x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

06
Sep
2019
Otro brote de gastroenteritis afecta a médicos del Puerta de Hierro PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridLa Princesa reconoce como "accidente laboral" el brote de gastroenteritis

CCOO Sanidad Madrid ha solicitado una reunión urgente con la Dirección del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, tras tener conocimiento por un medio de comunicación de que se han registrado hasta ahora nueve casos de gastroenteritis entre profesionales del hospital que comieron en su cafetería.

El Comité de Salud Laboral no había sido informado de los hechos, al igual que ocurrió con el brote registrado en el Hospital La Princesa en el que 23 profesionales acusaron nauseas, vómitos, fiebre y/o diarrea, a pesar de que en esa ocasión había transcurrido más de 15 días desde que debutaron los primeros síntomas en uno de los afectados hasta que CCOO tuvo conocimiento extraoficial del brote.

Las primeras indagaciones de los delegados de Salud Laboral de CCOO indican que, el lunes 2 de septiembre, en la cocina se elaboraron 150 raciones de la pasta con salsa carbonara, donde creen que está el origen del brote. De las 150 raciones elaboradas se dispensaron 136 raciones y, según las informaciones aparecidas, sólo nueve personas tienen síntomas de gastroenteritis.

El sindicato ha denunciado en estas últimas semanas el ocultismo a los trabajadores y a sus representantes de hechos que conciernen a la salud laboral y a la labor de prevención de riesgos que por ley debe observarse por parte de la Consejería de Sanidad y de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud. CCOO considera muy grave la deriva que en este asunto está mostrando el Gobierno de la Comunidad de Madrid en instalaciones públicas y sanitarias que son públicas.

Tras la petición del sindicato, la Dirección del hospital convocaba una reunión en la que CCOO reclamaba que se investigue a fondo el origen del brote, se establezcan las medidas preventivas necesarias y se aclare si el origen es una intoxicación alimentaria en la cafetería del centro.

Por otra parte, CCOO Sanidad Madrid ha presentado una denuncia contra el Hospital Universitario La Princesa por ocultar un brote de gastroenteritis aguda con origen en el comedor de personal y que, según consta, afectó a 23 de profesionales. Los representantes de los trabajadores no fueron informados ni en el tiempo ni la forma preceptivos. CCOO no tuvo conocimiento de lo ocurrido hasta dos semanas después del primer contagio.

Asimismo, el sindicato ha solicitado una reunión informativa urgente para que el Hospital Universitario Gregorio Marañón explique lo ocurrido en la instalación radiactiva de Radioterapia del centro, donde, según publicó un medio de comunicación y ha reconocido la Consejería de Sanidad, se produjo, el pasado 1 de agosto, una fuga de líquido residual radiactivo hacia el exterior del complejo hospitalario. Aunque el incidente se produjo hace más de un mes, tanto sindicatos y trabajadores no fueron informados y han sabido de este escape radioactivo por los medios de comunicación, lo que, advierte CCOO, podría constituir un delito contra la salud pública de los profesionales.

El silencio y la falta de información en torno a ambos incidentes son actuaciones muy graves, insiste CCOO, ya que revela ocultación sistemática de información que, por ley, los responsables de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) tienen obligación de poner en conocimiento de los representantes de los trabajadores y de los delegados de Salud Laboral.

Con fecha 2 de septiembre de 2019, CCOO ha interpuesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo en la que acusa a la Dirección del Hospital Universitario La Princesa de inobservancia de las normas de Prevención y Salud Laboral y de no haber comunicado en tiempo y forma los hechos ocurridos. Desde el punto de vista epidemiológico se considera un brote cuando se detectan más de cuatro afectados y se debe notificar alerta alimentaria si el foco está en la comida. También existe el deber de informar de ello a los trabajadores cuando el origen está en su centro de trabajo y en el comedor de personal.

Además, en el informe elaborado por la Dirección General de Salud Pública que, con posterioridad al conocimiento de los hechos se ha dado a conocer a los delegados de Salud Laboral, se detallan una serie de incidencias en la cafetería de personal, lo que revela que la falta de medidas preventivas y la mala organización del trabajo pueden ser los causantes del contagio.

CCOO denuncia también que el Servicio de Prevención, propio de dicho hospital, no tomó ninguna medida al respecto, no se informó al resto de trabajadores para extremar precauciones, ni se puso en contacto con los profesionales afectados. Tampoco consta que se hayan registrado dichos accidentes (23 profesionales afectados) como laborales, aunque hubieran cursado sin baja médica.

En el escrito a la Inspección de Trabajo también consta que no se informa del hecho al Comité de Seguridad y Salud. “Los delegados/as se enteran por casualidad, al ver un punto del orden del día de una reunión convocada por el hospital por otra circunstancia, la pérdida de fármacos por un valor de 300.000 euros, por un supuesto fallo eléctrico. Se incumple también el deber de información, consulta y participación ante un hecho que podría ser calificado como grave por el número de personal afectado”, tal como se indica en la denuncia.

Igualmente, queda patente la falta de coordinación empresarial con la empresa adjudicataria de la explotación de la cafetería de personal, por lo que no existe una aplicación de la acción preventiva establecida en el art. 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ni un control de posibles infracciones en la materia, ni adecuación entre los riesgos existentes en el centro de trabajo y los trabajadores, ni constancia de medidas aplicadas a tales efectos.

La Dirección del Hospital Universitario La Princesa ha comunicado a los delegados de Salud Laboral que reconoce como accidente de trabajo la intoxicación, supuestamente de origen alimentario, que afectó a 23 profesionales y cuyo foco, a la espera de que concluyan las investigaciones oficiales, parece estar en el comedor de personal.

CCOO Sanidad Madrid presentó una denuncia contra el Hospital Universitario La Princesa por ocultar un brote de gastroenteritis aguda con origen en el comedor de personal y que, según consta en los informes de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, afectó a 23 de profesionales. Los representantes de los trabajadores no fueron informados ni en el tiempo ni la forma preceptivos. CCOO no tuvo conocimiento de lo ocurrido hasta dos semanas después del primer contagio.

Los profesionales afectados empezaron a sufrir trastornos sintomáticos durante el puente festivo de agosto tras ingerir alimentos en el comedor de personal del centro. Todos presentaban fiebre, nauseas-vómitos y/o diarrea.

Según el primer informe de los técnicos de la Comunidad de Madrid, conocido extraoficialmente por CCOO, casi dos semanas después del brote, en la cafetería de personal se registraron varias irregularidades: “la mesa de calor de la cafetería de personal del Hospital de La Princesa estaba averiada desde el día 3 de julio de 2019. Los responsables de la empresa adjudicataria del servicio, explicaron que la comida se mantenía en los hornos pero los técnicos observaron varias bandejas en la encimera a temperatura ambiente. Tampoco se registran los postres elaborados, ni las fechas de elaboración de los mismos en el libro de registros, ni se etiqueta adecuadamente la fecha de elaboración de los postres”, entre otros incumplimientos.

El Servicio de Medicina Preventiva del hospital no consideró los casos como accidentes de trabajo, a pesar de haberse producido en las dependencias del hospital y de que los profesionales comieron en éste porque estaban en su turno de guardia o de trabajo. CCOO aplaude el registro de dichos casos como accidentes de trabajo, consideración que reclamó nada más tener conocimiento del brote y que ha incluido en la denuncia presentada ante la Inspección de Trabajo, y espera que concluya la investigación que determine cuál es el origen del brote de gastroenteritis aguda.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas