x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Jun
2015
Condenan por asesinato a un guardia civil que mató a su mujer en Aranjuez PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Aranjuez
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Según el Jurado Popular, está probado que la asesinase y después fingiese su suicidio

El Jurado Popular conformado en la Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid para el juicio del caso de Raúl R. P., el guardia civil acusado de acabar con la vida de su pareja en el denominado ‘caso Aranjuez’, ha emitido un veredicto de culpabilidad por asesinato con agravante de parentesco para el procesado

La Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid ha celebrado desde el lunes, 8 de junio, y hasta el pasado miércoles 17, la vista oral del juicio con Tribunal del Jurado contra Raul R. P., quien se enfrenta a una petición de pena por parte de la Fiscalía de veinte años de prisión por la supuesta comisión de un delito de asesinato.

Tal y como consta el relato efectuado por el Ministerio Público en su informe de calificación, el acusado, de 31 años de edad en el momento de los hechos y cabo primero de la Guardia Civil, comenzó a tener discrepancias matrimoniales en 2012 con su esposa, auxiliar interina de enfermería y con la cual se había casado el 25 de abril de 2009. La mujer llegó a comentar a sus amigas más íntimas la delicada situación que atravesaba el matrimonio y su decisión de poner fin a la relación.

El día 10 de marzo de 2013 la mujer llegó a su domicilio sobre las 09:00 horas tras haber terminado el turno de guardia, momento en el que la pareja inició una fuerte discusión por el asunto de la separación. Minutos después, y tras haber jugado con su hija, la mujer se dirigió a su dormitorio a descansar después de haber pasado toda la noche trabajando.

El acusado, una vez que ella se quedó dormida, y aprovechando esa circunstancia, hacia las diez de la mañana se dirigió a la habitación y con su arma reglamentaria le disparó en la sien derecha, resultando este disparo mortal de necesidad, si bien la mujer no moriría inmediatamente, sino a las 12:45 horas.

El acusado, no obstante, avisó al teléfono de emergencias 112, sobre las 10:33 horas, y comunicó, fingiendo, que la mujer se había suicidado.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas