x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

13
Jul
2019
La Comunidad mantiene las veinte horas lectivas para los profesores de Secundaria PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridCCOO pide que se recuperen las 18 eliminadas durante la crisis

La reciente publicación de las Instrucciones de Principio de curso 2019-2020 por parte de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid mantiene al profesorado de Secundaria, FP y otras enseñanzas con 20 horas lectivas, y no con 18, como antes de la llamada crisis económica, que es lo que la Ley recomienda y otras comunidades ejecutan, como es lógico. Después de una campaña intersindical reclamando la vuelta a las 18 horas lectivas, otra vez, un año más, la Administración regional lanza un ataque directo a los derechos laborales del profesorado y, con ello, una nueva agresión a la enseñanza pública y a toda la comunidad educativa. CCOO anuncia una intensificación de la campaña en varios frentes contra la medida del Gobierno regional.

CCOO exige ante las Instrucciones publicadas ayer por la Administración para el curso 2019/2020 que se acabe con las 20 horas lectivas por varios motivos fundamentales.

El primero de ellos es que la sobrecarga de horas lectivas a los docentes, mucho mayor que en los países de la Unión Europea o de la OCDE -como demuestran los informes-, conlleva la realización permanente por parte del profesorado madrileño de un trabajo extra, que el colectivo realiza por su compromiso con la educación pública, pero que constituye una acumulación ingente de horas extras no retribuidas.

En segundo lugar, la sobrecarga lectiva implica mayor tiempo fuera del horario para la preparación de las clases, además de que, como también señala la OCDE, en Madrid se trabaja con una ratio mayor en cuatro alumnos por aula que la media europea, a pesar de que los docentes superen con creces, con buena voluntad y de forma no retribuida, la jornada laboral semanal, tal y como demuestra el recientemente publicado Informe Talis. La situación, sobra decirlo, perjudica claramente al alumnado porque la administración impide que se realicen otras tareas y actividades que mejoran la calidad de la educación.

En tercer lugar, otro año más, como ya ocurriera el pasado, esta jornada lectiva hace imposible cumplir el Acuerdo Sectorial, firmado a finales del pasado curso y en cuyo Capítulo II se establece claramente un aumento de plantilla que busca una mejora del servicio público e implica, por ello, una reducción de la jornada lectiva con el objetivo de retomar actividades que quedaron suspendidas tras los recortes de plantillas aplicados en años sucesivos a la educación pública madrileña.

En cuarto lugar, porque la jornada de 20 horas lectivas no ha sido impuesta por el Gobierno del PP, con el apoyo de Ciudadanos, con una finalidad pedagógica sino con la única intención de ahorrar dinero en la Enseñanza Pública para después -como hemos visto y seguiremos viendo de acuerdo al pacto recientemente firmado por ambos partidos de derechas y que busca el apoyo de la extrema derecha- destinarlo a subvencionar la privatización de la enseñanza.

Además, estas instrucciones expresan una incoherencia tanto en el PP como en Ciudadanos quienes, ante la timorata recomendación de la reducción horaria lectiva que contiene la Ley 4/2019, pactada por PSOE y Podemos en contra de los intereses del profesorado, defendieron una enmienda en el Senado y en el Congreso exigiendo la obligatoriedad para toda España de las 18 horas lectivas. No se entiende que aquello que era defendible a nivel nacional no lo sea en el ámbito autonómico rompiendo así la unidad nacional en un asunto primordial como la educación.

Por lo anteriormente expuesto, CCOO considera que las nuevas Instrucciones de principio de curso implican un ataque al profesorado y también a la Enseñanza Pública. Su finalidad no es otra que debilitar dicho servicio público e impedir su correcto funcionamiento. Se busca así beneficiar el negocio de la enseñanza privada y llevar a cabo una política de corte neoliberal cuya finalidad última es acabar con los servicios públicos como garantes del estado social y democrático de derecho que define a España, según el artículo primero de nuestra Constitución.

Por todo ello, y en defensa de ese estado social y democrático de derecho, CCOO mantiene su firme compromiso en la defensa de los derechos de los trabajadores de la Enseñanza Pública madrileña, que son quienes con su esfuerzo diario y preparación indudable llevan a cabo la tarea de educar en los valores de la ciudadanía democrática, lejos de sectarismos y de quienes conciben la sociedad como una jerarquía donde los de siempre deben mandar y los de siempre solo obedecer.

En consecuencia, y desde este mismo momento, CCOO informa de que actuará en todos los frentes posibles contra la medida impuesta hoy por el gobierno de la Comunidad de Madrid, iniciando una campaña para lograr las 18 horas lectivas en beneficio no solo de las condiciones laborales de los docentes, sino también del desarrollo de la Escuela Pública, como garantía del ejercicio al derecho a la educción sin exclusiones lo que implica una sociedad más libre y democrática.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas