x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Ago
2017
Advierten del peligro de deshidratación en niños durante el verano PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSegún el Hospital Niño Jesús, está presente en muchos de los casos atendidos en urgencias

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid advierte sobre los riesgos de la deshidratación en los niños. El decaimiento, estar más pálido de lo habitual o las ojeras son algunas de las pistas que ayudan a los padres a identificar que un niño está deshidratado, una circunstancia que, junto con el golpe de calor, puede ser peligroso para los niños, especialmente los bebés. Estos síntomas de deshidratación en los niños pasan, a veces, desapercibidos para los padres y por eso los médicos hacen especial hincapié en la importancia de la hidratación y así evitar su visita a las urgencias hospitalarias.

“En estas fechas, con tan altas temperaturas, vemos niños que vienen a Urgencias por distintas causas y, cuando les examinamos, vemos que están un poco deshidratados”, señala la Doctora de la Torre, Jefa de Urgencias del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. “Si tienen fiebre aumentan los requerimientos de líquidos, si además hace mucho calor pierden más y los niños tienen que beber más líquido de lo que los padres a veces suponen”, añade.

Si el niño orina poco, está más pálido de lo habitual, ojeroso o decaído puede estar deshidratado y es importante que se beba antes de tener la sensación de sed para evitar golpes de calor y deshidrataciones, según la Doctora de la Torre. Los niños, al igual que las personas de la tercera edad, no tienen muchas veces la necesidad de beber líquidos y tienen que ser los padres los que estén vigilantes para que beban agua. Los especialistas insisten en que los síntomas de la deshidratación son muy sutiles y en estas fechas hay que intentar beber más agua y hacerlo antes de que se tenga la sensación de sed.

Aunque es importante beber todo tipo de líquidos, el agua es lo más recomendable, ya que los zumos y refrescos no sacian la sed, generan más y tienen un aporte innecesario de calorías. “El agua es la mejor bebida natural en todas las edades de la vida”, afirma de la Torre, que la recomienda para evitar deshidrataciones y golpes de calor.

También alerta del peligro de los golpes de calor en los más pequeños y el peligro que supone dejarlos solos en los coches. En este caso los niños sufren dolores de cabeza, vómitos y en los casos más graves, pueden llegar incluso a fallecer.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas