x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Sep
2020
Ayuso anuncia hoy las medidas de confinamiento en barrios y municipios PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMReapertura del Hospital de IFEMA, restricción de movilidad y actividades y prohibición de reuniones, entre las posibilidades

Desde que en la mañana del miércoles el viceconsejero de Sanidad del Gobierno de Ayuso lanzase una bomba en plena línea de flotación del gobierno madrileño, nada ha sido igual. Zapatero anunciaba “confinamientos selectivos” en los barrios y municipios con mayor incidencia de coronavirus, pero la Comunidad se negaba a detallar esas medidas, llegando incluso a suspender la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno para evitar preguntas sobre la noticia del día.

Hasta hoy mismo, pues Ayuso ha convocado una rueda de prensa a las once y media para desvelar cuáles serán esas medidas y, sobre todo, a quienes afectarán, algo que ya ha levantado una inmensa polvareda. En la jornada del jueves, y después de un día sin aclaraciones por parte del Gobierno regional, el Consejero de Sanidad, y superior directo de Zapatero, desmentía que fueran a hacerse confinamientos (“no pueden hacerse ni en un estado de alarma, sino en el de excepción” llegaba a afirmar Escudero), pero sí contaba que se iban a tomar medidas de restricción de la movilidad, la actividad y las reuniones sociales en determinadas zonas de la región.

Y precisamente saber cuales es el quid de la cuestión, porque la lista varía mucho si se toman en consideración los datos por municipios o por zonas básicas de salud (barrios bajo la influencia de un mismo centro de salud). Así, si la criba se hace por municipios, y tomando como referencia los 1.200 casos por cien mil habitantes que sirvieron para confinar Tielmes, las medidas restrictivas recaerían sobre Parla, Fuenlabrada y los distritos de Usera, Villaverde, Ciudad Lineal, Carabanchel y Puente de Vallecas; mientras que si es por zonas básicas de salud, la lista se amplía mucho, incluyendo Martínez de la Riva, Peña Prieta, San Andrés, San Cristóbal, La Chopera (Alcobendas), Puerta Bonita, San Diego, Reyes Católicos (SanSe), Alcalá de Guadaira, Las Calesas, Doctor Cirajas, Zoflo, Alicante (Fuenlabrada), Almendrales, La Elipa y Gandhi.

En cualquier caso, la amenaza del confinamiento ponía en pie de guerra a los vecinos de las zonas más afectadas que, a través de la FRAVM, emitían un comunicado conjunto: "El Sur y el Este de Madrid dicen basta, y con ellos, sus asociaciones vecinales y la federación que las agrupa, la FRAVM. Basta de estigmatización y de humillación, de soportar las consecuencias de políticas y decisiones de una Administración que, a la vez que pide responsabilidad a la ciudadanía, actúa de manera absolutamente irresponsable, caótica y temeraria. Recogiendo el profundo malestar que ha generado la propuesta en los barrios y municipios más humildes de la región, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) rechaza de plano el confinamiento selectivo de estos territorios con el fin de frenar la segunda ola de la Covid-19", explicaban.

"Lo hacemos al considerar la medida absolutamente injusta y poco eficaz. ¿O acaso van a prohibir a la gente de nuestros barrios salir a trabajar, desplazarse a otras zonas para poder mantener la economía, y sectores tan esenciales como el sociosanitario y los cuidados, la alimentación, la logística, el comercio, el transporte o la limpieza? ¿Quién va a cuidar de las personas ancianas, a reponer en los supermercados, a recoger la basura, a llevar los paquetes de Amazon a nuestras casas? No es de recibo que nos permitan movernos para acudir a los puestos de trabajo pero a la vuelta nos confinen en nuestras casas, y menos aún con argumentos relativos a comportamientos incívicos (que siempre generan una minoría, no solo en Villaverde o Vallecas, sino en todos los distritos de la capital) o al “modo de vida” de la población más vulnerable. El problema no es la forma de vida sino las condiciones de vida, y estas, en muchos barrios y pueblos del Sureste, hablan de rentas bajas, de desempleo, de trabajos temporales y precarios, de viviendas de reducidas dimensiones, de unos Servicios Sociales desbordados, de una red de transporte público muy mejorable, de centros de salud saturados, de colegios masificados, de unos servicios de limpieza y mantenimiento del espacio público muy deficientes …Hablan de una población que se ve obligada a coger un Metro saturado para ir a trabajar, a soportar sus aglomeraciones diarias, producto de una Comunidad de Madrid que a día de hoy no ha sido capaz de aumentar las frecuencias ni mejorar el servicio para reducir el riesgo de contagio por la Covid-19. Si nuestros gestores consideran imprescindible el confinamiento de la población para frenar el avance del coronavirus, que confinen todos los barrios de los municipios más afectados, no solo los lugares que siempre pagan el pato de unas políticas que llevan décadas generando desigualdad y desequilibrio territorial . “O todos o ninguno” se escucha cada vez con más fuerza en los distritos del Sureste. ¿O acaso no tenemos un Área Única en Sanidad y Educación? Resulta insultante que el Gobierno regional sugiera el confinamiento de los barrios más desfavorecidos cuando no ha sido capaz, en seis largos meses de pandemia, de reforzar de manera adecuada la sanidad, la educación, el transporte público, el acceso a la vivienda, con el fin de hacer frente con garantías a una anunciadísima segunda oleada del coronavirus", recordaban las asociaciones.

"Las asociaciones vecinales de la región estamos hartas de que unas y otras administraciones echen balones fuera, culpándose mutuamente de la actual crisis, sin que sean capaces de hacer sus deberes, cuando lo que está en juego es algo tan importante como la vida de la población. Hartas del victimismo del Gobierno regional, que lleva meses enfrascado en una absurda e improductiva batalla con el Ejecutivo central mientras toma decisiones y aplica medidas tarde y de manera caótica y atropellada, para desconcierto y preocupación de la ciudadanía. Resulta insultante que a día de hoy, seis meses después del inicio del Estado de Alarma, sigamos reclamando no solo la contratación de más rastreadores/as, médicos/as y enfermeras/os sino algo tan básico como la reapertura de todos los centros de salud, servicios de urgencias de Atención Primaria y consultorios que siguen cerrados. ¿Cómo no apoyar las movilizaciones de los profesionales sanitarios de estos días, los cuales llevan meses implorando un refuerzo en medios humanos y materiales que nunca llega? ¿Cómo no implicarse y alentar actos de protesta como el que tendrá lugar esta tarde en Carabanchel para demandar algo tan básico como médicos en el Centro de Salud de Abrantes? El equipamiento lleva ¡cuatro semanas! sin personal médico, pero luego pedirán a las más de 30.000 personas afectadas que cuando regresen de sus trabajos se recluyan en sus casas, mientras los vecinos y vecinas de otros barrios se van a la Sierra a disfrutar del fin de semana. A diario, especialmente en los barrios del Sureste, sufrimos el colapso de los centros de salud. Es urgente un refuerzo en la Atención Primaria, primera línea de choque del coronavirus, como también lo es en nuestros centros hospitalarios. No podemos esperar más. Es urgente también un refuerzo mayor en los centros educativos y en el transporte público, con el fin de evitar aglomeraciones. También necesitamos más recursos en Servicios Sociales para atender a las familias más vulnerables, que hoy son legión. Nuestras demandas son de sobra conocidas y no solo van dirigidas al Gobierno central y regional, sino también a nuestros ayuntamientos, empezando por el de la capital, que a veces da la sensación de que la pandemia no va con él a pesar de ser la administración más cercana a la ciudadanía. A esta institución demandamos, entre otras cosas, una mayor implicación de Madrid Salud en la batalla contra la pandemia y la activación de más recursos (hoteles, viviendas) para aquellas personas que al contagiarse no pueden (o no deben) confinarse en sus casas. A día de hoy ni siquiera conocemos dónde se ubican estos inmuebles y cómo se puede acceder a ellos. Los barrios del Sur y Este han sido un ejemplo de solidaridad durante estos meses de pandemia, generando potentes redes vecinales que han sido capaces, con sus propios recursos, de ayudar con alimentos y otros servicios a decenas de miles de familias. No es justo que ahora paguen las consecuencias de una gestión desastrosa y negligente. Con el fin de recoger demandas y reivindicaciones y preparar posibles movilizaciones, la FRAVM organizará una asamblea virtual con las asociaciones vecinales de los barrios más afectados por la Covid-19 el próximo miércoles 23 de septiembre", concluían.

En medio de la polémica, y ya en la noche del miércoles el diario El Mundo apuntaba a otra de las medidas que pueden anunciarse hoy: la reapertura del Hospital de IFEMA cuatro meses después de su cierre. Y es que la “segunda ola” ha llegado demasiado pronto, y las obras del Isabel Zendal de Valdebebas no están terminadas. Así, el Hospital de Emergencias abriría sus puertas en la Feria de Madrid hasta que sus instalaciones estén terminadas, y podría hacerlo en menos de 48 horas, según contaba el ejecutivo regional.

El jueves, justo tras el videocomunicado del consejero de Sanidad, en el que, entre otras cosas, pedía la participación del Gobierno central, era el propio Pedro Sánchez el que emitía una carta aceptando la petición que le hizo Ayuso para reunirse con ella. En concreto, Sánchez propone que sea la Casa de Correos el lugar elegido para una reunión en la que estarían presentes los equipos de ambos ejecutivos: “Como bien sabes y hemos tenido oportunidad de conversar en las numerosas Conferencias de Presidentes que hemos mantenido en este mismo año, el Gobierno de España considera de la máxima importancia actuar en cooperación con todas las administraciones, y en particular las CCAA, en la lucha contra la pandemia que golpea a nuestro país desde hace meses. Esa misma disposición ha inspirado la actuación de todos los departamentos del Ejecutivo: empezando por el Ministerio de Sanidad durante el estado de alarma y en el periodo posterior promoviendo la máxima coordinación de las administraciones sanitarias de las distintas CCAA dentro del más estricto respeto a las competencias que les asignan las leyes. La misma regla ha guiado a los restantes departamentos, Interior, Defensa, Fomento, Economía o Hacienda que han brindado todo su respaldo a las administraciones sanitarias competentes. A la vista de la evolución que sigue la pandemia en la Comunidad que presides considero capital reforzar los mecanismos de cogobernanza para complementar los esfuerzos y medios que ya viene desplegando tu gobierno. Desearía tener oportunidad de estudiar conjuntamente el modo de reforzar esos esfuerzos y medios que pueda aportar el Gobierno de la nación con el fin de superar cuanto antes los momentos críticos que atraviesa la región en beneficio de sus ciudadanos. Para que pudiéramos abordar in situ estos asuntos estaré encantado de desplazarme a las dependencias de la presidencia regional de la Comunidad de Madrid. Si te parece bien, nuestros equipos pueden comenzar a trabajar en una reunión en cuanto sea posible. Te mando un saludo cordial", explicaba el Presidente del Gobierno.

La respuesta de Ayuso no se hacía esperar, y llegaba también a través de carta abierta: "Celebro tu carta de respuesta donde propones reunirnos en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. En primer lugar, porque nada nos importa más que la buena marcha de nuestra región y de España, sortear las dificultades que está provocando el virus y la situación en la que está dejando a tantos ciudadanos. Como te he trasladado en las distintas conferencias de presidentes que hemos celebrado en estos meses, aunque Madrid haya puesto a funcionar a pleno rendimiento todos sus recursos, se hacen necesarias estrategias nacionales puesto que ser capital, motor económico y centro de la península, requiere de una coordinación específica entre administraciones para acabar con la epidemia. La movilidad, la densidad de población, sus lazos familiares y económicos con el resto del país, su posición internacional y su situación geográfica convierten a la Comunidad de Madrid en una autonomía de especial vulnerabilidad que requiere de estrategias conjuntas entre administraciones para atajar antes la pandemia. Además de todos los servicios públicos propios destinados a este fin, ya sean sanitarios, sociales o educativos, necesitamos seguridad jurídica, actuaciones en dependencias estatales y respaldo en materia legislativa y de seguridad ciudadana, competencias de las que carecemos, para que todas las demás medidas sean efectivas. Pido a mi equipo que se ponga a disposición del tuyo para coordinarse y comenzar a trabajar lo antes posible. Recibe un cordial saludo".

Y, tras el cruce de cartas de ambos presidentes, Ayuso anunciaba que hoy mismo se detallarán las nuevas medidas para el control de la epidemia, unas medidas que, tal vez, sean parecidas a las que se implantaron en Tielmes hace tres semanas. En concreto Sanidad decretaba, en el pueblo de dos mil habitantes el cierre total de la hostelería y la restauración, la prohibición de todo tipo de eventos, la suspensión de mercadillos, el cierre de parques y el cierre del centro de día de la residencia. Todas estas medidas, acompañadas por recomendaciones como no salir del pueblo ni visitarlo, recortar a diez los participantes en todo tipo de reuniones sociales, incluidas misas y velatorios, o no hacer visitas a la residencia.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas