x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Ago
2017
La “otitis de las piscinas” llena las urgencias pediátricas en verano PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSegún los profesionales, está provocada por bacterias

La llamada “otitis de las piscinas” es uno de los principales motivos de consultas en las Urgencias pediátricas. En este tipo de otitis se infecta la piel del conducto auditivo externo y provoca la inflamación de la zona. El picor de oídos es el primer síntoma de este tipo de otitis; después aparece el dolor de forma de progresiva, y una sensación de taponamiento del oído.

La doctora Mercedes De la Torre, Jefa de Urgencias del Hospital Infantil Niño Jesús de la Comunidad de Madrid, explica que también puede aparecer “un bultito en la parte anterior de la oreja, al lado del lóbulo. Se trata de un ganglio que se inflama y nos indica que está inflamado el conducto auditivo. A veces es la oreja la que se inflama de manera muy llamativa; duelen más que las otitis típicas del invierno que se producen por catarros. Los niños notan mucho dolor cuando mueven la mandíbula, al masticar y al mínimo roce”.

Esta otitis externa, tan característica en verano, está producida por bacterias. “Cuando el oído está sano, afirma Javier Cervera, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital, se puede mojar con tranquilidad, incluso en agua contaminada, pero si hay un eczema en el conducto y hay picor el niño se rasca, causa pequeñas heridas y por ahí entran los gérmenes”.

Los especialistas insisten en que, para prevenir, lo más importante es que los niños se sequen bien los oídos cuando salgan del agua, haciendo movimientos de sacudida de la cabeza para que la expulsen bien. En ningún caso hay que manipular el conducto auditivo externo con bastoncillos ni otros objetos. Para tratar estas otitis hay que administrar gotas óticas, con antibiótico y corticoides siempre indicados por un médico. Si el niño tiene tendencia a tener otitis, los otorrinos y pediatras recomiendan el uso de tapones o moldes cuando vayan a bañarse.



 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas