18
Ago
2015
La UNESCO convierte el Paisaje Cultural de Aranjuez en Valor Excepcional Universal Imprimir
Zona Este - Aranjuez
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMJunto con Atapuerca, Tarraco y el Parque Nacional de Garajonay

La Unesco ha dado un paso más en la protección y reconocimiento de la ciudad de Aranjuez al declararla como "lugar de excepcional valor universal", el máximo reconocimiento que puede obtener un sitio que ya había sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad, ha informado la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, dependiente de la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid.

El Valor Universal Excepcional es el concepto clave que sustenta la Convención de Patrimonio Mundial (1972), y que se ha ido definiendo a lo largo del tiempo como una significación cultural y/o natural tan excepcional de un determinado bien que trasciende los límites nacionales para ser relevante para las generaciones presentes y futuras de toda la humanidad. Por tanto, la protección permanente de este patrimonio es de la mayor importancia para toda la comunidad internacional.

Las Declaraciones Retrospectivas como ésta de Aranjuez permiten que aquellos bienes que no disponían de una en el momento de su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial puedan tener un documento de referencia en el que se defina el Valor Universal Excepcional que motivó su inscripción, y de este modo permita orientar la conservación y la gestión de este patrimonio.

En la reunión del pasado 8 de julio se decidió proporcionar el reconocimiento de "Lugar de excepcional valor universal" el Paisaje Cultural de Aranjuez, así como a otros puntos ya reconocidos en España como el yacimiento de Atapuerca, el Conjunto Arqueológico de Tarraco, el Parque Nacional de Garajonay (Islas Canarias) y el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

El Paisaje cultural de Aranjuez fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en diciembre de 2001 en Helsinki. Se trata de un entorno de singular identidad debido a la histórica relación entre la naturaleza y la actividad humana, entre el sinuoso curso de sus cauces fluviales y el diseño geométrico del paisaje, entre la vida rural y el núcleo urbano así como entre la refinada arquitectura y la naturaleza agreste del bosque.

Los ríos Tajo y Jarama conviven en Aranjuez, y son las dos arterias principales que dan vida al Paisaje Cultural de Aranjuez con una extensión de 2.047,56 hectáreas en la zona sur de la Comunidad de Madrid. La ciudad de Aranjuez ha sido, a lo largo de la historia, testigo de intercambios culturales de singular importancia en el desarrollo de sus hitos o puntos de referencia y creación del paisaje. Por ello se ha convertido en modelo del uso cultural del territorio.

El proceso de transformación se inició en los tiempos de Felipe ll cuando, bajo la influencia de la Corona y con la riqueza de la naturaleza como elementos determinantes, se estableció el Real Sitio de Aranjuez en el siglo XVl. Los reinados de Fernando Vll, Carlos ll e Isabel ll fueron de especial relevancia en la evolución del Real Sitio durante los siglos XVlll y XlX. Fue en el siglo XX cuando el Real Sitio abrió sus puertas al público para deleite de todos los que ls visitan.

El recinto se compone de diversas zonas: los jardines vegetales históricos, las arboledas y avenidas flanqueadas por hermosos arboles (Legamarejo, Picotajo, El Rebollo), el Palacio Real y los jardines ornamentales (el Jardín del Príncipe, la Isla, el Parterre, los Jardines del Rey y el Jardín de Isabel ll), y el Centro Histórico Urbano del Siglo XVlll. Aranjuez representa la fusión de diversas corrientes culturales y el resultado constituye un paisaje cultural de gran influencia en el diseño de espacios y entornos paisajísticos que se han desarrollado con posterioridad.

"Desde el año 2005, todas las candidaturas a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco deben contar con la Declaración de Valor Universal Excepcional (VUE). Por ello, todos los bienes culturales y naturales incluidos entre 1978 y 2004, como es el caso del Paisaje Cultural de Aranjuez, han de elaborar esta declaración y someterla a aprobación por parte del Comité del Patrimonio Mundial con carácter retroactivo. La declaración que justifica nuestro valor universal excepcional (VUE) debía reflejar los criterios y atributos por los que el Comité inscribió el Paisaje Cultural de Aranjuez en la Lista de Patrimonio Mundial y reflejar cuestiones tales como qué representa el bien, qué hace que sea excepcional, cuáles son los valores específicos que lo distinguen, etc. Dicha Declaración de Valor Universal Excepcional sería examinada por los organismos consultivos correspondientes, el Ministerio de Cultura de España y el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO para ser transmitida finalmente al Comité del Patrimonio Mundial para su aprobación, en su caso. De este modo, desde la Fundación Aranjuez Paisaje Cultural, el Archivo Municipal y con la inestimable colaboración de Gómez Atienza Arquitectos se remitió un texto ajustado a las indicaciones de los distintos Organismos y apoyado en los objetivos del Plan de Gestión donde quedaron reflejados los principales valores del Paisaje Cultural de Aranjuez de acuerdo a los criterios por los que fue inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial. El concepto de VUE sustenta toda la Convención sobre el Patrimonio Mundial y todas las actividades relacionadas con los bienes inscritos en la Lista. Según la definición de VUE, “Valor Universal Excepcional significa una importancia cultural y/o natural tan extraordinaria que trasciende las fronteras nacionales y cobra importancia para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad”. El documento de referencia, guía para orientar la conservación y gestión del patrimonio, recoge que “El sitio consta de varios elementos que componen las diferentes zonas del Paisaje Cultural: huertos históricos, paseos arbolados y sotos históricos (Legamarejo, Picotajo, El Rebollo), el Palacio y los jardines (Jardín del Príncipe, Jardín de la Isla, Jardín del Parterre, Jardín del Rey y Jardín de Isabel II), y el Centro Histórico del siglo XVIII. La combinación conceptual de estas áreas ha creado una serie de paisajes que al unirse, dan lugar al Paisaje Cultural de Aranjuez. En él se incluye el paisaje del agua (ríos, estanques, presas, caces y caceras), el paisaje agropecuario (huertos y viveros, explotaciones ganaderas y pastos), el paisaje del deleite y del ocio (jardines ornamentales) el paisaje ordenado (la geometría de las calles y plazas que modelan el territorio) y el paisaje construido (el Palacio Real, la ciudad ordenada, las calles y los edificios agrícolas)”, explican desde el consistorio ribereño.

Según David Estrada, “De acuerdo a la diversa normativa, la aprobación por parte del Comité del Patrimonio Mundial de nuestra declaración de VUE es muy beneficiosa para Aranjuez, para nuestro país y para todos los actores implicados en la preservación de nuestro Paisaje Cultural dado que permite tener una idea clara del bien, de cuáles son los atributos que motivaron su inscripción en la Lista Del Patrimonio Mundial, por qué se considera de Valor Universal Excepcional y sirve como guía y orientación para las Administraciones Públicas para su gestión y conservación”.

“La Declaración de Valor Universal Excepcional servirá para proteger nuestro rico Patrimonio. Las Prescripciones de Protección del bien recogidas en el texto hacen de la Declaración un valor añadido para defender el Río Tajo, el cual da sentido a nuestro Paisaje”, ha destacado el Primer Teniente de Alcalde y Delegado de Patrimonio Histórico.