x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

25
Sep
2015
Gran Hermano 16 (GH 16): Nominados Ivy, Muti, Raquel y Sofía; Juan entra en la casa; y el programa desvela el secreto de Enrique PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La salida de Maite deja en calma total la casa y nuevas alianzas

“Comienza un nuevo GH sin Maite”. Así anunciaba Mercedes Milá (por cierto, sin creérselo ni ella), la situación en que quedaba la casa tras la salida de la autobusera más polémica de la historia del formato. Maite se marchaba y dejaba la casa en total calma y con extrañas alianzas en el ambiente. Ahora os lo cuento.

La mañana pregala comenzaba con tono soporífero. Tras el toque de atención a Maite del día anterior, la de Pamplona se convirtió en un mueble más de los que habitan la casa (a día de hoy sólo dan juego de verdad Sofía, Suso, Raquel, Han, Aritz y, tal vez, Marta), incluso ante las provocaciones de alguno de sus compañeros. Lo más destacado de la mañana (y creo que con eso lo digo todo), que Marta estuvo a punto de cargarse el microondas al meter una cuchara dentro.

Por la tarde lo más destacado fue la tarta de despedida que Han hizo a Maite, una tarta (la cosa se quedó en bizcocho) para la que necesitó la inestimable colaboración de su cocinero vasco favorito (y, por supuesto, no es Arguiñano). Aritz ayudó y aconsejó al chino como hacer el bizcocho, y lo cierto es que la cosa acabó bien con algo comestible y que no intoxicó a nadie (ya es más de lo que puede decirse de algunos platos de concursos culinarios).

La gala comenzaba, y lo hacía con la Asamblea de los Secretos, una asamblea en la que se desvelaban dos: Maite y Sofía son madre e hija; y Marina no tiene hijo. Precisamente este segundo secreto (que se había escondido a la audiencia, aunque todo el mundo ya lo sabía en el exterior)provocaba una de las imagenes más sorprendentes del formato: Marina entraba en la casa con Juan, su bebé reborn de 900 euros que simula un bebé de verdad, y que hizo enseguida buenas migas con Aritz. El vasco, convertido en padrazo, no se separó del pequeño Juan en toda la noche (tal vez porque así Han le dejaba en paz).

Además, la Gala nos mostró el retorno de Superjump a la casa, con un Itto al que no le hizo ninguna gracia la presencia del minirobot (por cierto, este año Superjump tiene visión nocturna, así que esperemos que lo usen bien, y no sólo para hacer publicidad, como el año pasado).

Con Maite expulsada, y los muebles bostezantes dentro de la casa, tocaba jugar el juego de inmunidad, un juego que, al más puro estilo Magnolia, cambió sobre la marcha su premio: si estaba previsto que el que encontrase el objeto (otra medalla de Amanda) fuera inmune, esta vez se optó por que nominase directamente a un compañero. La idea, que buscaba generar algo parecido a mal rollo, consiguió justo lo contrario, haciendo que, durante una parte de la noche, los tres nominados fueran los componentes de la carpeta. Viendo que la cosa se les podía ir de las manos, de nuevo, sobre la marcha, el programa improvisó que habría cuatro nominados durante la noche (lo dicho, esto es más propio de otras productoras que de la representante en España de Endemol).

Los actores de Gym Tony (hay que promocionar una serie que no despega ni aunque le pongan un cohete) entraron en la casa para esconder la medalla, y lo hicieron justo antes de que los concursantes saliesen disparados a la habitación donde se encontraba (facilitó mucho la búsqueda los gritos que metieron los infiltrados durante su visita). Corriendo hacia la habitación en cuestión, enseguida alguien se dio cuenta de que algo raro le pasaba a uno de los cuadros que la adornaban, y, por supuesto, no fue otra que Amanda, la dueña de la presea. La chica, que con la excusa de haber ganado la prueba, no se separó de su medalla en toda la noche, fue la encargada de nominar directamente a un concursante, y su elegida fue Sofía, ya sin madre que la protegiese. Con Sofía nominada, los concursantes pasaron por el confesionario, y lo hicieron para subir a la palestra a Muti y Raquel, y generar un empate entre Ivy y Suso.

Como los descubridores del secreto deben tener un premio (y parece que los guionistas de la gala enterior estaban de vacaciones), el programa decidió que, juntos, salvasen a un compañero (sigo preguntándome cómo comer una semana o salvar a un compañero les hace “el camino hacia la final más fácil”, tal y como anunciaron al comenzar el juego de los secretos), y el (en Twitter lo llaman así) “Clan de los Gañanes”, es decir Muti, Aritz, Carlos y el propio Suso decidían salvar al chico de la carpeta, dejando cuatro nominados que obligaron a las carpeteras a despertar.

Así todo apunta a que esta semana la elegida de las carpeteras para irse a la calle no será otra que Ivy (dificulta esa carpeta soñada de Vera y Niedzela); mientras que el programa hará todo lo posible por sacar a Muti (si es cierto lo que se rumorea sobre él y Maite conviene que los dos esten fuera cuanto antes para sacarle rendimiento). Veremos que ocurre (personalmente, me da igual, porque ninguno de los dos aporta absolutamente nada a la convivencia).

Mientras unos salvaban a Suso (en teoría en secreto, pero poco tardaron en largárselo a los demás), los otros descubrían la nueva prueba semanal, un circuito en el que los concursantes deberán emular al mitico Pac-Man (que curioso, el nombre del juego se parece sospechosamente al de una entidad que había pedido la cabeza de Maite tras su comentario sobre el perro...) comiendo bolas y evitando que los fantasmas, que van a ciegas, les atrapen (de verdad, es aún más absurdo visto que escrito).

La noche terminaba desvelando el último secreto que se guarda entre las cuatro paredes de Guadalix: uno de los concursantes (por descarte, sólo puede ser Enrique), es un Pepe Herrero en potencia que se ha visto todas las ediciones y se ha estudiado los perfiles antes de entrar en la casa. Eso explica por qué el líder de las ovejas no tuvo el menor reparo en, primero expulsar a Raquel del grupo; y después salirse él mismo para ingresar en el “maitismo”, donde, por cierto, ahora puede ser un valor en alza tras la salida de Maite.

Con el descubrimiento del secreto de Enrique ya todos los secretos están al descubierto (al menos para la audiencia), lo que anuncia una segunda fase (siempre que las audiencias lo permitan) en la que esta Casa de la Pradera podrá ser aún más mueble (si más de la mitad de la casa no hace absolutamente nada teniendo un secreto que mantener, no me quiero imaginar lo que puede ser cuando sean ellos mismos...)

Y volviendo a la convivencia, Sofía, nada más volver a la casa desvelaba el verdadero secreto de Maite: según su hija la de Pamplona había sufrido malos tratos por parte de uno de sus ex y de un familiar, lo que había provocado que se crease esa coraza que la ha hecho tan peculiar.

La gala terminaba con la despedida de Maite y su advertencia a su hija de que se alejase de Suso, lo que el de Barcelona entendía como una clara advertencia de que estaba en peligro si salía nominado. Para intentar cambiar esa percepción, Suso no tuvo el menor problema en volver a cortar con Sofía, aunque esta vez la de Pamplona se lo tomó mucho mejor, tanto es así que hizo un movimiento estratégico que puede condicionar la edición: se acercaba a Niedzela tratando de fraguar una alianza que una a las dos facciones de carpeteras más importantes: las “susofistas” y las “veriedzelistas” (de verdad, esperaba no tener que volver a hablar de estas cosas, pero es lo que hay), Una alianza de las dos iría eliminando uno a uno a todos sus rivales hasta que sólo quedasen las dos parejas dentro de la casa, jugándose la victoria en la final.



Segundas Nominaciones

Enrique Suso (3 puntos) Muti (2 puntos) Niedzela (1 punto)

Carolina Raquel (3 puntos) Muti (2 puntos) Han (1 punto)

Muti Ivy (3 puntos) Niedzela (2 puntos) Enrique (1 punto)

Vera Muti (3 puntos) Raquel (2 puntos) Marina (1 punto)

Niedzela Muti (3 puntos) Raquel (2 puntos) Carlos (1 punto)

Marta Raquel (3 puntos) Muti (2 puntos) Carlos (1 punto)

Ivy Raquel (3 puntos) Muti (2 puntos) Marina (1 punto)

Suso Enrique (2 puntos) Ivy (1 punto)

Carlos Raquel (3 puntos) Enrique (2 puntos) Marina (1 punto)

Sofía Ivy (2 puntos) Raquel (1 punto)

Marina Muti (2 puntos) Suso (1 punto)

Han Muti (2 puntos) Suso (1 punto)

Raquel Marta (3 puntos) Aritz (2 puntos) Suso (1 punto)

Aritz Raquel (3 puntos) Muti (2 puntos) Carlos (1 punto)





Sofía

Muti 20 puntos

Raquel 20 puntos

Ivy 6 puntos

 

Suso 6 puntos

Enrique 5 puntos

Marta 3 puntos

Carlos 3 puntos

Niedzela 3 puntos

Marina 3 puntos

Vera 0 puntos

Carolina 0 puntos

Amanda 0 puntos

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas