Gran Hermano 16 (GH 16): Suso y Muti hacen comentarios machistas, Suso hace trampas en la prueba, y el Maitismo aísla a Sofía | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

29
Sep
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Suso y Muti hacen comentarios machistas, Suso hace trampas en la prueba, y el Maitismo aísla a Sofía PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Esta noche Maite intenta salvar el programa enfrentándose al Juicio Final

Hoy es el Día del Juicio Final, y no me estoy refiriendo al de Maite, sino al del propio programa Gran Hermano, y es que esta noche, durante cuatro largas horas, vuelven a enfrentarse con la serie de moda, Mar de Plástico, una serie que ya les hizo mucho daño en plena efervescencia del maitismo, y que esta noche, salvo sorpresa puede dar la estocada definitiva a una edición que está cayendo a la misma velocidad que subió.

Y es que la casa sigue siendo un rollo insufrible, con conversaciones absurdas sobre gimnasios y bolos; con unos grupos creados porque alguien les ha dicho que hay que crear grupos, pero sin la más mínima afinidad entre sus componentes; y con unos concursantes que, salvo honrosas excepciones, están ya aburridos del programa cuando sólo llevan dentro dos semanas.

Era evidente que tras la efervescencia de los diez primeros días la calma volviese a la casa, pero una cosa es esa y otra cosa es que sean incapaces de mantener alguna relación de cualquier tipo que sea mas o menos real (amor, odio, lo que sea...). Las alianzas son tan débiles como los odios, y aquellos que se abrazan al día siguiente se tiran los trastos a la cabeza. Así no hay forma humana de que el público empatice con ellos, y las audiencias lo están demostrando día a día.

De tal forma, repito, esta noche es el Juicio Final. De momento, el de un última hora que hoy mismo puede vivir su último programa si la audiencia es la que se espera, un Juicio que, si no supera (y lo tiene crudo) puede ser el comienzo del derrumbe de la torre.

Pero dejando a un lado las metáforas, esta noche Maite intentará salvar de nuevo los muebles del programa enfrentándose a un Juicio como el que vivieron los finalistas de GH VIP en su última semana dentro de la casa. No tengo ni idea de cómo lo van a hacer, pero me inclinaría porque el juicio fuese dentro de la casa y con sus compañeros de juego como testigos y acusación (al menos, que se mueva un poco la casa, que falta hace).

Y mientras el programa rellena su tercer prime con Maite, dentro de la casa, muy poco que comentar, salvo quizás el harakiri de Suso, que continúa día tras día. Así durante la jornada de ayer se dedicó a hacer trampas descaradamente durante la prueba semanal (y como esto no es Pasaporte a la Isla, supongo que tendrá consecuencias); hizo comentarios extremadamente machistas junto a su amigo ( y futuro expulsado) Muti; atacó a Niedzela anunciando que la va a nominar; y aisló a Sofía despreciándola y acercándose, de nuevo, a Raquel.

Así el motero catalán decidía ponerse mal las gafas durante la prueba del comecocos, y además de forma tan evidente que no dudó en dar collejas a sus compañeros. Ante la evidencia de que estaban haciendo trampas, los concursantes dejaron de esforzarse en la prueba, pasando incluso de entrar al pabellón de pruebas cuando sonaba la música.

Pero además anunció que iba a nominar a Niedzella provocando las iras de unas carpeteras que incrementaron los votos contra su escudero Muti. Por si fuera poco, Suso decidía atacar también a las otras carpeteras, las susofistas, decidiendo aislar a una Sofía de la que se atrevía a decir “ya está usada”.

El Rajoy de Guadalix decidía también tomarse un vaso de leche, siendo alérgico a la lactosa, sólo porque sus compañeros también lo habían hecho (con la consiguiente reacción que obligó a llamar al médico); y terminaba la noche haciendo comentarios extremadamente machistas con un Muti que le reía las gracias. Por cierto, el senegalés también fue protagonista de otro capítulo polémico durante la noche, cuando Vera le comparó con el chimpancé de uno de los cuadros que adornan la habitación (ojo a esto que debería traer cola).

Al margen de Suso, la tarde dejaba un juego que terminaba con Carol llorando: los concursantes decidían “adornar” las fotos de cada uno de ellos que se estaban usando durante la prueba poniéndoles gafas, verrugas, etc (todo muy propio de un patio de colegio), provocando que Carolina se enfadase mucho al ver destrozada su efigie. Obviamente el brote duró unos minutos (lo justo para hacer un vídeo) y enseguida pasó a mejor vida. Vuelvo a insistir en ello, o empiezan a dejar de pensarse que están en reallyties tipo Supervivientes o Campamento de Verano y comienzan a mostrarse tal y como realmente son, o esta edición va a ser extremadamente corta....

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas