x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Ago
2015
Rajoy aumenta el gasto en personal y las transferencias en sus Presupuestos para 2016 PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por MoncloaLas cuentas prevén un crecimiento del PIB inferior al de 2015

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016, unas cuentas que tienen un destacado carácter social y abren un periodo de crecimiento sostenido y de creación de empleo, tal y como ha apuntado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en rueda de prensa.

Los Presupuestos ratifican la política económica implementada en los últimos cuatro años y culminan la política fiscal desarrollada por el Gobierno en este período. La clara mejora de la situación económica ha puesto de manifiesto que la política fiscal desarrollada desde el principio de la Legislatura ha sido la correcta.

La cuentas públicas parten del adelanto al mes de julio de 2015 de la reforma tributaria que iba a entrar en vigor en enero de 2016 y conllevan un importante incremento de los recursos transferidos a las administraciones territoriales, que servirán para mejorar las prestaciones en sanidad, educación y servicios sociales. Así, la financiación de estas administraciones se incrementará en 2016 en 8.000 millones de euros.

El total de ingresos no financieros para 2016 después de la cesión a los Entes Territoriales alcanzará los 134.773 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,8% respecto a los Presupuestos de 2015.

El impacto favorable del crecimiento y el efecto en la recaudación hacen que el presupuesto de gastos venga marcado por la recuperación social. En este sentido, casi la mitad de las cuentas públicas para el próximo año, el 53,5%, se dedicará al gasto social, lo que supone un aumento del 3,8% respecto al año anterior. La reducción del gasto en desempleo y de la carga financiera de la deuda pública hacen posible incrementar el gasto social.

Los empleados públicos, cuya aportación fue esencial para salir de la crisis, verán actualizadas sus retribuciones al 1%, después de la rebaja de 2010 y de los años de congelación salarial. Además, se les restituirá el 50% de la paga extra que no cobraron en el año 2012. Por otro lado, se establece una tasa de reposición del 100% para sectores prioritarios como sanidad, educación, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, servicios sociales y Agencia Tributaria. Para el resto será del  50%.

El presidente del Gobierno, en su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, ha manifestado que las cuentas públicas del próximo año contemplan una subida de las pensiones del 0,25%, un incremento salarial del 1% para los empleados púbicos y dedican el 53,5% a gasto social.

En su intervención, en la que ha hecho un balance general de la Legislatura, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que los Presupuestos Generales del Estado para 2016 "marcan una senda que permite a los distintos agentes económicos, públicos y privados, hacer sus previsiones y tomar sus decisiones estratégicas en un horizonte de estabilidad".

El presidente ha subrayado que "se ha confirmado de manera clara la recuperación económica" y que España es el país de la OCDE donde el empleo crece con mayor intensidad. "La recuperación está ahí. A esta realidad, se le pueden buscar todas las sombras que se quieran, pero estamos ante un cambio de situación indiscutible, que llega cada vez a más gente", ha dicho.

Mariano Rajoy ha destacado que los Presupuestos continúan con la tarea de la consolidación fiscal: "El próximo año estaremos en una situación de superávit primario y saldremos del proceso por déficit excesivo de la Unión Europea. Para conseguirlo, vamos a reducir el techo de gasto un 4%. Es decir, gastaremos 5.600 millones menos que en 2015 gracias a los ahorros que produce el crecimiento económico".

Además, ha subrayado que las Comunidades Autónomas mejorarán un 8,7% en su financiación, y contarán con 7.400 millones de euros más, a los que se suman otros 2.900 en ahorro de intereses por las medidas de liquidez a tipo cero que el Gobierno ha puesto a su disposición. En total, 10.000 millones de euros en recursos que irán destinados a mantener servicios públicos esenciales, como sanidad, educación o servicios sociales.

El presidente ha avanzado que las cuentas públicas contemplan una subida de las pensiones en un 0,25%: "Desde enero del año pasado, 2014, se han incorporado a la Seguridad Social casi 900.000 nuevos cotizantes, pero todavía necesitamos muchos más para volver al equilibrio del sistema".
Asimismo, ha explicado que la mejoría de la economía del país permite revertir poco a poco los esfuerzos que han hecho los empleados públicos, que tendrán una subida salarial del 1%, la primera en los últimos cinco años: "Este año recuperarán otro cuarto de la paga extra de 2012 y el 50% restante a lo largo del año 2016".

Rajoy también ha indicado que el 53,5% de los Presupuestos se dedica al gasto social, lo que supone un aumento del 3,8%. "En España, hemos conseguido sortear los momentos más difíciles de la crisis manteniendo los pilares del Estado de bienestar. Más de 13 millones de españoles recibieron el año pasado algún tipo de renta de protección social, sean pensiones, dependencia, renta de inserción o subsidios de desempleo", ha indicado.

En definitiva, ha dicho, "con estos Presupuestos, se cierra una etapa dificilísima, una etapa muy difícil para todos los españoles y se abre un nuevo período de crecimiento sostenido y de creación intensa de empleo". "Van en la línea -ha añadido- de fortalecer la senda de nuestra economía, que si no se tuerce ni se frena puede llevarnos a un período de crecimiento y de bienestar muy  largo, el más largo de nuestra historia reciente".

El presidente ha señalado que con la aprobación de las cuentas públicas culmina un curso político en el que se ha adoptado la reforma fiscal, cuyos efectos ya se están notando en la evolución de la economía. "Al final de la legislatura, los españoles pagarán menos impuestos en la Renta de las Personas Físicas que al principio. Y si la recuperación económica se mantiene, plantearemos en el futuro nuevas rebajas de impuestos", ha anunciado.

Otras medidas enumeradas por Rajoy han sido la reforma de la Administración, que ha generado un ahorro de 30.000 millones de euros, y la reforma de la Formación Profesional para el Empleo, que pretende mejorar la situación de las personas que tienen más dificultades para reincorporarse al mercado laboral. También se ha referido a las medidas aprobadas para luchar contra la corrupción, entre las que ha citado la mejora de la figura del decomiso para que los condenados por estos delitos "devuelvan a la sociedad lo que robaron", y a la creación del Portal de la Transparencia.

Como eje del cambio, el presidente ha apuntado que España acumula ocho trimestres consecutivos de crecimiento económico y que las previsiones apuntan que este año crecerá un 2,9%, por encima de los países de la Eurozona y de Estados Unidos.

En relación con el déficit público, Rajoy ha recordado que España partía de una situación de descontrol, con un déficit del 9% y una desviación del 50% sobre el objetivo previsto, que era del 6%. Ahora, la senda de corrección sitúa el déficit para el año que viene en el 2,8% y prevé una situación de equilibrio en un par de años. A su criterio, es fundamental mantener las políticas de equilibrio para generar confianza dentro y fuera de España. Además, ha revelado que la corrección no vendrá por la vía de la reducción del gasto sino por la del crecimiento económico.

En cuanto a los precios, el jefe del Ejecutivo ha sostenido que el intenso crecimiento de la economía española por primera vez en la historia no va acompañado de una escalada de la inflación que, según los datos adelantados, es cero. "Los precios se mantienen controlados y el diferencial frente a la inflación europea es favorable a España, por lo tanto recuperamos competitividad", y esto es positivo porque "la gente no pierde poder adquisitivo", ha dicho.

Mariano Rajoy ha comentado que el récord de exportaciones también marca la transformación de la economía: "Crecemos de forma sana y equilibrada, con precios moderados y con un enorme protagonismo del sector exterior. Hoy en España, la proporción sobre el Producto Interior Bruto de exportaciones es superior a Francia, a Italia o a cualquier país grande de la OCDE, con la única excepción de Alemania".

En relación con el empleo, Rajoy ha asegurado hay medio millón de personas en el paro menos y más personas afiliadas a la Seguridad Social que cuando empezó a gobernar: "Les recuerdo los datos de la última Encuesta de Población Activa: 411.000 nuevos empleos en el trimestre y 513.000 en términos anuales".

Además, ha argumentado que en estos últimos 12 meses el 56% de las personas que han abandonado el desempleo en toda Europa son españoles, según los datos de la Oficina Económica de la Comisión Europea. "Hoy el paro se está reduciendo a un ritmo del 7,4% anual y la Seguridad Social crece a un ritmo del 3,4% anual", ha resaltado.

En este punto, Rajoy ha resumido la situación actual indicando que en este curso político entre todos hemos seguido avanzando en la recuperación y en la modernización general de España y tenemos una economía más saneada, que está creciendo y creando empleo a un ritmo histórico. Además, el Gobierno ha bajado los impuestos, ha aumentado la protección a las familias, ha racionalizado las administraciones, promovido foros de debate internacionales sobre los principales retos como el terrorismo yihadista y la inmigración ilegal, y España ha conseguido un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El presidente ha manifestado que España está hoy mejor de lo que estaba hace un año y mucho mejor de lo que estaba cuando accedió al Gobierno finales de diciembre del año 2011. Además, se ha mostrado absolutamente convencido de que "si seguimos manteniendo unas políticas como las que hemos llevado a cabo en los últimos tiempos ahora que tenemos más margen presupuestario", la situación de las personas que aún no han encontrado un puesto de trabajo se puede resolver.

Como reto futuro, el presidente ha asegurado que el Gobierno velará por el cumplimiento de la ley y la defenderá activamente. En este sentido, ha reiterado que no va a haber elecciones plebiscitarias en Cataluña porque lo prohíbe la ley: "Habrá elecciones al Parlamento de Cataluña, pero no habrá elecciones plebiscitarias como tampoco nunca hubo un referéndum por mucha propaganda que se quisiera hacer".

"Mi Gobierno va a defender también la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre los españoles porque es nuestra obligación y porque creemos en ello. Del mismo modo, no vamos a permitir que se prive a los ciudadanos de Cataluña de su triple condición de catalanes, españoles y europeos. No queremos que se queden fuera de España y, por tanto, fuera de Europa", ha enfatizado.

Respecto a la situación en Grecia, el presidente confía en que las conversaciones técnicas para su tercer rescate avancen a buen ritmo y se pueda llegar cuanto antes a un acuerdo que despeje definitivamente las incertidumbres: "Espero que la crisis que hemos vivido estos días, que ha sido muy seria, sirva de lección para todos. Lo gobernantes estamos para resolver problemas y no para crearlos, y una forma de crear graves problemas es prometer a la gente cosas imposibles".

Volviendo a los Presupuestos, éstos ratifican la política económica implementada en los últimos años y potenciarán los buenos resultados obtenidos gracias a las medidas llevadas a cabo en estos cuatro años. Se trata, por tanto, de unas cuentas confeccionadas bajo la misma premisa de impulso del crecimiento de la economía española y de la creación de empleo. El cumplimiento de estas cuentas permitirá mantener el compromiso con el gasto social, que supone el 53,5 por 100, con un aumento de, 3,8 por 100.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2016 vienen a culminar la política fiscal desarrollada por el Gobierno desde aquel primer y difícil presupuesto realizado para el ejercicio 2012. Estos cinco Presupuestos han sido elaborados cada uno adaptándose a la realidad económica en la que se encuadraban, conteniendo los elementos necesarios para salir de la grave crisis económica en la que se hallaba España. Con esta política hemos logrado llegar al momento actual, creciendo a un ritmo cercano al 4 por 100 en términos anualizados, sin inflación y con una evolución muy positiva de todas las variables, consumo, inversión, exportaciones, y sobre todo generación de empleo. Así, se prevé abandonar a partir de 2016 el Procedimiento de Déficit Excesivo en el que está incursa España desde 2009.

Esta clara mejora de la situación económica pone de manifiesto que la política fiscal desarrollada desde el principio ha sido la correcta: consolidación fiscal y reformas estructurales. Los Presupuestos para 2016 siguen igualmente la línea marcada de los anteriores y tienen como objetivo principal potenciar los buenos resultados alcanzados. Por tanto, su misión será consolidar el crecimiento y la creación de empleo.

Los Presupuestos Generales del Estado, que parten del adelanto de la reforma tributaria que debía entrar en vigor en enero de 2016, conllevan un importante incremento de los recursos transferidos a las Administraciones territoriales, que servirán para mejorar las prestaciones en sanidad, educación y servicios sociales. De esta forma, la financiación de las Administraciones territoriales se incrementará en 2016 en 8.000 millones de euros (un 7,8 por 100) respecto al año anterior.

El total de ingresos no financieros para 2016 después de la cesión a los Entes Territoriales alcanzará los 134.773 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,8 por 100 respecto a los Presupuestos de 2015.

Los ingresos tributarios antes de la cesión a los Entes Territoriales supondrán en 2016 193.520 millones de euros, un 4 por 100 más que en el Presupuesto de 2015. Por figuras impositivas, la recaudación por IRPF llegará a los 75.432 millones, con un incremento del 3,4 por 100.

La recaudación por el Impuesto de Sociedades registrará un incremento del 5,5 por 100, hasta los 24.868 millones de euros. Los ingresos por IVA crecerán, por su parte, el 4 por 100 hasta los 62.663 millones, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales suben el 0,8 por 100 hasta los 20.053 millones de euros.

El impacto favorable del crecimiento y el efecto en la recaudación hacen que el presupuesto de gastos venga marcado por la recuperación social. La reducción del gasto en desempleo y de la carga financiera de la deuda pública va a permitir incrementar el gasto social, que aumenta un 3,8 por 100.

Cabe destacar que se trata de unos Presupuestos en los que se incrementarán partidas fundamentales, como las destinadas a la investigación civil, la financiación de la LOMCE, la cooperación internacional, el fomento del empleo, la mejora de las ayudas a familias y el sistema de dependencia, así como el Plan especial de reubicación de refugiados.

Las cuentas públicas para el año que viene recogen, asimismo, el cumplimiento por parte del Gobierno de su compromiso de compensar, en la medida de lo posible, los esfuerzos realizados por los ciudadanos como consecuencia de las medidas de ajuste que fueron necesarias acometer. Los empleados públicos, cuya aportación fue esencial para salir de la crisis, van a ver actualizadas sus retribuciones al 1 por 100, después de la rebaja de 2010 y de los años de congelación salarial, y se les restituirá el 50 por 100 de la paga extra que no cobraron en el año 2012. De igual manera, se recupera el sexto día por asuntos particulares, y hasta otros tres días en función de la antigüedad. Por otro lado, se establece una tasa de reposición del 100 por 100 para sectores prioritarios y del 50 por 100 para el resto.

Son unos Presupuestos que también dan continuidad a las inversiones del Plan CRECE, plan que está procurando alinear los objetivos de los fondos comunitarios con las necesidades de inversión nacionales, apoyando el crecimiento económico de la forma más eficiente posible.

En la Ley, que ahora deberá ser tramitada en el Congreso de los Diputados, primero, y en el Senado, después, se recoge, asimismo, la exigencia de emisión de informes tendentes a asegurar que las actuaciones de apoyo a Pymes, a empresas de base tecnológica y a jóvenes emprendedores se configuran de forma que resulten compatibles con la financiación concedida por la Unión europea para este tipo de actuaciones con el fin de maximizar la capacidad de absorción de fondos comunitarios de las políticas emprendidas.

(Proyecto Presupuestos 2016)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas