x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Dic
2017
Aprueban las obras de ampliación de la Línea 11 de Metro PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl presupuesto del suburbano crece un 15,6%

El Consejo de Gobierno ha autorizado la suscripción del contrato-programa que regula las relaciones entre el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) y Metro de Madrid que recoge, entre otros aspectos, la cantidad que aporta la Comunidad de Madrid para financiar la prestación de este servicio de transporte público.

Así, en 2018 Metro de Madrid recibirá de las arcas regionales 388,6 millones de euros, un importe que supone un incremento de 52,7 millones, un 15,6 %, respecto a las cifras de 2017.

El contrato-programa permite planificar y cuantificar los objetivos de Metro para los distintos ejercicios, fijando las obligaciones de la compañía metropolitana en la producción de los servicios establecidos por el Consorcio, que es el organismo que dirige y controla los distintos medios de transporte público que prestan servicio en la región.

El actual contrato-programa está prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2017 y, hasta que se suscriba el nuevo en 2018, se aprueba un contrato-programa transitorio que recoge una aportación total de 423.751.731 euros. De esa cantidad, 35,1 millones se destinan a cubrir las nuevas necesidades de financiación para 2017 derivadas de la aprobación de los presupuestos regionales en mayo de este año, que elevaron la cantidad a recibir por Metro en el ejercicio actual de 300,8 a 335,9 millones.

Los 388,6 millones restantes son los que aportará la Comunidad a Metro en 2018. Las necesidades de financiación del suburbano ascienden para el próximo ejercicio a 884,6 millones de euros. De esta cantidad, el Gobierno regional sufraga los mencionados 388,6 millones y el Gobierno central 64,5, mientras que los 431,5 restantes llegan a Metro a través de la venta de billetes y títulos de transporte.

La Comunidad de Madrid ha iniciado el proceso para ampliar la línea 11 de Metro de Madrid, tras la aprobación por parte del Consejo de Gobierno de una inversión de 3.129.161 euros. Este presupuesto permitirá redactar el proyecto que permitirá llevar el Suburbano madrileño desde la Plaza Elíptica hasta Conde de Casal.

De esta manera, el proyecto tendrá que abordar el estudio de la actuación a través del análisis de los antecedentes y condicionantes existentes, la tramitación ambiental y la redacción del mismo. Se trata de un proyecto de gran complejidad y especialización técnica debido a la envergadura de la obra y que, por tanto, deberá realizarse por un equipo multidisciplinar y con amplia experiencia en campos como la geología, geotécnica, cálculo estructural, trazados ferroviarios y de metro, topografía, urbanismo, patrimonio, arqueología, medio ambiente, ruidos y vibraciones y prevención de riesgos materiales.

De igual forma, para llevar a cabo todos los estudios pertinentes, será necesario contar con los medios materiales necesarios para realizar levantamientos topográficos detallados de grandes áreas, estudios geotécnicos exhaustivos que permitan analizar y caracterizar los terrenos por los que discurrirá la traza o, por ejemplo, estudios hidrológicos.

Una vez puestos en marcha los mecanismos administrativos para la licitación del proyecto se estima que a finales de 2019 la redacción estará concluida y se dé luz verde a los trabajos de ampliación con la licitación de la obra a principios del 2020.

Gracias a esta actuación se podrá llevar a cabo la prolongación de la línea 11 desde la estación de Plaza Elíptica hasta la estación de Conde de Casal, dando así respuesta a una demanda histórica de los vecinos, especialmente de los de Carabanchel, pero también de los habitantes de la Fortuna de Leganés. Serán 6,5 kilómetros de red y permitirá enlazar la línea 11 con otras líneas y estaciones.

El Consejo de Gobierno ha conocido la propuesta de adjudicación del servicio de seguridad de Metro de Madrid por un importe de 183.356.612 euros para los próximos cuatro años. Este contrato que será firmado el próximo 21 de enero y que permitirá a los trabajadores de Seguridad Integral Canaria poder subrogarse a una de las nuevas empresas ganadoras del concurso.

Tras realizar la valoración de las ofertas técnicas y económicas, las empresas que finalmente prestarán sus servicios de seguridad, serán Ilunion Seguridad S.A., SEGURISA, Servicios Integrales de Seguridad, S.A., OMBUDS Compañía de Seguridad, S.A. y Transportes Blindados S.A.

La nueva contratación supone un incremento en el gasto actual en vigilancia de 3.834.367 euros anuales, un 9 % más, que se traducirá en un incremento de horas y, por tanto, en un incremento del número de servicios. La mejora más relevante se producirá en las estaciones sin cobertura directa que a partir de ahora contarán, la mayor parte de ellas, con vigilancia fija.

Este mayor número de horas de servicio se justifica especialmente por el aumento en la demanda que se está produciendo en Metro desde el año 2014 y que ha supuesto un 2,6 % en el último año. Una demanda que según las previsiones aumentará en 2017 un 2,23 % más.

Además, una de las principales novedades que incluye el nuevo pliego de condiciones para los nuevos contratos es la relativa a un posible impago de las nóminas a los trabajadores, que podrá ser sancionado como falta muy grave y ser también motivo de rescisión del contrato de forma unilateral por parte de Metro de Madrid.

Adicionalmente, en el Pliego de Condiciones Particulares también se exige, durante toda la vigencia del contrato, que todos los trabajadores adscritos a la prestación del servicio en Metro de Madrid cobren, como mínimo, las tablas salariales recogidas en el Convenio Colectivo Estatal de las empresas de seguridad en vigor.

Las nuevas empresas de seguridad se encargarán de gestionar uno de los servicios más importantes y esenciales para Metro de Madrid como es la seguridad de los más de dos millones de viajeros que pasan por las instalaciones.

Estas nuevas adjudicatarias tendrán que gestionar las 301 estaciones de la red, así como los 14 depósitos y cocheras de Metro. Además, se ocuparán también del control de las más de 8.500 cámaras que permiten visualizar lo que ocurre en todas las estaciones y en las instalaciones de uso interno de Metro. La seguridad de Metro está muy valorada por los usuarios que en la última encuesta realizada la han puntuado con un 7,67.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto del nuevo convenio de colaboración que suscribirá la Comunidad de Madrid con la Comunidad de Castilla y León para facilitar la movilidad de los usuarios del transporte público que viajan a la región desde las provincias limítrofes de Ávila y Segovia. En virtud de este acuerdo, que tendrá una duración de cuatro años y un coste total de 7.495.000 euros, la Comunidad de Madrid aportará 1.349.100 euros, el 18 %, mientras que Castilla y León se hará cargo del 82 % restante.

La colaboración entre ambas administraciones en esta materia se remonta a 2006, cuando se firmó el primer convenio para que los ciudadanos de Madrid y Castilla y León pudieran beneficiarse del uso de abonos combinados mensuales para distintos servicios de transporte público por carretera entre la región y las provincias de Ávila y Segovia.

Ahora, la aparición de la tecnología sin contacto para los billetes y la creación por parte del Gobierno regional del Abono Joven –que permite a los usuarios de hasta 26 años viajar sin límite por toda la región durante 30 días por una tarifa plana de 20 euros- hacen necesaria la redacción de un nuevo convenio que simplifique la operativa de servicio al viajero, manteniendo los beneficios que ya disfrutan desde hace más de una década sus aproximadamente 2.600 usuarios.

Así, el nuevo convenio, que estará gestionado por la Junta de Castilla y León, cambia la fórmula original del abono combinado, que constaba de dos títulos, uno válido para los autobuses de las empresas concesionarias de las líneas que conectan con la región madrileña y el abono C2 para todo el territorio de la Comunidad de Madrid. Ahora se sustituye por una reducción de precios en los abonos mensuales que ofrecen los distintos operadores para los trayectos completos desde los municipios castellanoleoneses hasta la terminal en Madrid, lugar donde el usuario podrá elegir el título de transporte que más le convenga para sus desplazamientos por la región. Esta rebaja en el precio será compensada por ambas administraciones en los porcentajes señalados anteriormente.

Entre las poblaciones castellanoleonesas cuyos vecinos se benefician de este acuerdo destacan, además de las ciudades de Ávila y Segovia, los municipios de Laguilla, Revenga, Otero de Herreros, San Rafael, El Espinar, Valsaín, La Granja, Torrecaballeros, Brieva, Berrocalejo, Aldeavieja, Villacastín, Navas de San Antonio, Navahondilla, Santa María del Tiétar, Sotillo de la Adrada, Higuera de las Dueñas, Fresnedilla, La Adrada, Piedralaves, Casillas, El Tiemblo, Cebreros, Peguerinos, Hoyo de Pinares y Las Navas del Marqués.

En cuanto a los ahorros económicos para los usuarios, como ejemplo, el abono mensual para el trayecto Segovia-Madrid en autobús cuesta 105 euros para el perfil normal y 40 para el perfil joven, unos precios que sin el convenio ascenderían a 237,82 y 193,90 euros respectivamente. De esta manera, gracias a este acuerdo lo precios se reducen entre un 56 % y un 80 % en estos casos tipo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas