Gran Hermano 16 (GH 16): Nominados Marina, Amanda, Vera, Suso y Ricky; Sofía, más cerca de Ricky que de Suso; y Paula conquista México | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Nov
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Nominados Marina, Amanda, Vera, Suso y Ricky; Sofía, más cerca de Ricky que de Suso; y Paula conquista México PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Raquel informa a Suso y Amanda de cómo abrir la caja y el programa acaba con el juego

Aunque hace casi una semana que no actualizo la situación dentro de la casa más famosa de Guadalix, lo cierto es que tampoco nos hemos perdido mucho. La convivencia ha entrado en un bucle en el que las carpetas no evolucionan hacia ninguna parte, nadie se atreve a jugar a sabiendas de que el programa lo castigará, y el triángulo se ha convertido en la única trama que interesa al concurso (por eso las audiencias están como están, con una caída profunda tras la ligera subida que provocó el retorno de Maite como aspirante a la repesca).

Pero vamos poco a poco. Si recordáis, habíamos dejado a los concursantes encerrados en un búnker para escapar de los efectos devastadores de un meteorito caído junto a Guadalix. Obviamente no era más que una excusa para dejarlos fuera de la casa mientras preparaban las nominaciones del terror que ocuparon la noche del pasado jueves.

La decisión fue tan buena que consiguió, literalmente, que no ocurriese absolutamente nada en dos días de concurso. Por suerte, en ese tiempo Raquel y Maite, finalistas de la repesca, decidieron criticar a todos sus compañeros desde el apartamento (incluyendo mofas sobre el físico de Marina), justo antes de salir con destino al Parque de Atracciones (ahora hablo sobre ello).

Volviendo al martes por la noche, el programa dio la prueba de los refranes por superada, gracias a la ayuda de los repescados, y permitió a las dos aspirantes a la repesca robar en la casa (¿qué sentido tiene si los otros estaban encerrados y no iban a descubrir el robo hasta que supieran, de forma oficial, que había repesca?).

También el martes, y justo antes de entrar en el bunker sucedía algo extraño en la casa: Niedzella (como esta semana no está nominada vuelvo a escribir su nombre de la forma más fácil posible), que tenía una caja como la de la prueba, conseguía sin dificultad abrirla, pero el programa se encargaba de esconderlo, tanto al resto de la casa como a los espectadores (hay quien dice que hasta eliminaron un párrafo del blog de Niedzella en el que lo explicaba).

Como es imposible esconder lo que ocurre en un programa que se emite 24 horas, enseguida Twitter bullía con lo ocurrido, sin entender exactamente qué es lo que estaba pasando (lo que pasa es que el programa sabe que Niedzella es una de las favoritas de las carpeteras, y los ingresos se resentirían mucho si la concursante se convierte en finalista tan pronto).

En cualquier caso, el programa conseguía el silencio de Niedzella, ofreciendo una última oportunidad a Amanda. El jueves, y tras la entrada de Raquel, la cosa fue a mas, con la repescada contando a Suso y Amanda cómo se abría la caja (como ya os he contado antes, Raquel y Maite fueron al Parque de Atracciones, en cuyo trayecto vieron el vídeo en que se desvela cómo se abre la caja). Como consecuencia, la caja ha desaparecido del confesionario y nadie pregunta el por qué (insisto, lo más probable es que Niedzella ya sea finalista, pero no lo van a hacer público hasta dentro de un mes. Que cada uno saque las conclusiones que quiera...).

El martes por la noche también les desvelaba unos sorprendentes porcentajes que ponían en la calle a Carolina, y generaban algo de polémica entre ellos (tampoco mucha, no nos vamos a engañar), y dejaban a Raquel contando el último secreto de la edición: todos están conectados (eso explicaría por qué casi todos son catalanes o tienen relación con Cataluña; que el perro de Ivy y Carlos reconociese a Vera como su dueño; que Aritz apareciese en el vídeo de presentación de Han; que Carolina y Enrique bromeasen con que eran hermanos; la sorprendente relación de Muti con Maite y Sofía; la relación nunca confesada entre Sofía y Suso antes de entrar; el parecido de Ricky con un antiguo novio de Sofía; y un larguísimo etc de “casualidades” que han trufado la edición). Tras escuchar la revelación, el programa decidía censurar, lo que hace pensar que algo de razón tiene Raquel...

Ya el jueves por la noche, la casa se convertía en un terrible pasadizo del terror por el que los concursantes debieron pasar para encontrarse con Raquel y Maite (Suso pareció tener más miedo a los reencuentros que a lo ocurrido dentro del pasadizo). Los responsables de transformar la casa en un lugar terrorífico no fueron otros que los actores de Insidious, el espectáculo que ocupa el Caserón del Terror del Parque de Atracciones de Madrid. Olvidándose de la trama del meteorito, convirtieron la casa (y la cruz de cámaras) en un lugar que daba mucho miedo con muertos vivientes, fantasmas y hasta una niña del exorcista que fue ultrajada por Ricky (ahora hablo de ello, porque hay mucho que contar).

Eso sí, no todos vivieron el terror en la casa de Gran Hermano, pues las dos candidatas a la repesca visitaron el Parque de Atracciones para vivir Insidious en persona, y dejando grandes momentos de la elegida de Dios convertida en Van Helsing (la pobre Raquel tenía más miedo de ella que de los espíritus).

Del resto de concursantes destacaron Sofía, que pasó olímpicamente del montaje, pensando únicamente en que Suso y Raquel habían pasado la semana juntos; Han que, agarrado a Aritz, se desgañitó durante el recorrido; Carolina, expulsada durante su paseo por el mundo de los muertos, pero que se negó a abandonar la casa acompañando a Vera y Niedzella en el recorrido; Marta, que no cruzó una sola palabra con Raquel durante su encuentro; o Suso, que recibió la confesión más inesperada de Maite (fue el programa el que decidió que él hiciese la prueba de las ovejas, y no Maite).

Y al margen de ellos un Ricky cuyo comportamiento debería haber sido castigado con la expulsión inmediata (intentó violar a la niña del exorcista en directo y en la televisión nacional). Insisto en ello, en circunstancias normales el comportamiento de “ese ser”, como le llamó Milá tras lo ocurrido, debería haber sido castigado con la expulsión inmediata, exactamente igual que debería haber ocurrido con Suso tras estar a punto de agredir a Vera (después ambos han seguido mostrando comportamientos violentos, con Ricky rompiendo una cabina telefónica, y Suso destrozando una raqueta y una red de bádminton y empujando a Raquel en un acto mucho más que deplorable).

Pero ya he dicho, parece que éste tipo de comportamientos no molestan al programa, que los aplaude y vitorea (es más, según una conversación de Suso, sus test psicológicos dieron un 80% de posibilidades de tener comportamientos violentos, a pesar de lo cual, entró dentro de la casa), cuando no los busca de forma deliberada. Ellos sabrán, piensan que van a levantar las audiencias consintiendo comportamientos intolerables, y lo único que consigen es que el público rechace, no solo al programa sino a toda la programación de la cadena. Y lo peor es que los propios concursantes se dan perfecta cuenta de que los comportamientos de estos dos elementos no son ni medio normales, habiendo pedido de forma reiterada la expulsión de ambos.

La noche, además de una muy breve entrevista con Carolina en la que le preguntaron por su secreto, las estrategias y su relación con Suso, dejaba cinco nominados, a saber, Marina, Vera, Suso, Ricky y Amanda, y una rebelión en Twitter que veremos hasta donde llega. Escondiéndolo en la madrugada, el programa hizo exactamente lo que todo el mundo esperaba desde que comenzó la repesca, a pesar de que todas las encuestas (incluída la suya, a pesar de lo que contaron en el Debate) pedían la repesca de Maite: entró Raquel y Twitter estalló de la indignación.

En lugar de optar por apagar la televisión (que sería lo lógico), decidieron atacar a la protegida del programa, Amanda, iniciando una campaña para sacarla de la casa esta misma semana, campaña que, ya os advierto, tiene pinta de que no va a ir a ninguna parte, pues todo apunta a que Marina será la expulsada el jueves, con Suso muy cerca.

La entrada de Raquel tampoco sirvió para mover la casa (a pesar de lo que cuenta el Debate), con los tres protagonistas del triángulo pasando olímpicamente unos de otros. Suso está convencido de que Raquel ha entrado para fastidiarle el concurso (ya lo fastidiaste tu solo al enfrentarte a Vera), y la repescada no para de soltar toda la información que tiene, hasta el punto de que el domingo fue Trending Topic #RaquelExpulsionDisciplinaria, pidiendo su salida.

Lo cierto es que tampoco tiene sentido sacarla por dar información, cuando esta edición se ha caracterizado precisamente por eso: los concursantes ven vídeos sin estar expulsados, escuchan aplausos y abucheos durante las nominaciones, y reciben los porcentajes actualizados cada semana. Así no es de extrañar que se hayan reducido los megáfonos.

Estas informaciones de Raquel están provocando que el “Team Losser”, con Suso y Amanda a la cabeza, haya decidido nominar a Han (las lealtades son muy cambiantes, sobre todo para algunos); que Sofía se acerque, mucho, a Ricky; y que Raquel pasase una noche especial con Suso (no me refiero a la hora sin cámaras, que ahora hablo de ello) justo tras una fiesta romana que terminó en bacanal. La nueva prueba semanal les tendrá jugando al bádminton, y nos ha descubierto dos talentos del deporte del volante: Niedzella y Carlos, que han ganado todos los partidos hasta el momento.

Y así llegamos a la noche del domingo, con un Debate en el que el programa intentó provocar aquello que no ocurría de forma natural: después de tres horas de infumable debate sobre el triángulo, el programa montó una hora sin cámaras sin que los protagonistas lo supieran (las imágenes de Suso pidiendo la hora son de hace tres semanas, dos días antes de que Raquel fuese expulsada), a pesar de lo cual aceptaron. Eso sí, todo apunta a que pasó más bien poco, pues los dos afirman que estuvieron hablando largo y tendido.

Además el resto de concursantes recibió la visita de Guadañín de la Sierra (la prueba estaba a la altura del nombre), para someterlos a una rueda de los horrores que no vimos en directo (tras fracasar estrepitosamente la “silla eléctrica” de Marina, el programa decidió pasar a otra cosa) y que les hizo comer insectos, bañarse en sangre o cortarse el pelo.

Y al margen de lo que cuenta el programa que ocurre está lo que verdaderamente ocurre, incluyendo la caída en desgracia de Aritz. Si recordáis el post anterior os hablaba de una petición enviada al Congreso de los Diputados y firmada por muchos ciudadanos exigiendo la retirada de determinados programas de televisión por “faltar sistemáticamente al respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales”.

En lo que a Gran Hermano se refiere, el programa piensa que el responsable directo de lo que está ocurriendo no es otro que el concursante vasco y su discurso sobre el reggaetón (ya os dije que Aritz había puesto el dedo en la llaga, y aunque hayan intentado ridiculizarlo, el fondo de lo que dice es el quid de la cuestión y del modelo de negocio de la cadena en que se emite el programa).

Tras la presentación de la petición el programa ha cambiado por completo su actitud hacia Aritz, incluyendo una extraña bronca tras las durísimas críticas del vasco sobre la letra de una canción (lo cierto es que es para criticarla, cuando no para hacer otras cosas, pues la letra en cuestión defiende comportamientos muy cuestionables: “No te asombres/ Si una noche/ Entro a tu cuarto y nuevamente te hago mía”).

Aritz cargaba contra el autor y era llamado inmediatamente al confesionario donde le recordaban que la discográfica que publica esa canción es patrocinadora del programa. Así, el programa decidió comenzar a desvelar la otra cara de Aritz, vendiendo que está utilizando a Han, y su relación con la “persona especial”. El problema está en que después de mes y medio vendiéndolo como la persona más sincera de la historia del formato, parece que nada de lo que hagan logrará evitar su victoria (salvo quizás uno de esos “porcentajes igualados” capaces de cualquier cosa).

Por otra parte, ni que decir tiene que la expulsión de Aritz supondría, de facto, el final del programa, pues tras la falta de interés de la audiencia por el triángulo, sólo la relación entre Aritz y Han consigue mantener el programa en datos que, al menos, no supongan su cancelación. Pero ya han metido la pata hasta el corvejón con las expulsiones de Maite y Enrique, así que no sería de extrañar que volvieran a hacerlo.

Además de intentar hundir a Aritz, el Debate también cargaba contra una Raquel que, tan sólo una semana antes, se empeñaban en defender (¿esquizofrenia o conflicto de intereses?), hasta el punto de desvelar algo que todo el mundo conocía desde hace dos semanas, pero nadie en la cadena se había atrevido a contar: el supuesto “affaire” de Raquel en la Posada de las Ánimas.

Y mientras la casa se mantiene en stand by, al otro lado del charco están revolucionados. Paula, nuestra Paula de GH 15, entraba el pasado jueves en la casa de Big Brother México con la intención de comenzar el intercambio (la segunda parte se producirá cuando escoja a uno de sus nuevos compañeros para que viajen a Guadalix) y tras ganar, por un 70%, una votación a Noemí Merino y Lizfanny Emiliano Vázquez.

Paula viajaba al país azteca con la intención de revolucionarlo aún más que Hernán Cortés, y vaya si lo conseguia: en un apartamento, la SafeRoom, fue recibiendo a todos los chicos de la edición para cenar con ellos, y el alcohol enseguida provocó estragos en la hawaiana. Paula murió de amor por hasta cinco concursantes antes de caer rendida en los brazos de “El Chile”.

Tras entrar en la casa, la pasión se desató, y la chica terminó debajo del edredón con Chile, mientras que otra concursante, Shira, se moría de celos. A la mañana siguiente, Chile regresaba con Shira, provocando unos intensísimos celos en Paula, y abriendo la puerta a un nuevo triángulo como el que le dio la victoria hace un año. Eso sí, esta vez Paula no es la víctima abandonada por la pareja, sino “la otra” que viene a romper una relación consolidada. Seguiremos muy atentos a las aventuras de Paula en México, pues es mucho más interesante que lo que está pasando en España.

 

Resultados Séptima Nominación

 

Amanda Marta (3 puntos) Niedziela (2 puntos) Vera (1 punto)

Vera Amanda (3 puntos) Suso (2 puntos) Ricky (1 punto)

Suso Marina (3 puntos) Niedziela (2 puntos) Vera (1 punto)

Marina Suso (3 puntos) Sofía (2 puntos) Carlos (1 punto)

Niedziela Suso (3 puntos) Amanda (2 puntos) Ricky (1 punto)

Sofía Marina (3 puntos) Carlos (2 puntos) Vera (1 punto)

Carlos Marina (3 puntos) Marta (2 puntos) Niedziela (1 punto)

Marta Amanda (3 puntos) Carlos (2 puntos) Aritz (1 punto)

Aritz Ricky (3 puntos) Vera (2 puntos) Sofía (1 punto)

Han Ricky (3 puntos) Carlos (2 puntos) Suso (1 punto)

Ricky Vera (3 puntos) Niedziela (2 puntos) Aritz (1 punto)

 

 

Marina (9 puntos)

Suso (9 puntos)

Amanda (8 puntos)

Vera (8 puntos)

Ricky (8 puntos)

 

Niedziela (7 puntos)

Carlos (7 puntos)

Marta (5 puntos)

Sofía (3 puntos)

Aritz (2 puntos)

Han (0 puntos)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas