x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Dic
2014
Gran Hermano 15 “GH 15”: Paula habla hawaiano, Azahara habla sobre su pasado, y los megáfonos vuelven a la casa PDF Imprimir E-mail
Los Blogs del Telescopio - El Choniblog
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Voces del exterior desvelan a Yoli la estrategia de su familia

Lo cierto es que cuando conocimos la polémica decisión de la familia de Yolanda de apoyar a Alejandra como ganadora de Gran Hermano nunca podíamos imaginar lo que iba a suceder tan sólo 24 horas después, y es que los megáfonos volvieron a Guadalix con un mensaje para la prima rubia: “Yoli, tu familia no te quiere”.

Por suerte para el juego, ni Yolanda ni Alejandra ni tampoco Jonathan, que son los que estaban en el jardín en ese momento, entendieron la frase escuchando tan sólo la anterior: “Viva La Mancha”.

Insisto de nuevo en el “por suerte”, porque un mensaje de tal calibre como el lanzado podría haber provocado un terremoto de proporciones incalculables dentro de la casa (lo más parecido es lo que ocurrió con la “sorpresa” de Fran, y ya sabéis como terminó).

Hay que tener mucho cuidado con los mensajes que se lanzan al interior de la casa, pues los concursantes están atrapados en un microclima que les hace procesar toda la información del exterior magnificándola, máxime cuando es algo del calibre de ésto.

Pero, al menos eso parece, ninguno entendió el mensaje del exterior y siguen en ese extraño letargo que, todo apunta, nos va a acompañar durante las dos semanas de juego que quedan. Y es que la vida en la casa es, simplemente soporífera. Ni siquiera la nueva prueba semanal, que les obligará a estar activos durante toda la jornada consiguió evitar que se pasasen medio día en la cama, y que se acostasen de forma definitiva antes de las dos de la madrugada.

Con semejante panorama tampoco hay mucho que contar y Rubia va ganando protagonismo dentro de la casa. Así la cabra se convertía en protagonista de uno de los vídeos que deben grabar para la prueba (Rubia y Azahara emularon una de las escenas más conocidas de “El Díoa de la Bestia”); y entraba en la despensa con la intención de hacer lo mismo que Hugo: saquearla (el animal se agenció una bolsa de pan rallado antes de que Azahara la pillase).

Al margen de la cabra, Azahara se despertaba angustiada por el terrible sueño que habia tenido: la malagueña vegetariana había soñado que vomitaba espaguetis enteros, un sueño que explicó con todo lujo de detalles a sus compañeros. Al llegar la hora de la comida todo apuntaba a que el sueño de Azahara podría ser premonitorio, pues los concursantes comieron espaguetis, pero, por suerte, ninguno terminó vomitando la comida.

Azahara también se convertía en protagonista al cerrar, sin saber, una polémica abierta hace unos cuantos meses por Kiko Hernández. El colaborador publicaba unas fotos de Azahara de su trabajo en Marbella que ponían en serias dudas el “miedo escénico” de la chica.

Azahara, como si supiera de lo que se estaba hablando fuera, contaba que la discoteca en la que trabaja los jueves se convierte en El Bar Coyote. La malagueña explicaba: “el que me conozca de fuera va a decir, esta es otra”, y terciaba: “con dos vodkas si lo hago, pero aquí no”.

Seguimos. Paula también tenía su momento de protagonismo durante la jornada, en concreto mostrando su faceta más hawaiana, y poniendo apodos a sus compañeros de concurso. Así Hugo se convertía en Pono (bueno); y Jonathan en Mele (feliz); mientras que Azahara se transformaba en Pua (flor); y Paula era Lani, el paraíso.

Decía que la prueba les tuvo algo más entretenidos, aunque tampoco mucho. Por la mañana Hugo y Paula hacían su propia versión de “El Mundo de Beakman” fabricando, o algo parecido, moco de colores. Y digo algo parecido, porque lo intentaron hasta en tres ocasiones sin conseguir un buen resultado, por lo que acabaron tirándose el blandiblu a la cara.

Mientras Hugo y Paula entraban en el laboratorio, los de fuera preparaban un karaoke en el que destrozaron canciones de Bisbal. Los vídeos de acción (cuando el super avisa deben coger la cámara subjetiva y hacer un vídeo expres) también dieron juego, dejando a una Yoli troglodita comiéndose el jamón a bocados; y una guerra de panes entre Hugo y Azahara; además del ya explicado vídeo de Azahara y Rubia.

Ya por la noche la temática del vídeo fue “cómo ser un buen concursante de GH”, algo que Paula escenificó robando en la despensa al más puro estilo pantera rosa; y justo antes de dormir el super les propuso juegos infantiles para pasar el rato.

Con la casa en modus aburrimiento supino, no tengo ni idea de lo que tienen esta noche preparado en el Debate (además de, por supuesto, la esperada entrevista a Álex tras dejar enamorada a Alejandra en menos de dos horas). Supongo que veremos la entrevista a Juanma que no vimos el jueves por falta de tiempo, y la enésima pelea entre Belén Rodríguez y el clan Carabanchel, además de tener tiempo para hablar sobre la polémica decisión de la familia de Yoli.

Precisamente primistas y paulistas serán las protagonistas de la noche, llenando una de las gradas del penúltimo Debate normal (el día 21 habrá programa, pero será el Debate final con todos los concursantes).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

¿Quién debe abandonar la casa de Gran Hermano VIP 5? Segunda nominación
 

A Todo Color



































Noticias Relacionadas