x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

05
Jun
2022
Detenido un hombre en Coslada tras atrincherarse y retener a su hija a punta de cuchillo PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Coslada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de CosladaSu mujer acababa de denunciarle por malos tratos y había pedido el divorcio

La jornada del sábado en Coslada dejó una situación más propia de un telefilm de sobremesa que de la vida real, pues un hombre de 43 años se atrincheraba con sus dos hijas, amenazándolas a punta de cuchillo, tras conocer que su mujer acababa de denunciarle por malos tratos.

El suceso comenzaba a eso de las 11:00 h de la mañana, cuando la policía acudía a la vivienda donde vivía la familia en la Avenida Príncipes de España para detener al hombre, tal y como establece la ley de violencia de género, después de que esa misma mañana la mujer interpusiese una denuncia.

En lugar de entregarse, el hombre se encerró en la vivienda con sus dos hijas a las que retuvo a punta de cuchillo, si bien la más pequeña, de 12 años, consiguió escapar saltando a la terraza de al lado, lo que puso en peligro su vida al estar en un décimo piso. La otra hija, que cumplía 15 años ese día, sí se quedó dentro, comenzando así unas horas terribles para los vecinos de Coslada.

Tras la llegada del negociador, el hombre de nacionalidad rumana amenazó con volar el edificio, explicando a los agentes que tenía varias bombonas de butano en el piso.

Temiendo cualquier desenlace, los agentes no tuvieron duda en que había que desalojar el inmueble, algo que sucedía poco antes de las tres de la tarde.

Tres horas más tarde, las negociaciones dieron sus frutos, y el hombre dejaba escapar a su hija antes de entregarse a la policía, que le detuvo acusado de los cargos de Detención ilegal, malos tratos y secuestro, por los que se enfrenta a una pena de entre 6 meses y dos años de cárcel.

Tras ventilar la vivienda para que el gas dejase de estar concentrado, y alejar así cualquier riesgo de explosión, los agentes dejaban volver a los vecinos a sus viviendas a eso de las siete de la tarde cerrando un suceso que durante 8 horas tuvo en vilo a Coslada.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas