x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

11
Ene
2021
El Marañón estudiará las secuelas cardiacas del coronavirus PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEs el mayor estudio sobre el tema realizado en España

Un estudio del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón sobre las implicaciones cardiovasculares de la COVID-19 ha recibido una beca de investigación de las “Ayudas a la Investigación Biomédica 2020” que otorga la Fundación Francisco Soria Melguizo con el propósito de promover la investigación biomédica en nuestro país. El Consejo Científico Asesor de la Fundación ha adjudicado 450.000 euros al estudio “Prevalencia de secuelas cardíacas tras infección por SARS-CoV-2”, cuyo investigador principal es el Dr. Javier Bermejo, jefe de Sección y Coordinador de Cardiología no Invasiva e Imagen Cardiaca del Hospital Gregorio Marañón e investigador del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV).

El objetivo del estudio es investigar las secuelas de la enfermedad por SARS-CoV-2 en el corazón dependiendo de la intensidad de la infección. Según Javier Bermejo, investigador principal de este proyecto, “el componente cardiovascular juega un papel muy importante en la COVID-19, cuyas consecuencias finales todavía desconocemos, siendo a la vez factor de riesgo y determinante pronóstico. Qué secuelas pueden quedar en corazón de estos pacientes es un aspecto que todavía se desconoce”.

Por este motivo, se estudiará a más de 400 pacientes contagiados en la primera fase de la pandemia, lo que le convierte en el mayor estudio de España sobre secuelas cardiovasculares de la Covid-19. Estos pacientes serán divididos en varios grupos, el primero estudiará pacientes que fueron ingresados en unidades de cuidados intensivos, el segundo grupo aglutinará a pacientes con síntomas leves que no precisaron ingreso y, por último, se estudiará a los pacientes a los que se les hizo serología y habían pasado la infección de forma asintomática.

El proyecto, en el que también participan los grupos liderados por Marina Pollán en el CIBERESP, Antonio Torres y Patricia Muñoz en el CIBERES, así como Isabel del Cura (REDISSEC) y Borja Ibañez y Pedro Luis Sánchez, Begoña López-Salazar y Pablo Martínez-Legazpi del CIBERCV, se prolongará durante dos años.

El Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, dirigido por Francisco Fernández-Avilés, está altamente especializado, cuenta con un reconocido prestigio nacional e internacional y con intensa actividad docente e investigadora. De hecho, en la actualidad cuenta con un catedrático de Medicina, un profesor titular y tres profesores asociados y tiene en marcha seis líneas de investigación.

Además, ha apostado por un compromiso con la mejora de la calidad asistencial, formulado de manera explícita como línea estratégica del Servicio, y puesto de manifiesto, entre otras acciones, con la certificación por norma UNE-ISO 9001:2008 del Área de Cardiología no Invasiva desde el año 2006 y con la certificación del Área de Cardiología Invasiva en el año 2011.

El Servicio de Cardiología del Marañón ha llevado a cabo múltiples actuaciones pioneras durante 2020 para garantizar la asistencia tanto ambulatoria como hospitalaria de los pacientes con cardiopatía durante todo el periodo de la pandemia.

La Comunidad de Madrid lidera un ensayo clínico para probar una fórmula nutricional que prevenga la infección por coronavirus y otros agentes patógenos en pacientes oncológicos. El estudio beneficiaría especialmente a las personas con cáncer ya que, por las características de los tratamientos antitumorales y por la propia exposición hospitalaria, tienen un riesgo elevado de contagiarse por COVID-19, así como de desarrollar infecciones y complicaciones médicas.

El ensayo está liderado por dos investigadores del Instituto IMDEA Alimentación: Ana Ramírez de Molina, directora del Programa de Nutrición de Precisión y Cáncer; y Guillermo Reglero, director de IMDEA Alimentación y catedrático de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Autónoma de Madrid. En el equipo también participa el servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Infanta Sofía, encabezado por Enrique Casado.

La fórmula, que ha sido patentada en todo el mundo, se va a comercializar bajo la marca LIPCHRONIC. Se trata de un complemento alimenticio de precisión desarrollado en el ámbito de la nutrición molecular, integrado por un extracto supercrítico de romero en concentraciones autorizadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), y por un lípido portador bioactivo que potencia su efecto. De este modo, el compuesto inhibe rutas metabólicas asociadas al crecimiento tumoral y refuerza el sistema inmune del paciente.

En una primera fase, IMDEA Alimentación, a través de su plataforma de ensayos clínicos GENYAL, llevó a cabo un estudio de intervención nutricional para investigar los efectos biológicos y moleculares de este suplemento, y tras validar su eficiencia y seguridad, se ha iniciado este ensayo clínico con el objetivo primario de prevenir o atenuar la infección por COVID19, así como otras infecciones, gracias a los efectos de este suplemento nutricional sobre la inmunidad, inflamación y metabolismo lipídico.

El equipo de investigadores que ha desarrollado la fórmula está formado por miembros del Grupo de Oncología Molecular del Instituto IMDEA Alimentación, miembros del equipo de Lípidos Bioactivos de la Universidad Autónoma de Madrid y del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Infanta Sofía.

Se espera que, con los resultados de este estudio, se abran nuevas vías terapéuticas para otras enfermedades, ya que el efecto del compuesto como potenciador del sistema inmune sugiere actividad en enfermedades como la artritis reumatoide, la diabetes tipo I o la psoriasis.

Los Institutos IMDEA son centros de investigación de excelencia radicados en la Comunidad de Madrid. Se constituyeron entre 2006 y 2007 por iniciativa del Gobierno regional como fundaciones independientes. Se centran en siete áreas estratégicas para la sociedad desde el punto de vista empresarial, científico y tecnológico: agua, alimentación, energía, materiales, nanociencia, networks y software.

En paralelo, y en el marco del proyecto ALIBIRD2020-CM financiado por la Comunidad de Madrid del que forman parte estos tres grupos de investigación junto con otros grupos y hospitales de la Comunidad, se está desarrollando la plataforma de telecomunicación eHealth, que estará disponible en app y web, para el seguimiento de pacientes oncológicos y estará operativa a finales de este año.

Esta plataforma permite una comunicación bidireccional enfermo-médico que ayudará a los pacientes a resolver las dudas que surgen durante el proceso de tratamiento, y a los profesionales médicos a identificar y mejorar síntomas de forma rápida y continua para llevar un mejor seguimiento y tratamiento del paciente.

La plataforma eHealth se pretende aplicar en el ensayo clínico para una mayor personalización en el seguimiento de estos pacientes. No sólo se basa en el historial clínico del paciente, sino también factores genéticos, nutricionales, y de estilo de vida, que contribuirán a establecer las recomendaciones personalizadas más adecuadas para cada paciente.

Itash iClean con la tecnología Ionisis es el único dispositivo que está preparado para combatir cualquier mutación del Covid-19, ya que entre sus muchos estudios y ensayos cuenta con la certificación de la norma UNE-EN 14476 para poder combatir todos los virus envueltos y no envueltos sin utilizar químicos. Esto le convierte en una solución ideal y segura para hacer frente a la nueva variante británica o a cualquier otra mutación del coronavirus que se pueda encontrar en el futuro

Según numerosos expertos y prestigiosos virólogos el coronavirus ha venido para quedarse y afirman que se convertirá en una enfermedad <<endémica>> en Europa, con la que se habrá que acostumbrarse a vivir y defenderse de sus nuevas y futuras variantes y mutaciones.

Estos especialistas entre la que se encuentra la viróloga Margarita del Val del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), afirman que la vacuna ayudará a inmunizar a muchas personas y a mejorar la situación actual, pero que no será capaz de erradicar la enfermedad por completo.

Es por este motivo, cada vez es más importante contar con tecnologías y productos certificados que permitan estar más seguros en el entorno y que se volverán imprescindibles como cualquiera de los electrodomésticos o dispositivos que se utilizan cotidianamente. Por lo que se tendrá que acostumbrarse a tener en casa, en el trabajo o en cualquier lugar un dispositivo con las características de Itash iClean.

Este dispositivo que cuenta con la novedosa tecnología Ionisis permite eliminar de una forma cómoda, rápida y sencilla cualquier variante del Covid-19 en solo 30 segundos, con una eficacia contrastada de un 99,99% sin químicos.

Puede usarse en cualquier superficie tales como ropa, utensilios de cocina, interior de vehículos, juguetes de los niños, llaves, teléfonos móviles, mascarillas, incluso mascotas y no deja ningún tipo de residuo químico en ellas lo que le permite ser un producto inofensivo para las personas y mascotas ya que también ha demostrado su seguridad e inocuidad en ojos, piel, y a nivel de no genotoxicidad.

Es importante destacar que la tecnología Ionisis está notificada en el Ministerio de Sanidad (Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación), según el RD1054_2002 y el Art. 95 BPR y que cuenta ya con el respaldo de parte del sector sanitario español y se está utilizando en lugares tan sensibles como la UCI del Hospital Universitario Puerta del Hierro de Madrid, entre otros.

La empresa distribuidora es una empresa española que además de ofrecer este importante dispositivo en el mercado ha querido crear la campaña #YoCortoLaCadena, cuyo principal objetivo es concienciar y ayudar a toda la sociedad en la importancia de cortar la cadena y hacerlo de forma efectiva. Esta iniciativa está teniendo una gran acogida y ya se han sumado cientos de particulares, sector sanitario (hospitales, residencias o ambulancias), empresas, comercios, famosos e instituciones.

Durante estas fiestas de Navidad, el dispositivo ha sido un regalo muy demandado, pero desde la empresa recalcan que es un producto que será utilizado durante mucho tiempo, ya que es el único en ser capaz de eliminar todas las variantes del coronavirus sin usar químicos. El producto está disponible online en la web www.ionisis.com y está prevista su llegada a las principales tiendas españolas en breve.

Según un estudio en el que han participado ginecólogos del Hospital Clínico San Carlos, las mujeres, tanto antes como después de la menopausia, que mantuvieron una actividad física y sexual reflejaron una mayor calidad de vida y de resiliencia durante el confinamiento por la pandemia, mientras que aquellas que tomaron antidepresivos manifestaron una menor calidad de vida, que ha sido publicado en Maturitas, la revista científica de la Sociedad Europea de Menopausia y Andropausia.

Los autores de esta investigación llegaron a esta conclusión tras el estudio del cuestionario anónimo en el que participaron 2430 mujeres en la peri y postmenopausia, con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años, entre el 30 de abril y el 13 de mayo de 2020. A estas mujeres se les solicitó rellenar la escala Cervantes-SF, escala realizada en España y validada por un equipo de expertos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, coordinados por el ginecólogo del Hospital Clínico San Carlos, Pluvio Coronado, y que mide el impacto de los síntomas menopáusicos en la calidad de vida de la mujer, relacionada con la salud.

A su vez se pasó la escala Wagnild and Young para medir su nivel de resiliencia, es decir, la capacidad del individuo para superar las situaciones adversas, como es la pandemia por Covid-19.

Las conclusiones de este estudio indican que los niveles de calidad de vida autopercibida fueron superiores durante el confinamiento por Covid-19 en aquellas mujeres que tuvieron actividad física y, en menor medida, las que también fueron sexualmente activas. Por el contrario, el uso de antidepresivos se encontró relacionado con niveles más bajos de calidad de vida autopercibida y resiliencia. Por otro lado, las mujeres que vivieron la pandemia acompañadas presentaron una mayor calidad de vida que las que vivían solas. El estar en la peri o postmenopausia o padecer la Covid-19 no alteró los niveles de calidad de vida o resilencia según los análisis efectuados.

“Esto sugiere que la calidad de vida y la resilencia de la mujer en el climaterio se alteran por motivos más asociados al estado anímico y a la forma de vida que al estado hormonal y la presencia de la enfermedad por SAR-Cov2”, afirma el doctor Coronado. “Si bien hay que tener en cuenta que las mujeres con Covid-19 o sospecha de tenerlo no llegaron al 7% y que todas ellas presentaban síntomas leves sin necesidad de hospitalización”, puntualiza el especialista.

El objeto del estudio era evaluar la relación entre covid 19, el confinamiento y la percepción de la calidad de vida relacionada con la salud y nivel de resiliencia de las mujeres en el climaterio. Entre las mujeres participantes en el estudio el 89% tenía entre 45 y 64 años, el 85% eran postmenopausias, el 59% manifestó tener estudios superiores y el 79% vivía acompañada.

En este trabajo se han medido parámetros como estar al cuidado de menores o mayores, vivir sola o acompañada, estado depresivo, estado laboral, su actividad física y su actividad sexual (por ejemplo, para ser considerada físicamente activa la mujer debe caminar a buen ritmo 90 minutos a la semana, o correr o subir en bicicleta al menos 60 minutos a la semana, o hacer ejercicios de pilares durante 120 minutos a la semana).

El aislamiento ha sido relacionado frecuentemente con factores como la depresión o la ansiedad reduciendo el nivel de resiliencia y bajando la autoestima de quien lo padece. Además, multitud de factores asociados a un período de cuarentena como el miedo a contagiarse, frustración o desinformación tienen un impacto tanto físico como psicológico en la salud de las mujeres, particularmente en transición a la menopausia, y los efectos negativos de la cuarentena, asociados con la duración del aislamiento, entre otros factores, sugieren que pueden tener consecuencias a largo plazo.

Las mujeres peri y post menopaúsicas, adicionalmente, pueden cambiar sus hábitos de vida como consecuencia de la cuarentena como sus relaciones personales, sus hábitos nutricionales, la práctica de ejercicio o las relaciones sexuales que pueden agravar sus síntomas menopáusicos repercutiendo en una peor calidad de vida

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas