x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Nov
2017
El Miguel Catalán de Coslada, designado “Escuela del Cambio” por Ashoka PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Coslada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de CosladaSólo ocho colegios españoles tienen esa distinción

Gran noticia la que ha recibido el IES Miguel Catalán y, por extensión, toda la ciudad de Coslada. Este centro educativo acaba de ser elegido como Escuela ChangeMarker, una consideración que desde esta semana y tras la designación del centro cosladeño, únicamente tienen 8 centros en España y 300 en todo el mundo.

La elección la ha hecho Ashoka, una fundación sin ánimo de lucro, independiente, aconfesional y especialista e impulsora de proyectos de emprendimiento e innovación social que se encuentra entre las 5 ONGs más importantes del planeta. Cabe recordar que esta entidad fue fundada en 1981 por Bill Drayton (Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2011) y en España desarrolla su labor desde 2003.

Con su designación como ‘Escuela Changemarker’, se reconoce la labor del IES Miguel Catalán, de sus alumnos y alumnas y profesores, como verdaderos “agentes del cambio”, capaces de “cambiar el mundo”.

En este sentido, Ashoka apoya el desarrollo de un modelo educativo que transforme la visión de las generaciones más jóvenes, creando de este modo una convivencia global del cambio. Este aspecto es el que ha tenido en cuenta la fundación a la hora de dar el título de Changemaker al IES Miguel Catalán.

Precisamente, durante el acto de presentación de los nuevos integrantes de la fundación (además del centro cosladeños, un colegio de Santander y cuatro emprendedores), que ha tenido lugar esta misma semana, el director del instituto cosladeño, Ángel García, recordó algunas de las iniciativas que se llevan a cabo desde el centro.

En concreto, mencionó el programa de Aprendizaje-Servicio en colaboración con diferentes concejalías del Ayuntamiento de Coslada, a través del cual se han desarrollado distintas acciones como el maratón de sangre (que este año ha batido el récord de donaciones), las visitas a los búnkeres de la Guerra Civil con mayores de la ciudad, la muestra de juguetes antiguos (ambos en el marco de un proyecto de memoria histórica), así como otro tipo de iniciativas centradas en el entorno de Coslada.

El alcalde cosladeño, Ángel Viveros, ha querido “felicitar a las y los alumnos de este instituto y a la totalidad del equipo docente por la importante labor que desarrollan los segundos, y la implicación que demuestran los estudiantes”.

A su juicio, “este reconocimiento, que no es el primero para el IES Miguel Catalán, es merecido y no será el último puesto que muchos de los proyectos que desarrollan desde este centro y que ayudan a situar en lo más alto el buen nombre de Coslada, son pioneros y se extienden por otros institutos no solo de Madrid, sino de España”.

Asimismo, también ha aprovechado para destacar la importancia de “lograr esta consideración por parte de una entidad como Ashoka, todo un referente internacional en el ámbito de la innovación social”. “Sin duda –ha añadido- calificar al IES Miguel Catalán como ‘Escuela Changemaker’ es muy importante, y el reflejo claro de que quienes forman parte de ella están dispuestos a hacer lo posible por cambiar el mundo. El futuro es de ellos, pero está claro que el presente, también”.

Revolucionar la forma en la que los niños aprenden a escribir. Mejorar radicalmente los diagnósticos médicos. Apoyar los proyectos de miles de emprendedores. Y luchar contra la despoblación de la España rural. Esos son los objetivos de los cuatro emprendedores sociales españoles que se han incorporado este lunes 30 de octubre a Ashoka, la red global de innovadores sociales más importante del mundo.

Roser Ballesteros (VoxPrima), Ignacio Medrano (Savana), Pablo Santaeufemia (Bridge for Billions) y Victoria Tortosa (La Exclusiva) son las caras visibles de cuatro proyectos rompedores, únicos y necesarios. Sus propuestas tienen potencial para revolucionar áreas clave de la educación, la medicina, el emprendimiento y las políticas sociales. Y contribuyen a cumplir con cuatro de los 17 objetivos para el desarrollo que ha planteado la ONU para 2030.

“Las metas que tenemos que alcanzar son ambiciosas y urgentes. Pobreza, envejecimiento, cambio climático, inteligencia artificial,…” asegura Cristina Garmendia, Presidenta de Fundación COTEC, que abre el acto de presentación del lunes. “Nos enfrentamos a unos retos de tal dimensión que es impensable abordarlos sin innovación: innovación en servicios, en procesos, en organización, y en alianzas. Hay que innovar en la forma de crear nuevas redes; aliados improbables que permitan la multiplicación del impacto.”

Vox Prima, creado en Barcelona, multiplica la creatividad de los alumnos y su capacidad de expresión escrita a través de la PictoEscritura: los niños viven en primera persona el proceso de creación, edición y publicación de un libro (su libro) con un método demostrado que une el dibujo y la redacción.

Savana, lanzado por el emprendedor social de Alicante, mejora exponencialmente el acierto de los médicos en sus diagnósticos. Este “Google” médico permite acceder a la información colectiva de millones de historiales clínicos y así facilitar la toma de decisiones.

Bridge for Billions, con su sede en Madrid, cubre la distancia que hay entre el quiero y el puedo: es una incubadora digital que facilita el lanzamiento y la consolidación de los proyectos de emprendedores excluidos del sistema tradicional por su proveniencia, género o situación socioeconómica.

Y La Exclusiva, en Soria y Burgos, lucha contra la despoblación rural proporcionando productos y servicios – y una atención humana y personalizada – a los habitantes de pueblos aislados.

Tras ser seleccionados por Ashoka, estos cuatro emprendedores sociales se integran en una red mundial con más de 3.400 innovadores. La suma de sus capacidades, unida al apoyo de los expertos asociados, multiplica el impacto de sus proyectos, facilita su expansión y permite la reproducción de sus propuestas por todo el mundo.

Ashoka está presente en 90 países. Fundada por Bill Drayton, ganador del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2011, Ashoka también ha creado una red de Escuelas Changemaker: centros educativos (públicos, concertados o privados) con resultados académicos excelentes que han puesto el acento en que sus alumnos se formen para mejorar el mundo, para ser agentes del cambio.

“En las Escuelas Changemaker, a través de proyectos educativos integrales, los chicos y chicas aprenden a ser agentes del cambio. Lo practican y toman conciencia de su poder para transformar sus vidas y la de los que les rodean,” explica David Martín Díaz, codirector de Ashoka España. “Solo con esta actitud conseguiremos que objetivos como los que nos hemos propuesto para 2030 se cumplan.”

Este lunes 30 de octubre se incorporan a la red el colegio Verdemar (Santander, Cantabria) y el IES Miguel Catalán (Coslada, Madrid). El colegio concertado de Verdemar apuesta por educar en el emprendimiento social a través de las cooperativas: los estudiantes dirigen y trabajan en proyectos en los que aplican al mundo real lo que han aprendido en clase. El centro público Miguel Catalán, por su parte, está comprometido con los Proyectos de Aprendizaje-Servicio: los alumnos salen de las aulas para ayudar a sus vecinos, donando sangre, organizando jornadas de solidaridad, trabajando en un centro de protección animal… y así se convierten en protagonistas de la transformación de su entorno.

La presentación de este año cuenta con el apoyo de Vía Célere, compañía inmobiliaria referente en innovación y sostenibilidad, que en alianza con Ashoka va a implementar una estrategia de innovación social dentro de la compañía, que amplíe el alcance de su política de responsabilidad social y convierta a Vía Célere en un motor de cambio económico y social dentro del sector inmobiliario.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas