la deportista con mayor edad (30 años) en meterse en una final olímpica. Rodríguez empezaba sumando 17.566 en aro y continuaba con una nota de 17.750 en pelota, 17.833 en mazas –donde marcó la quinta mejor puntuación- y 17.366 en la cinta, con lo que sumó un total de 70.515 y pasó a la final en séptima posición en una prueba dominada por las gimnastas del Este.

Beatriz Pascual ha sumado su tercer diploma olímpico a su dilatado palmarés después de finalizar en octava posición en los 20 kilómetros marcha femeninos, con una marca de 1:30.24. La marchadora de Viladecans formó junto a Raquel González del grupo de favoritas durante buena parte de la competición y pudo aguantar con ellas hasta el kilómetro 13 para acabar firmando 1:30.24. González, que se había descolgado poco antes, entró en vigésimo lugar con 1:28.35. La tercera española en liza, Julia Takacs, entró en el puesto 33 con 1:35.45.

En Baloncesto, por terceros Juegos Olímpicos consecutivos, España se cruzaba con Estados Unidos en la lucha por las medallas y el partido acabó del bando de los estadounidenses por un ajustado 82-76, el marcador más ajustado de los norteamericanos en toda la competición de Rio. Los de Sergio Scariolo estuvieron en el partido en todo momento e incluso en los momentos finales pudieron acercarse mucho más en el marcador, pero la gran labor reboteadora del Dream Team pudo con ellos. España luchará ahora por la medalla de bronce ante la selección de Australia. 

Quinta plaza final para la selección femenina de waterpolo después de derrotar al combinado de Australia, otra de las favoritas a las medallas, por 12 goles a 10. Las australianas fueron las que empezaron dominando el choque en los primeros instantes y rápidamente se marcharon de dos tantos (3-1) en el quinto minuto de partido. La reacción para las de Miki Oca llegó poco antes del descanso, cuando Maica García igualaba el choque a 7 goles y antes de finalizar el tercer parcial dos dianas más de Roser Tarragó colocaban el 8-10 para España. Precisamente la mataronesa se convirtió ayer en la máxima anotadora del equipo español con 7 dianas.

Y en cuanto a lo que ocurre en Río, ayer el gran protagonista volvió a ser Ryan Lochte, ya que el nadador reconocía, desde Estados Unidos, que la versión del atraco no era cierta, y que lo que ocurrió fue que pagaron a los guardas de seguridad de una gasolinera tras destrozar un baño. El Comité Olímpico de Estados Unidos corroboraba la versión de su nadador y conseguía que Río dejase salir del país a los dos nadadores retenidos desde hace dos días. El cuarto de ellos, que sí se quedará en Río hasta el domingo, anunciaba ayer que pagará 11.000 dolares con destino a una ONG.

Y de un gran nombre a otro: Yelena Isinbayeva, la reina de la pértiga que se quedó fuera de los Juegos tras la suspensión cautelar de todos los atletas rusos, anunciaba ayer que se retira de la competición y que no estará en Pekin 2020. Pero además Isinbayeva dejaba el atletismo anunciando que “Dios juzgará a la Federación de Atletismo”.

El tercer gran nombre del día es el de Edson Arantes do Nascimento, que anunciaba ayer que tampoco estará en la Ceremonia de Clausura de mañana. El motivo oficial siguen siendo los motivos de salud que esgrimió para no encender el pebetero en la Inauguración, pero todo apunta a una falta de entendimiento entre sus patrocinadores y los organizadores de los Juegos. Quienes sí estarán en la última noche de Río serán el DJ Kygo y Julia Michaels. Sonada será la ausencia del presidente interino Michel Temer, que no acudirá a la cita después del sonoro abucheo que recibió en la inauguración. Tampoco estarán los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rouseff.

Más cosas. El Presidente del Comité Olímpico Irlandés, Patrick Hickey, ingresaba, a pesar de tener 72 años e ir en silla de ruedas, en una cárcel de máxima seguridad de Río dentro de la investigación de la trama de reventa de entradas. La polémica decisión del país carioca enseguida era denunciada por el Comité Irlandés que considera “desproporcionada” la medida, y ya ha anunciado que iniciará una investigación independiente sobre el asunto del que se acusa a su Presidente.

Y en medio de la detención de atletas, el incremento de la inseguridad, las faltas de respeto de los espectadores, y los muchos problemas del tráfico, el país sigue buscando una forma de evitar algo que, hoy por hoy, parece inevitable: la suspensión de los Juegos Paralímpicos. Y es que el anuncio de Petrobras de que se haría cargo de la financiación no fue otra cosa que eso, un anuncio, ya que la delicada situación financiera de la pública lo hace prácticamente imposible. Ahora el Gobierno brasileño busca una alternativa, a través de otras empresas públicas como “Embratur” para garantizar la celebración de unos Juegos que deberían comenzar el próximo 7 de septiembre.

Y a 24 horas de que terminen los Juegos de Río, las opciones de medalla para España también van disminuyendo. Hoy serán las chicas de Baloncesto las que sumen oro o plata tras su enfrentamiento con Estados Unidos. También Ruth Beitia busca subirse a lo más alto del pódium en la final de salto de altura. Tras ser recalificado también David Bustos buscará hacer historia en la final de 1.500 metros y en piragüismo hoy es el día de Saul Craviotto en el K-1 200, y del K-4 1000.

En Gimnasia Rítmica Carolina Rodríguez buscará hacerse con medalla tras meterse en la final individual, mientras que las golfistas intentarán mejorar su clasificación durante la cuarta y última jornada del campeonato. También hoy sábado es el día de las triatletas Miriam Casillas, Ainhoa Murua y Carolina Routier.

Las once medallas de España le permiten mantener el puesto número 13 un día más en un medallero que sigue siendo liderado por Estados Unidos con 105 medallas, 38 de oro, 35 de plata y 32 de bronce. En segunda posición Gran Bretaña se distancia un poco de China, al sumar dos oros más que su rival asiático, mientras que en la cuarta Alemania supera en un oro a Rusia. A falta de dos días de competición ya son 84 los países con premio en estos Juegos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas