x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Nov
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Expulsión Suso, Sofía o Marina; Aritz, al borde del abandono; y Vera pone celosa a Niedzela PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El programa no levanta cabeza en audiencias por la impresentable cobertura de la cadena de los atentados de París

Vamos por partes, que hay mucho que contar durante la última semana. Para empezar, el programa sigue totalmente hundido en audiencias (el martes no llegó ni a los dos millones de espectadores) y la cosa no tiene pinta de mejorar en los próximos días. Curiosamente, la culpa no ha sido de la productora ni del programa, sino de una cadena que no supo estar a la altura en la noche más triste e importante de nuestra historia reciente.

La forma de tratar los atentados de París, intercalando la información con las preguntas del polígrafo de Kiko Matamoros, fue, simplemente, repugnante, y desde entonces el público ha dado la espalda de forma definitiva a una cadena que, ahora sí, tiene un más que serio problema de imagen.

Estoy dispuesta a entender que, por aquello de los recortes, no hubiera un equipo de informativos de guardia un viernes por la noche que se encargase de hacer lo que había que hacer, pero lo que no voy a entender bajo ningún concepto es que, en cinco horas de Deluxe nadie interrumpiese la programación para dar ni un sólo avance informativo, haciendo que fuera el presentador del programa el que diese una información sin el mas mínimo rigor ni respeto por la situación.

Incluso los colaboradores, acostumbrados a bucear entre las miserias humanas, estaban profundamente molestos por tener que estar hablando de Makoke mientras el mundo en que habían vivido se desmoronaba por minutos.

Pero la “cobertura” informativa no se quedó ahí: al día siguiente, y ya con tiempo para hacer algo un poco más elaborado, la cadena sólo ofreció un especial de dos horas, precisamente, en el horario que tienen hundido cada fin de semana. Lo he dicho en anteriores post: es obligación de las cadenas que gestionan las licencias de televisión ejercer como servicios públicos, y alguien debería decírselo con total claridad.

Ya basta de hacer de su capa un sayo y creerse por encima del bien y del mal. No todo vale por audiencia, y decisiones como esta (la cadena tampoco interrumpió su programación el 11-M y emitió el capítulo menos visto de la historia de Los Serrano) sólo provocan el rechazo total de la audiencia.

Y con semejantes mimbres, el programa no puede hacer nada para intentar recuperar el interés de un público que ya está harto de las constantes faltas de respeto de la cadena, y se hunde irremediablemente a pesar de que dentro de la casa no paran de ocurrir cosas. Así en esta última semana hemos tenido la ruptura definitiva de la relación entre Aritz y Han (ahora voy con ello que hay mucho que contar) que provocaba el intento de abandono de Aritz; el paso de Vera por México que le ha convertido en estrella televisiva en el país azteca y protagonista de una carpeta que ha generado celos en Niedzela; y una sorprendente reconfiguración de los grupos dentro de la casa (todos dan por expulsado a Suso, y toman posiciones de cara al futuro), pero vamos poco a poco.

Hasta cierto punto se veía venir que esto iba a acabar así. Aritz quiso jugar a hacer carpeta con un chico que, desde el primer momento, aceptó el juego del vasco, pensando que ser el mayor de los dos, y el que podía vender un cierto “acoso” por parte del chino, le convertiría en favorito (y no iba mal encaminado). Pero con lo que Aritz no contaba es que el chino de pobre e inocente tenía muy poco.

Aritz comenzó a ver las verdaderas intenciones de Han tras el episodio de la “patatagate”, y todo lo ocurrido desde entonces no ha hecho más que confirmarle sus sospechas: Han ha forzado la cuerda para hacer saltar a Aritz y lo ha conseguido gracias a un Suso que está convencido de ser finalista (pobre iluso). El vasco no ha podido seguir aguantando la presión (no voy a ser yo quien valore la actitud de Han, pero esto fuera de la casa, y si Aritz fuera una mujer, tendría consecuencias extraordinariamente serias), y, con la ayuda del alcohol, saltaba por los aires gracias a un Suso que sabe que su cabeza ahora sí está en serio peligro.

Así el viernes, y mientras Han y Aritz estaban muy acaramelados durante la fiesta, Suso no dudó en reirse de su relación, provocando un primer alejamiento de Aritz que no iba mucho más allá. Dos días después, y durante el Debate, Suso cargaba contra Aritz por lo mismo (éste le recriminó que tratase a Sofía de forma machista al considerarla demasiado frágil), provocando un nuevo alejamiento entre ambos que provocaba que durmiesen separados.

El lunes, y con fiesta y alcohol de por medio, la cosa subió de nivel con una impresionante bronca entre ambos en la que Aritz desveló lo ocurrido entre las sábanas una semana antes, y Han no dudó en convertirse en la “dolorosa” al sentirse rechazado por él.

Al día siguiente, y con Aritz siendo perfectamente consciente del juego del chino, el vasco anunció su intención de abandonar el juego ese mismo día. Al final Aritz decidía quedarse al no tener el dinero para pagar la multa de 12.000 euros (algún día hablaré sobre esta multa, que hay mucho que contar...) por abandonar. Eso sí, todo apunta a que ha llegado a algún tipo de acuerdo para salir nominado esta misma noche y expulsado dentro de siete días, por lo que su situación dentro de la casa ha mejorado algo.

Su relación con Han, por cierto, está completamente rota y Aritz sólo se relaciona con Marina; mientras que Han ha comenzado a jugar de la forma más sucia posible, al pedir a sus compañeros que nominen a Aritz, y buscándose un nuevo “marido” en Suso (él sabrá, pero si el programa emite esto así, el chino puede estar en la calle mucho antes de lo que espera). Por cierto la elección del nuevo “marido” provocaba una última discusión entre Suso y Aritz durante el día de ayer, que Han observaba desde la distancia.

Todo esto ha provocado una serie de importantes consecuencias en la casa, consecuencias que pueden ser decisivas en la ronda de nominaciones (de nuevo a la cara) de esta noche. Así, todo apunta a que Han y Aritz serán nominados junto a Sofía, y, si hay salvación de alguno de ellos, pueden subir Vera, Niedzela o Carlos. Pero además lo ocurrido entre ambos ha vuelto a romper la casa en dos, con unos grupos postSuso que ya comienzan a configurarse: por un lado, Han, Sofía, Marta y Niedzela, como el grupo de las arpías; y por el otro Aritz, Marina, Carlos y Vera. Se trata de dos grupos equilibrados que anuncian mucho juego (si al programa no le da por expulsar de cuatro en cuatro, algo perfectamente posible pues sólo quedan tres galas hasta la final) para la recta final.

Y al margen de la ruptura de la carpeta por excelencia (más bien triángulo, que Marina no ha perdido oportunidad de meter baza entre ellos), la otra trama con interés ha sido la del intercambio, con sorprendentes consecuencias a uno y otro lado del charco. Si recordáis, habíamos dejado a Vera llegando a Big Brother México, y el catalán no perdió el tiempo.

En tan sólo dos días comenzó una curiosa carpeta con Rossana que ha dado mucho que hablar a los dos lados del Atlántico. Rossana, a la que sus relaciones en la casa se le cuentan por carpetas, se lanzó a por el español que enseguida cayó en sus redes, provocando unos sorprendentes celos por parte de Rudo (en la despedida dijo claramente que pensaba que Vera era bisexual, y se pasó varias horas llorando tras su salida) en México; y de Niedzela en España, que medio tonteaba con Suso y Ricky al día siguiente además de llorar amargamente (ella dice que por Carlos) durante el día de ayer. Al sentir que ha perdido a Vera, Niedzela regresaba a su relación platónica con Fernando Alonso, al que pedía una cita a través de su blog.

Así las cosas, esta noche vuelve Vera, y se va Suso (lo más probable), Sofía o Marina, una expulsión que intentará levantar unas audiencias hundidas, y rebajar la tensión que ha provocado en las altas esferas la compra por parte de Antena 3 del formato “Fama, A bailar”, que puede volver en muy pocas semanas (la clave de la tensión hay que buscarla en el nombre de la productora que se encargó del reallity de baile en sus cinco ediciones....).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas