08
Dic
2014
El Gobierno elabora una Estrategia de Acción Exterior a medio y largo plazo Imprimir
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Moncloa

Es la primera vez en la Historia de España que se elabora este documento

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se toma razón y se remite a las Cortes Generales la Estrategia de Acción Exterior. Esta Estrategia de Acción Exterior es un instrumento de planificación, seguimiento

Consta de dos documentos: el primero se denomina Estrategia de Acción Exterior y recoge las grandes líneas y los objetivos que orientan la acción exterior, y el segundo se denomina Plan de Acción Exterior 2015-2018 y recoge las propuestas de actuación exterior del conjunto de los departamentos ministeriales, de los órganos constitucionales, de las Comunidades y Ciudades Autónomas y de las Entidades Locales. y coordinación de la Acción Exterior del Estado, contemplado en la Ley 2, de la Acción y del Servicio Exterior del Estado.

La Estrategia de Acción Exterior responde a la necesidad de hacer explícito el proyecto de acción exterior del Estado, de modo que se disponga de un marco de referencia que guíe la toma de decisiones. Es la primera vez que España dispone de un instrumento clave en la planificación, a medio y largo plazo, de la acción exterior.

Esta Estrategia busca la coherencia con nuestro proyecto de país y con el peso real de España en el mundo. Parte para ello de un análisis de nuestras debilidades y fortalezas y del contexto en el que se desarrolla hoy en día la acción exterior del Estado: definido por la existencia de cambios profundos en el entorno estratégico que han dado lugar a un mundo globalizado; por las consecuencias políticas, económicas e institucionales de la crisis económica, en particular en España; y por nuestra pertenencia a la Unión Europea y la necesidad de refundación política e institucional de la misma.

La planificación de los medios materiales y de los recursos necesarios para el logro de los objetivos de la Estrategia de Acción Exterior se rige por el principio de eficiencia en la asignación y utilización de los mismos. La estimación económica de los recursos asignados a cada una de las líneas de actuación se ajustará en función de las limitaciones presupuestarias que se establezcan en las leyes de presupuesto de cada año.