x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

14
Oct
2019
La Comunidad y AEMET crean un sistema de predicción de la calidad del aire PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMDestinan trescientos mil euros para ponerlo en marcha

Todos los edificios públicos dependientes de la Comunidad de Madrid van a consumir energía eléctrica 100% renovable, como consta en el Pliego de Prescripciones Técnicas del Acuerdo Marco para el suministro de energía eléctrica en edificios de la Administración regional, avalado por el Consejo de Gobierno. De esta forma, se avanza en la apuesta del Ejecutivo regional por la sostenibilidad y se da un paso más en el compromiso de la Administración a la hora de combatir la contaminación y preservar el medio ambiente.

De acuerdo a lo estipulado en el Pliego, las empresas energéticas que suscriban un contrato con la Comunidad de Madrid tendrán que acreditar que el 100% de la energía eléctrica que suministren a los puntos y edificios correspondientes provendrá de energía renovable o de cogeneración de alta eficiencia.

Así se recoge en una cláusula de Garantía de Origen (GDO) eléctrica, mediante la cual se establece un porcentaje fijo de suministro de energía renovable. En el caso de la Comunidad de Madrid, ese porcentaje de suministro renovable será el máximo, el 100%.

Por tanto, esta medida será efectiva en 2.273 edificios dependientes del Gobierno regional, entre los que se incluyen consejerías, centros de direcciones generales y hospitales públicos madrileños.

Dado que el actual Acuerdo Marco de suministro de energía eléctrica finaliza el 31 de diciembre de 2019, el plazo de entrada en vigor del nuevo Acuerdo y del consiguiente Pliego de Prescripciones Técnicas donde se recoge la Garantía de Origen Renovable se producirá antes de fin de año.

Esta iniciativa forma parte del compromiso medioambiental del Gobierno de la Comunidad de Madrid y de su apuesta firme por un modelo de gestión sostenible y porque la administración sea la primera en dar ejemplo a la hora de combatir la contaminación con medidas concretas.

La Comunidad de Madrid, de acuerdo con este modelo, tiene el objetivo de avanzar hacia un escenario de economía circular como motor de protección del medio ambiente, de creación de nuevas oportunidades de empleo y de sostenibilidad en nuestra región.

La Comunidad de Madrid y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) impulsarán un proyecto de investigación para mejorar la calidad del aire. El Consejo de Gobierno ha aprobado un gasto de 300.000 euros para poner en marcha el proyecto SISPAIR (Sistema de Predicción de la Calidad del Aire), que consiste en el desarrollo de sistemas para predecir concentraciones de contaminantes atmosféricos como óxidos de nitrógeno y de azufre, monóxido de carbono, así como diversas partículas presentes en el aire.

Con este acuerdo, el Gobierno regional trata de mejorar y ampliar la información meteorológica de la que dispone sobre las sustancias existentes en el aire y, además, sirve como complemento al Plan Azul+ que está desarrollando actualmente la Comunidad de Madrid para garantizar la calidad del aire. El proyecto SISPAIR se desarrollará hasta 2022.

La Comunidad de Madrid, en su compromiso con la Unión Europea (UE) por frenar los efectos del cambio climático recogidos en la Agenda 2030, pone en marcha este proyecto que permitirá conocer más datos sobre la calidad del aire y aplicar las medidas adecuadas para reducir la emisión de gases. En esa línea, el Gobierno regional apuesta por la movilidad sostenibilidad para reducir el consumo energético y las emisiones contaminantes. Para ello, está desarrollando una política de incentivos a la renovación y descarbonización de nuestra economía, especialmente en el ámbito del transporte, y por la renovación de flotas con vehículos bajos en emisiones.

Colaboración con el Seprona

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 150.000 euros para un convenio entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Interior para financiar al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) dentro de las actuaciones especializadas que desarrolla en la Comunidad de Madrid así como para la adquisición de material y para las mejoras de las dependencias de sus unidades que tienen en nuestra región.

El Seprona vela por la conservación de la naturaleza, el medio ambiente, los recursos hidráulicos, así como la riqueza cinegética, piscícola y forestal. En lo que respecta a la relación que mantiene con la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, el Seprona ejerce funciones de disciplina, tanto urbanística como medioambiental.

Además, se encarga, de manera coordinada con los técnicos de la consejería, de defender, inspeccionar y controlar los montes gestionados por la Comunidad de Madrid así como el seguimiento de Espacios Naturales Protegidos o la ordenación y elaboración de los planes relativos a la protección y conservación de las especies silvestres, entre otros.

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha un grupo de trabajo científico-técnico, con opinión experta y cualificada, para poder elaborar planes de prevención y mitigación real del cambio climático. Así lo ha anunciado la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, durante su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente en la Asamblea de Madrid, donde ha explicado las líneas generales de la política que va a desarrollar el departamento que dirige.

“El Gobierno regional va a adoptar las medidas necesarias para seguir dando cumplimiento a los compromisos internacionales en materia de cambio climático, pues somos muy conscientes de los desafíos a los que nos enfrentamos en este ámbito”, ha destacado Paloma Martín.

Así, la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad desarrollará una estrategia medioambiental sostenible, a medio y largo plazo, que incluirá una serie de medidas que permitirán realizar una transición inteligente, compatible con la sociedad actual y el tejido empresarial, para alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea para 2050 de ser climáticamente neutrales.

Asimismo, el Gobierno regional desarrollará políticas transversales en las que estarán implicadas todas las consejerías, fomentará la inversión en I+D+i para contribuir al desarrollo de nuevas tecnologías de descarbonización y pondrá en marcha un Programa de Adaptación continuo al Clima en el marco de una política bien trazada a nivel nacional.

La consejera ha afirmado que el Gobierno regional defiende que el futuro de la región pasa por impulsar la innovación tecnológica como herramienta clave para avanzar hacia una economía más sostenible. “Y para lograrlo necesitamos la colaboración de todos los agentes sociales”, ha afirmado.
En esta línea, Martín se reunió hace unos días con el presidente de la patronal CEIM, Miguel Garrido, al que le trasmitió la necesidad de contar con el tejido empresarial para realizar esa transición inteligente hacia un modelo sostenible que siga favoreciendo el dinamismo económico de la Comunidad de Madrid, ya que es la región que más crece de España con un crecimiento del Producto Interior Bruto del 3,7%. La consejera también se reunirá próximamente con asociaciones ecologistas con representación en la región para abordar este reto.

El Ayuntamiento de Madrid renueva el servicio de puntos limpios móviles de la ciudad con la incorporación de diez nuevos camiones más modernos, más visibles y amigables para el ciudadano y más respetuosos con el medioambiente, ya que están impulsados por gas natural comprimido y cuentan con calificación ECO (norma Euro 6). Estos vehículos tienen una autonomía aproximada de 300 kilómetros y 136 CV de potencia.

Además, se han cambiado las placas indicativas de las posiciones en las que se sitúan para que sean más fácilmente localizables por los vecinos. En los próximos meses se va a proceder a señalizar también el pavimento en el que se sitúan.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad ha modificado el tradicional diseño del damero de estos camiones por una imagen más moderna, vistosa y llamativa que sirva de atracción para los vecinos y los permita localizarlos con facilidad. Los camiones constan de una carrocería metálica fija, dividida en compartimentos con perfiles, destinados al alojamiento de cubos para el depósito de los distintos tipos de residuos y disponen de una escalera plegable con barandilla para acceder a la zona de depósito.

Residuos peligrosos y limitados

Estos puntos limpios móviles aceptan una amplia variedad de residuos, como aceite, aparatos eléctricos y electrónicos o cápsulas de café y tapones de plástico. Las cantidades están limitadas a unos máximos para no saturar el vehículo.

La ciudad dispone desde hace varios años, como elemento complementario del modelo de gestión de residuos domiciliarios implantado en la ciudad, de una red de puntos limpios fijos, móviles y de proximidad que prestan servicio a los ciudadanos. La función de todas estas instalaciones es la de recoger y gestionar correctamente los residuos de origen doméstico que, por sus características de peligrosidad, de tamaño o de composición, no pueden almacenarse a través de los servicios ordinarios.

Los puntos limpios fijos llevan más de 25 años funcionando en Madrid. En la actualidad hay 16 en la ciudad y, para facilitar el reciclaje a los ciudadanos que no pueden desplazarse a ellos con facilidad, el Ayuntamiento dispone de 350 paradas de puntos limpios móviles, de las que una veintena se ha añadido recientemente.

Instalación de 50 nuevos puntos limpios de proximidad

Además de este refuerzo de camiones en los puntos limpios móviles, se están instalando 50 nuevas unidades de puntos limpios de proximidad que reforzarán aún más el sistema y facilitarán la separación en origen.

El Ayuntamiento de Madrid está comprometido con el impulso de iniciativas para facilitar a los madrileños la separación en origen y alcanzar así los objetivos establecidos por Europa en materia de residuos (reutilizar o reciclar el 50 % de los residuos municipales antes de 2020) y fomentar la transición europea hacia una economía circular.

En julio se puso en marcha el nuevo sistema de reciclaje en puntos limpios fijos ReMAD, una plataforma de intercambio de objetos de manera gratuita para darles una segunda vida y reducir así el número de residuos que se generan en la ciudad. La tipología de objetos que se pueden incluir en el sistema ReMAD para que tengan una segunda vida es muy variada: libros, juguetes, muebles y artículos deportivos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas