x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
Ago
2016
Oro en piragüismo, plata y bronce en taekwondo y otras dos medallas aseguradas, balance del “superjueves” olímpico PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por COE

Saul Craviotto, Cristian Toro, Joel González, Eva Calvo, Carolina Marín y la selección de Baloncesto se llevan medalla en una jornada histórica

 

Sobre el papel el “superjueves” olímpico pintaba bien, pero era necesario concretarlo en medallas, y así ocurrió en una jornada histórica para el deporte olímpico español: tres medallas, un oro, una plata y un bronce; otras dos medallas aseguradas; y tres nuevos diplomas subieron al medallero llevando el total español a las nueve preseas.

La jornada comenzaba de la mejor forma posible: Saul Craviotto y Cristian Toro abrían el medallero con un oro en la modalidad del K-200 de piragüismo, una modalidad en la que, hasta ahora, España no había conseguido metales olímpicos.

Craviotto y Toro dominaban desde el comienzo la carrera, aumentando de forma progresiva el ritmo para dejar sin opciones a sus rivales y convertirse en campeones olímpicos de piragüismo, un deporte que está un comportamiento espectacular en estos juegos, ya que suman tres oros con el conseguido esta mañana, que se suma a los logrados por Maialen Chourraut en aguas bravas y Marcus Walz en K-1 mil metros.

Los palistas españoles Saúl Craviotto y Cristian Toro se han proclamado campeones olímpicos del K2 200 metros tras imponerse a los británicos Liam Heath y Jon Chofield y a los lituanos Aurimas Lankas y Edvinas Ramanauskas.

Esta es la tercera medalla para un Craviotto que se confirma como uno de los grandes líderes del #TeamESP. Por su parte, para Toro es la primera presea en su debut en unos Juegos. Además, supone el cuarto metal dorado para el piragüismo sprint español, tras los logrados por David Cal en el C1 1000 de Atenas, el del propio Craviotto y Carlos Pérez Rial en el K2 500 de Pekín y el de Marcus Cooper Walz en estos Juegos de Río.

Tras la prueba, los campeones se mostraban muy contentos por el éxito conseguido. Craviotto, que también luchará por la medalla en el K1 200m, avisa que después de este oro "han despertado a la bestia". El joven Cristian Toro aseguró que no terminaba de "asimilar este oro" y que se encuentra en una nube.

Eso sí, el piragüismo también dejaba a las puertas de la medalla al primer finalista de la jornada, un Sete Benavides que entraba en cuarta posición, y pegado al brasileño, en la final del C-1 200. Tanto es así que los jueces tuvieron que recurrir a la “photo finish” para darle el bronce al brasileño en detrimento del español.

Y si la mañana comenzaba con buenas noticias en el agua, continuaba, muy pocos minutos después, con la clasificación de Carolina Marín para la final de Badminton individual femenino. La española luchará hoy por el oro tras derrotar a la campeona olímpica, que se lesionó durante el combate con Marín.

Tras un pequeño descanso, otra opción de medalla se convertía en diploma. Los triatletas no lograban entrar en el grupo de cabeza y debían conformarse con el diploma olímpico conseguido por Mario Mola al entrar en octava posición.

También diploma que sabe a poco el que se llevaban las 49ers españolas tras quedar en cuarta posición tras la disputa de la “medal race”, y es que la suerte no les acompañó en la regata decisiva. El barco británico bloqueaba la salida de las españolas sirviéndole en bandeja la victoria a las brasileñas. Sus compañeros de la medal race masculina terminaban novenos y se quedaban sin diploma.

Las chicas del baloncesto se aseguraban, al menos, la plata, tras derrotar a Serbia de forma contundente en su partido de semifinales; mientras que Ruth Beitia no tenía ningún problema para meterse en la final del salto de altura en una jornada en la que el resto de españoles no consiguió pasar de primera ronda, a excepción de un David Bustos que fue repescado para la final tras caerse durante su semifinal.

El golf, no tan bien como el día anterior, enviaba a las españolas a los puestos 13 y 22; mientras que el Taekwondo, ya de madrugada, dejaba otras dos grandes alegrías para el deporte español: Eva Calvo se colgaba la medalla de plata tras alcanzar la final de -57 kilos; mientras que Joel González se llevaba un bronce en -68kg.

Así, y después de pasarse el día compitiendo, Eva Calvo llegaba a la final donde la esperaba la mismísima campeona olímpica, una Jade Jones que salió a por todas desde el primer momento y no dio opción a la española. Eva, aunque consiguió empatar en el segundo asalto, no fue capaz de frenar las patadas de su rival, teniendo que conformarse con la medalla de bronce.

Su compañero, el medallista olímpico Joel González, no conseguía ganar su semifinal y luchaba por el bronce en la repesca, en su estreno en la categoría de -68kg, y lo hacía con el mejor resultado posible. El taekwondista revalidaba su bronce olímpico tras derrotar a un venezolano que le puso contra las cuerdas buscando el empate en el último segundo.

El Equipo Olímpico Español ha cerrado la decimotercera jornada de competición sumando tres preseas más a su casillero, el oro del K2 de Saúl Craviotto y Cristian Toro en Piragüismo, y la plata y el bronce conseguidos respectivamente por Eva Calvo y Joel González en taekwondo. En este ‘Superjueves’ con numerosas opciones de medalla también se han asegurado otras dos más, ya que Carolina Marín jugará la final de bádminton y el equipo femenino de baloncesto ya está en la lucha por el oro ante Estados Unidos.

El K2 de Saúl Craviotto y Cristian Toro ha conseguido la quinta medalla de oro del Equipo Olímpico Español en Río. Los españoles han dominado la prueba más explosiva de la competición imponiéndose con casi tres décimas de diferencia ante Gran Bretaña y Lituania, que se han repartido la plata y el bronce con sólo 14 milésimas de distancia. Por su parte, el otro finalista español de la jornada, Sete Benavides se ha quedado a tan sólo 21 milésimas de la medalla de bronce en el sprint masculino de 200m.

El Taekwondo ha vuelto a dar dos medallas al olimpismo español después de la plata conseguida por Eva Calvo en -57kg al perder el combate final ante la británica Jade Jones y del bronce de Joel González en -68kg derrotando al venezolano Edgar Contreras por 4-3 en una de las categorías más duras de la competición, ya que ha contado con la presencia de seis medallistas de Londres 2012. González, además, se ha convertido en el primer y único taekwondista español en repetir medallas cuatro años después.

Carolina Marín se ha clasificado para la final femenina de Bádminton después de imponerse a la china Xuerui Li, cabeza de serie número 3 del torneo, en dos sets (21-14) en el que ha sido el partido más largo de los disputados hasta la fecha por la onubense, con una duración de 57 minutos. Su rival en la final será la indonesia Sindhu Pusarla, cabeza de serie número 9 del torneo, que se ha impuesto a la japonesa Nozomi Okuhara en dos sets (21-19 y 21-10).

En Vela, Tamara Echegoyen y Berta Betanzos se quedaron con la miel en los labios para subir al podio en la clase 49er FX. De las únicas cuatro candidatas que había para lograr medalla tras la jornada de ayer, han sido las únicas que se quedaron sin presea. Las españolas, que partían en primer lugar, dependían de sí mismas para colgarse el oro en la ‘Medal Race’, pero una mala salida les ha relegado a la séptima plaza en el día de hoy, quedando fuera del podio.

En Atletismo, David Bustos ha conseguido meterse en la final de los 1.500 metros después de una recalificación después de haber tropezado en su semifinal a falta de 200 metros para la línea de llegada. De este modo, mañana habrá 13 competidores en lugar de los 12 habituales en la línea de salida. En la prueba de decathlon, Pau Tonnesen ha finalizado en decimoséptima posición muy cerquita de superar la barrera de los 8.000 puntos, dejando su marca final en 7.982, a 911 del líder, el estadounidense Ashton Eaton, que ha igualado el récord olímpico.

En las jornadas matinales, Ruth Beitia se clasificaba para la final del salto de altura después de pasar el corte de 1,94 metros. La cántabra ha liderado el grupo de 17 finalistas de la prueba. En lanzamiento de peso, ni Borja Vivas ni Carlos Tobalina podían pasar a la final de la prueba. Vivas se quedaba a escasamente 15 centímetros del corte, tan sólo 2 puestos fuera de estar entre los 12 mejores del mundo (20.25cm) mientras que Tobalina finalizaba en decimoséptimo lugar con 19.98cm.

En la segunda jornada del torneo de Golf femenino Azahara Muñoz se ha colocado como la primera española en la clasificación después de firmar una tarjeta con 2 golpes bajo par y ponerse en decimotercera posición con -5. Por su parte, Carlota Ciganda ha descendido en la tabla al acabar con un golpe sobre par en el día de hoy, -3 en el cómputo general, en vigesimosegunda plaza.

Diploma olímpico para el mallorquín Mario Mola en la Triatlón masculina después de haber finalizado la competición en octavo lugar. Mola, que salía muy bien posicionado después del segmento de agua perdiendo escasamente 20 segundos con el grupo de cabeza, se ha quedado descolgado definitivamente de la lucha por las medallas en el segmento ciclista, ya que en su grupo no hubo ningún entendimiento para dar caza a la decena de escapados, liderados por los hermanos Brownlee. Fernando Alarza, que llegaba a la segunda transición en un tercer grupo, era decimoctavo, mientras que el canario Vicente Hernández concluía vigesimoséptimo.

En Baloncesto femenino las españolas han derrotado por segunda vez a Serbia en el torneo olímpico (68-54) y se han metido en la final, que jugarán este sábado ante Estados Unidos. Las chicas de Lucas Mondelo han arrancado de forma espectacular y ya se avanzaban de 11 puntos al final del primer periodo. Alba Torrens y Astou Ndour han sido las máximas anotadoras con 14 puntos.

La selección masculina de Waterpolo por su parte jugará por la séptima posición después de haber perdido contra el combinado de Grecia por 9 goles a 7. Los hombres de Gabi Hernández se vieron sorprendidos con dos goles iniciales de los helenos y, pese a que un tanto de Guillermo Molina –máximo anotador con 4 tantos- recortó distancias, a 4 segundos para el descanso volvieron a tomar una renta de dos dianas (3-1). Tras la pausa, Grecia volvió a colocarse cuatro arriba dejando prácticamente finiquitada su clasificación para luchar por el quinto puesto. España se enfrentará este sábado a Brasil por la séptima posición.

Y mientras esto ocurría con los españoles, los líos continúan en Río, donde ayer un miembro del equipo británico sufría un atraco durante la noche. La reacción de Gran Bretaña fue inmediata, pidiendo a sus deportistas que no abandonen, bajo ningún concepto, la villa olímpica porque “Río no es un entorno seguro, y el nivel de delincuencia se ha incrementado en los últimos días”, según contaba el mensaje enviado a los deportistas.

Y de un escándalo con la seguridad a otro: los policías de Río siguen intentando culpar a Ryan Lochte y sus compañeros del atraco a mano armada sufrido el pasado domingo, y el último capítulo se vivió ayer, cuando acusaban a los nadadores de “haber discutido” con los guardas de seguridad de una gasolinera, lo que provocó el altercado. Para investigarlo la jueza retenía en Río a dos de los nadadores sacándoles del avión destino a Estados Unidos que estaban a punto de coger, mientras que Ryan Lochte sigue todo lo ocurrido desde su país.

Más cosas. En el terreno deportivo el TAS retiraba la medalla de bronce conseguida por un halterófilo de Kirguistán tras haber dado positivo por estricnina. Eso sí, el Tribunal advierte que debe ser el COI el que entregue el bronce a su verdadero dueño.

Y el problema que podría haber llevado a Río a ser la vergüenza del mundo entero parece que está más cerca de solucionarse. La empresa estatal Petrobras anunciaba su intención de financiar la celebración de los Juegos Paralímpicos a cambio de los derechos de comercialización y publicidad del evento por 12.500 millones de dólares, una cifra que nadie sabe de dónde van a sacar, ya que la petrolera tiene una deuda de casi 125.000 millones de dólares.

Además la petrolera se enfrenta al estallido del “caso Petrobras” de corrupción en el que están siendo investigados los expresidentes Lula Da Silva y Dilma Rouseff y dos ex ministros.

Y si Brasil tiene problemas con la seguridad, la financiación y el transporte, no menos complicado es lo que está ocurriendo con los aficionados que, además de seguir faltando al respeto a los deportistas de países que no son Brasil, se niegan a acudir a los recintos deportivos. Así lo contaba ayer el representante del Comité Organizador, que desvelaba que hay más de 150.000 entradas repartidas a los niños de Río que no se han utilizado durante los Juegos. El motivo, que, con motivo de las Olimpiadas, los más jóvenes tienen dos semanas extra de vacaciones y no están en la capital.

Pero además el 11% del público que compró su entrada, no llegó a entrar en la competición, pues, según explicaba, compraron la entrada para poder acceder al Parque Olímpico en su conjunto. Eso sí, si pobre es la imagen que están dando los Juegos en cuanto a asistencia, los Paralímpicos pueden ser escandalosos, ya que sólo se ha vendido el 12% de las entradas.

Hoy los españoles tienen menos opciones de medalla, hasta cinco, en otra jornada importante. Así, los marchadores García Bragado, Ignacio Díaz y Miguel Ángel López en 50km masculino; y Beatriz Pascual, Julia Takacs y Raquel González, en 20km femenino, buscarán colgarse metal; mientras que Sergio Álvarez intentará hacer lo mismo en la final de saltos de Hípica. Además Carolina Marín intentará que su medalla sea de oro, el único luchador español, Taimuraz Friev, saltará al tatami; y la ÑBA buscará la final derrotando a Estados Unidos.

A pesar de las diez medallas que ya tiene España, sus cinco oros no les sirven para mantener el puesto número trece, que ahora es propiedad de Brasil tras sumar un último oro en la final de Voley-Playa masculino. España ocupa el 14 empatada a oros con Croacia y Jamaica. En la parte alta Estados Unidos suma el centenar de medallas, con 35 oros, 33 platas y 32 bronces; mientras que Gran Bretaña recupera y consolida la segunda plaza con 56 medallas, 22 oros, 21 platas y trece bronces. China sigue siendo tercera en el medallero con 58 preseas, 20 oros, 16 platas y 22 bronces; mientras que Rusia pierde la cuarta plaza superada por una Alemania que ya tiene 13 oros por los doce rusos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas