x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Jun
2020
SanSe ha gastado casi medio millón en contratos urgentes durante la crisis PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noreste
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de SanSeCompra de mascarillas y batas, y desinfección de espacios, entre los contratos

Durante semanas, los servicios económicos del Consistorio han tenido que afrontar y redimensionar sus esfuerzos para responder las peticiones diarias surgidas desde las distintas delegaciones. Desde la declaración del actual estado de alarma, el Ayuntamiento ha destinado una cuantía próxima al medio millón de euros a la gestión de contratos de emergencia para afrontar la crisis sanitaria de la Covid-19, uno de los períodos más críticos en la historia más reciente de la ciudad.

En particular, el montante económico de los contratos de emergencia desde el inicio del estado de alarma ha ascendido a más de 476.000 euros, que han sido destinados a atender las distintas demandas de suministros y necesidades que han surgido en esta inesperada situación.

En esta etapa excepcional, que ha cambiado completamente la gestión y la logística de una ciudad con más de 90.000 habitantes durante semanas, los servicios económicos del Consistorio han tenido que afrontar y redimensionar sus esfuerzos para responder a las peticiones diarias surgidas desde las distintas delegaciones de la organización municipal.

Entre las compras más importantes, destacan las realizadas para proteger frente a la Covid-19 a la población, a trabajadores y voluntarios y al personal de hospitales y centros de salud, con la adquisición y reparto de 250.000 mascarillas a los vecinos y comercios, la obtención de 25.000 bolsas para la confección de delantales para los centros sanitarios de la zona, o la desinfección de calles, espacios públicos o comercios con distintos métodos complementarios y de la máxima eficacia.

Otro de los esfuerzos económicos más importantes ha consistido en cuidar e informar a los vecinos más desfavorecidos y a los colectivos más vulnerables, con la puesta en marcha y refuerzo del servicio de atención telefónica del área relacionada con la atención social, y con la difusión de 105.000 dípticos con información municipal esencial para que todo vecino cuente con información suficiente para afrontar esta difícil situación.

Una de las claves para que, durante este periodo excepcional, la gestión del Ayuntamiento no se detuviera ni se viera dramáticamente alterada por la necesaria suspensión de la actividad presencial ha consistido en una inversión en equipos informáticos y de comunicación para garantizar el cumplimiento de los servicios esenciales municipales. Gracias a esta medida, se ha hecho posible el teletrabajo de 200 empleados públicos, facilitando así que los ciudadanos pudieran seguir realizando sus trámites con la administración municipal.

Entre los contratos de emergencia también destacan las obras urgentes de ampliación del cementerio municipal, habilitando nuevos nichos y columbarios, los suministros de comidas al cuerpo de voluntarios de Protección Civil, o la instalación de más de 100 mamparas de protección en los centros de atención municipal.

El concejal de Economía y Hacienda, Juan Olivares (Cs), ha calificado la gestión económica de esta emergencia como "un gran reto que ha llegado sin aviso y que hemos sabido atender con prontitud y certeza, salvando todos los obstáculos que aparecían a diario desde las distintas delegaciones municipales con el único objetivo de salvar vidas y prevenir la propagación del coronavirus".

El vicealcalde de la ciudad, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs), ha destacado que "se demuestra una vez más que la coordinación y el trabajo en equipo es uno de los puntos fuertes para luchar contra este tipo de emergencias", añadiendo que, "gracias a la incansable labor del equipo económico del Ayuntamiento y de todos los trabajadores municipales, se han podido afrontar satisfactoriamente los problemas que han ido surgiendo".

"Desde el consistorio se continúa trabajando para mantener las necesarias medidas de prevención frente a la pandemia Covid-19 en todos y cada uno de los ámbitos de la vida de nuestra ciudad, considerando estos meses de gestión frente a la pandemia como una gran lección para estar preparados en el futuro" ha concluido el alcalde Narciso Romero (PSOE).

El Gobierno municipal continúa impulsando medidas para facilitar el retorno a la normalidad de la vida económica y social en el municipio. Con este objetivo, el ejecutivo local ha aprobado una flexibilización y ampliación de plazos para el abono de los distintos tributos municipales de cobro periódico, así como la posibilidad de que los vecinos puedan acogerse a un pago fraccionado en tres fechas circunscritas al año 2020.

Las facilidades fiscales impulsadas por el ejecutivo municipal a través de su concejalía delegada de Economía y Hacienda consisten, en primer lugar, en la prolongación general del plazo de pago de los tributos periódicos correspondientes al presente año -en particular, del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), de la tasa de basuras, tasas por paso de carruajes/vado permanente y del Impuesto para Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)- hasta la fecha de 30 de diciembre de 2020.

En segundo lugar, se establece la posibilidad de fraccionar el pago de dichos impuestos para su abono en las fechas de 30 de julio, 30 de octubre y 30 de diciembre de este año 2020. Dicho fraccionamiento se verá favorecido por una bonificación del 2% en la cuantía del impuesto aplicable en el último plazo de fraccionamiento.

Para disfrutar de esta posibilidad, los vecinos deberán solicitar por escrito, hasta el 10 de julio, el mencionado fraccionamiento de pago a través de domiciliación bancaria. Con el objeto de facilitar este trámite, la Web del Ayuntamiento hará constar de manera explícita esta posibilidad, con un enlace en la página para solicitar dicho fraccionamiento.

Desde la Delegación de Economía y Hacienda se informa de que la adhesión a este sistema especial de fraccionamiento, diseñado para facilitar la vida de los vecinos en este periodo especial, solo tendrá efectos relativos al año en curso, 2020.

En el supuesto de que los interesados desearan acogerse a un sistema de pago fraccionado de impuestos de cara al año 2021, deberán hacerlo en la forma prevista en las Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento, lo que implicaría una solicitud distinta de la aquí expuesta.

La Delegación añade, asimismo, que el hecho de adherirse al sistema de fraccionamiento fiscal correspondiente a 2020 implica necesariamente la imposibilidad del pago de la deuda tributaria en el periodo de pago general, con lo que el abono de cada cuota fraccionada se tendría que realizar en el momento respectivo de su vencimiento.

"Hemos diseñado estas medidas con la finalidad  expresa de otorgar plazos más flexibles para atender a la diversidad de situaciones sobrevenidas durante la crisis sanitaria", afirma el concejal delegado de Hacienda, Juan Olivares (Cs), que comenta que "estas facilidades, circunscritas exclusivamente al ejercicio 2020, se añaden a un conjunto de medidas, algunas adoptadas y otras todavía por impulsar, con las que este Ayuntamiento responde contundentemente al impacto económico y social provocado por la pandemia".

"Es el momento de movilizar todos los recursos posibles para mitigar el lesivo efecto que el parón de la actividad y la crisis sanitaria han provocado en la vida de los vecinos y las familias de Sanse. Durante los próximos meses, el Gobierno municipal va a continuar adoptando decisiones para impulsar el crecimiento, el empleo y para proteger el bienestar social en un proceso de desescalada que el Ayuntamiento quiere cuidar al milímetro", añade el vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs).

"Ante un acontecimiento inédito como la pandemia Covid-19, la inevitable incertidumbre económica y social requiere de una respuesta por parte de las Administraciones Públicas. Desde el consistorio de Sanse, queremos dejar claro que estamos aquí para poner todas las herramientas destinadas a que nadie pueda quedarse atrás, y además, a contribuir a crear todas las oportunidades posibles para que el crecimiento y la estabilidad retornen con la mayor prontitud", concluye el alcalde, Narciso Romero (PSOE).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas