x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

11
Ene
2021
AgroLab llega a Aranjuez PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Aranjuez
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEs el cuarto Laboratorio de Agricultura Abierta que se pone en marcha en la Comunidad

La Comunidad de Madrid pone en marcha un nuevo Laboratorio de Agricultura Abierta (AgroLab), en el municipio de Aranjuez. Su objetivo es fomentar, a través de la formación, la agricultura urbana como actividad para generar empleo, conservar el entorno natural del municipio madrileño y servir de cauce para la integración social.

Para la plasmación de esta iniciativa, el Ejecutivo regional ha firmado un convenio de colaboración de dos años de duración con el Ayuntamiento de Aranjuez. Las actividades de este nuevo AgroLab, cuyo huerto contará con 3,29 hectáreas del  Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), se destinarán principalmente a vecinos que, interesados en aprender sobre el sector agrícola, se encuentren en situación de desempleo o en desventaja social.

Los investigadores del departamento de Investigación Aplicada y Extensión Agraria del IMIDRA serán los responsables, entre otras tareas, de realizar la formación sobre la recuperación de las variedades tradicionales mediante talleres que se irán desarrollando a medida que se suceda el ciclo natural de los cultivos. Además, se encargarán de enseñar a los participantes las técnicas de cultivo tradicionales basadas en la sostenibilidad como forma de dinamizar las zonas periurbanas.

Este convenio contempla la creación de un espacio multifuncional en el que se incluya como actividad adicional la puesta en marcha de un mercadillo en el poder comercializar tanto de los productos que se cultiven en el AgroLab objeto del convenio como productos locales.

Además, uno de los principios rectores del proyecto es el autoconsumo de los participantes y la donación de excedentes a entidades sociales. Para su arranque, el Gobierno madrileño aportará los medios técnicos y humanos necesarios, asumiendo un gasto de 38.500 euros en una primera anualidad y de 5.000 euros en cada una de las siguientes.

El gerente del IMIDRA, Sergio López, entidad dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, ha destacado que estos proyectos “trabajan en la conexión del campo y la ciudad a través de la formación agrícola y tratan de acercar la agricultura sostenible a los municipios, además de fomentar el emprendimiento y aumentar el número de futuros profesionales jóvenes para el sector”. Además, ha explicado que esta experiencia “pretende revalorizar el patrimonio cultural y natural y la transformación del modelo de ciudad en términos de sostenibilidad”.

El IMIDRA lleva desarrollando los Laboratorios de Agricultura Abierta (AgroLab) en diferentes municipios de la región desde el año 2015. El primero en incorporarse al proyecto fue el de Perales de Tajuña, mientras que en 2017 lo hizo El Escorial, y en junio de 2019 Móstoles.

En total, desde hace cinco años han participado en alguna de las ediciones casi 200 personas y siete entidades que trabajan en la promoción de metas ambientales, socioculturales y de salud, entre quienes se ha fomentado también el intercambio de conocimientos entre generaciones. Desde su inicio y hasta la fecha, el Gobierno regional ha invertido en estos laboratorios agrícolas un total de 300.000 euros.

La Comunidad de Madrid está desarrollando, a través del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), un total de 89 proyectos de I+D+i desde el año 2018, cuya finalidad es la de potenciar y aumentar la rentabilidad del sector rural como base para garantizar su continuidad y su desarrollo, además de ayudarle a ser más competitivo en el mercado nacional y regional.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha remarcado el apoyo del Ejecutivo regional “a las empresas madrileñas del sector para ampliar sus posibilidades comerciales”, un objetivo que pretende fortalecer el entorno rural madrileño.

En este sentido, Martín ha reflejado el carácter innovador de dichas investigaciones “en las que están muy presentes el carácter tradicional de las técnicas agrícolas y ganaderas para recuperar la esencia del mundo rural, además de preservar, conservar, ampliar y mejorar la biodiversidad de nuestro entorno”.

Para la ejecución de los proyectos, el Gobierno regional ha invertido un total de 10 millones de euros desde 2018 a través de los siete departamentos con los que cuenta el IMIDRA. Además, en un capítulo aparte, el Instituto ha contratado en este mismo periodo un total de 34 investigadores, entre técnicos y doctores, que colaboran de manera externa en la realización de los ensayos, junto con el personal científico habitual.

Entre las investigaciones que está llevando a cabo el IMIDRA, un 40% está incluida en los denominados Proyectos de Desarrollo Rural (PDR), puestos en marcha por el Gobierno madrileño para beneficiar al sector agrícola y ganadero de la región; otro 35% se lleva a cabo a través de la formación de los denominados grupos operativos, formados por asociaciones, productores y particulares interesados en implementar diferentes técnicas agrarias para dar soluciones a los retos del mundo agrícola; y el resto de los proyectos son de carácter propio del IMIDRA.

En todos los casos hay una estrecha colaboración público-privada que permite a los investigadores tratar la realidad del campo madrileño de primera mano y desarrollar objetivos concretos con pequeñas y medianas empresas de la región participantes en los proyectos ligados a los PDR. En total, hasta la fecha, han sido 30 las empresas colaboradoras que han formado parte de alguna investigación, de cuyos resultados se benefician directamente, y que en determinados casos se prolongará hasta 2023.

De los 89 proyectos en marcha, 29 se están desarrollando dentro del departamento de Agroalimentación; 23 en el de Agroambiental, 21 en el de Extensión Agraria; 12 en el de Agroforestal, y 4 en el departamento de Producción Animal.

Como organismo autónomo, el IMIDRA gestiona un presupuesto anual de 23 millones de euros y posee 600 hectáreas repartidas en siete fincas experimentales de varios municipios de la Comunidad de Madrid: La Isla (Arganda del Rey); Riosequillo (Buitrago de Lozoya); Vivero (El Escorial); Colmenar Viejo (Censyra); El Socorro (Colmenar de Oreja); El Encín (Alcalá de Henares) y Sotopavera (Aranjuez) donde trabajan 300 trabajadores, incluidos investigadores y técnicos.

En ellas, se cría ganado autóctono para su mejora genética y se evita la extinción de algunas razas, se ensayan nuevos cultivos, se custodia y analiza material genético animal y vegetal propio de la Comunidad de Madrid para evitar su pérdida, se experimenta con técnicas agrícolas y se llevan a cabo cientos de pruebas en sus siete laboratorios.

Todos los proyectos e investigaciones que lleva a cabo el IMIDRA, tanto en agricultura, ganadería, forestal y ambiental están basados en la sostenibilidad como principio básico. El cambio climático, la comercialización en circuito corto de los productos de la región, el fomento de los valores de la tradición rural y, en definitiva, los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) marcados por la Unión Europea en la Agenda 2030, están presentes en todas las tareas que llevan a cabo los investigadores.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas