x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

29
Abr
2011
La Empresa Municipal de la “Bivienda”, un portavoz a tiempo completo y Fouce viaja en el tiempo PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Crónicas de un Pleno
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Al igual que sucedía en el Pleno anterior, la ausencia de debate fue la tónica predominante en el Pleno más corto de la legislatura; un Pleno, que, sin embargo, tuvo dos protagonistas indiscutibles: Guillermo Fouce y su lengua de trapo.

 

Los grandes momentos de este Pleno los protagonizaba un portavoz socialista al que aún parece quedarle un poquito de rodaje para sentirse cómodo en el puesto de portavoz. Los nervios hicieron que hasta cinco veces se equivocase Fouce en lo que decía provocando la hilaridad del público.

Al hablar de la construcción de la nueva Ciudad Deportiva de Soto, Fouce habló de lo que considera incumplimientos electorales de Pedro Rollán, entre ellos la “ciudad del basques”. Suponemos que se refería a la Ciudad del Básket, pero su sorprendente pronunciación levantó murmullos entre el público.

En el mismo parlamento, y tan solo unas frases después, el candidato socialista volvía a “meter la pata”: Fouce hablaba de la no inclusión de Torrejón en el proyecto de “Madrid 2006”. No sabemos si se debe a una regresión temporal del socialista, o a un simple “lapsus linguae”, pero este viaje en el tiempo también despertó murmullos entre los asistentes.

En su parlamento sobre las medidas de austeridad que proponía, y que, por cierto, supuso el único conato de debate del Pleno, Fouce volvía a cometer un error, aunque algunos dicen que realmente fue una traición del subconsciente: el candidato aseguraba que las medidas de austeridad tomadas durante los últimos años “habían sido relevantes”. Por el sentido de su discurso, se refería a irrelevantes, pero la equivocación volvió a despertar a la grada.

En otro momento del Pleno, Fouce aseguraba que continuaría con su labor fiscalizadora: “Así me tienen a tiempo completo”. A lo que, tanto el alcalde como el vicealcalde respondieron al unísono: “Por eso lo hacemos”.

El error lingüístico de Fouce más comentado, sin embargo, llegaría en una moción sobre el uso que se les va a dar a las plazas de aparcamientos subterráneos que no se han vendido. Hasta en cinco ocasiones, Fouce se refirió a la Empresa Municipal de la Vivienda como “EMBS”, siendo coreado, la última vez, por gran parte de la grada.

Y para cerrar este pleno de errores lingüísticos, el profesor universitario aseguraba “no estar de cuerdo” con una moción. No sabemos si estaba o no de “cuerdo”, pero nervioso lo estaba bastante. De todas formas, al ser el candidato a la alcaldía de su partido, lo más probable es que siga teniendo oportunidades, en la próxima legislatura, para perfeccionar esa lengua de trapo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas