x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Abr
2017
Jaime Cedrún, reelegido secretario general de CCOO Madrid por 19 votos PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridCedrún consiguió 184 votos frente a los 165 de Mercedes González

Con la intervención final del recién reelegido secretario general, Jaime Cedrún, se ha clausurado el 11º Congreso de CCOO de Madrid. En su discurso, y acompañado por la nueva Comisión Ejecutiva, Cedrún ha saludado a los numerosos invitados institucionales y ha felicitado a las personas elegidas para integrar la nueva dirección del sindicato, reconociendo el trabajo de los compañeros que no siguen en la misma.

Además ha agradecido el trabajo de quienes han participado en la organización del Congreso y de aquellas personas que han seguido atendiendo los servicios del sindicato durante estos tres días.

A continuación ha destacado la “libertad y participación” con la que se ha desarrollado el proceso congresual, que “no ha sido fácil” y que no ha estado exento de “tensión”, que ha achacado a la “pasión y vehemencia” con las que se vive el sindicalismo en CCOO. Por ello ha pedido un esfuerzo a todos porque sin cohesión y unidad el sindicato no va poder realizar su trabajo y porque esa unidad es la que la sociedad le pide a CCOO.

Cedrún ha destacado el respaldo a la Ponencia del Congreso, aprobado con el 80% de los votos. “Tenemos proyecto para el futuro y sabemos cómo lo vamos a hacer”, ha afirmado, enumerando a continuación los retos que CCOO de Madrid va a abordar durante estos próximos cuatro años. En primer lugar se va a seguir dando la batalla contra la desigualdad social, la pobreza y el paro. Para ello, el sindicato exigirá un plan de garantía de rentas para 100.000 familias madrileñas para que ninguna persona esté en la pobreza.

CCOO de Madrid no se resigna a la precariedad laboral, por lo que va a trabajar en un plan de choque contra la misma, además de crear una secretaría específica en la nueva Comisión Ejecutiva. El sindicato quiere reforzar la acción sociopolítica en el territorio, para lo que se creará una Unión Comarcal de Madrid capital dentro de la estructura de CCOO de Madrid. En este mandato se quieren establecer nuevas formas para la participación directa de la afiliación. Además se va a llevar a cabo una campaña de movilización por los servicios públicos y su empleo. Por último, se quiere impulsar la igualdad y la lucha contra la violencia machista, con un encuentro en el que participen las organizaciones de mujeres.

Con un nuevo llamamiento a la unidad, porque “el objetivo del avance de la clase obrera es de todos”, y también a seguir en las calles, Cedrún ha invitado a manifestarse en masa el próximo 1º de Mayo y a conmemorar la legalización de las Comisiones Obreras el 27 de abril. Con un “¡Adelante, vivan las CCOO!” y entre gritos de “C-C-O-O sindicato trabajador” por parte de los asistentes, antes de que sonara La Internacional, se ha cerrado el 11º Congreso de CCOO de Madrid.

A primera hora de la tarde del día anterior se proclamaba el resultado del debate del balance del Informe General presentado por el secretario general saliente de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún que ha sido aprobado por 183 votos a favor, 148 en contra y una abstención. Asimismo se ha aprobado el Informe de Control Administrativo y Financiero por 318 votos a favor, ninguno en contra y 22 abstenciones. El Informe de Garantías Regional se ha aprobado por 313 votos a favor, 7 en contra y 7 abstenciones.

Cedrún ha iniciado el resumen del debate de su informe de gestión recordando que el trabajo de la Comisión Ejecutiva Regional “es un trabajo en equipo y lo que hace una secretaría es algo que hace todo el equipo”.

Cedrún ha querido destacar que “en las Comisiones Obreras no hay nada oscuro” en relación al episodio de las tarjetas black, algo que “nos revolvió a todos” y que ha supuesto que tanto a nivel regional como confederal se tomaran medidas, se aprobara y se pusiera en marcha un código de transparencia.

Respecto a la Estrategia por el Empleo, acuerdo firmado entre agentes sociales y Gobierno regional, Cedrún ha explicado que, sin tratarse de un “plan de empleo”, tiene un presupuesto de 650 millones de euros para poner en marcha “una estrategia de empleo para personas paradas de larga duración”. Para la rúbrica de este acuerdo se creó una plataforma y un proceso de negociación, cuya decisión se aprobó por unanimidad con un grupo de seguimiento en el que estaba incluido el sector autonómico.

Por otra parte ha alabado el trabajo de toda la organización en la campaña “huelga no es delito”, una campaña que ha tenido a los 8 de Airbus como símbolo de una lucha que ha afectado a más de 300 sindicalistas de todo el estado y que se inició en la Confederación Sindical Internacional. En este sentido, no ha olvidado Cedrún la labor realizada por los servicios jurídicos de las Comisiones Obreras.

Ha asegurado el secretario general saliente que en su informe incorporará aportaciones realizadas en la línea de mejorar la situación de la sanidad y la enseñanza, sectores que padecen un alto grado de precariedad, tanto en los sectores públicos como privados.

Sí se ha mostrado Cedrún “copartícipe” de la estrategia mantenida confederalmente durante el mandato que concluye, basada en la movilización sostenida con actos puntuales y concretos, estrategia criticada por algunos sectores durante el debate del balance de gestión.

En el resumen del Informe de Gestión del 11 Congreso de CCOO de Madrid, el secretario general saliente, Jaime Cedrún, ha diferenciado dos momentos en el tiempo: el periodo anterior a las elecciones de 2015 y el periodo inmediatamente posterior y en el que “empezamos a avanzar” con un cambio político y social en el que ha reivindicado el papel de las Comisiones Obreras. Cedrún ha concluido calificando de “balance positivo de toda la organización” en el que, CCOO ha vuelto a ganar las elecciones sindicales y en el que la Comisión Ejecutiva Regional “ha trabajado bien”.

El secretario general saliente ha destacado del mandato que concluye “la batalla contra las austeridades que hemos dado en Bruselas” asegurando que “la presión que hemos hecho, la hemos planteado bien”. Asimismo ha llamado la atención sobre la riada de expedientes de regulación de empleos surgidos durante la crisis, lo que ha implicado conflictos laborales muy duros, comenzando con el de limpieza, “que contó con la complicidad de toda la ciudadanía” en lo que supuso una nueva forma de movilización.

También se ha referido al ERE de CocaCola, proceso “del que hemos aprendido también y en el que toda la estructura del sindicato “y todo el peso institucional se ha enfrentado a la multinacional”. En el contexto de las movilizaciones, se ha referido Cedrún a las de Sanidad, gracias a las cuales “hemos conseguido paralizar la privatización de hospitales y centros de salud”; y a las de enseñanza, donde “hemos parado la LOMCE y las reválidas”. En ambos casos ha recordado que se tratan de movimientos del tejido social.

Respecto a la persecución contra el sindicalismo de clase y el derecho de huelga ha puesto en valor la actitud de los trabajadores, “los conflictos tienen una base y es que los trabajadores aguanten. En otro orden de cosas, Cedrún ha querido resaltar que no se han firmado “acuerdos generalistas, si no presupuestados y evaluables del mismo modo que ocurre con el Plan Directo de Seguridad”. Por su parte, ha criticado los “regalos fiscales” que se hace a las clases más ricas, asegurando que “con la desaparición del impuesto de sucesiones, Madrid se ha convertido el territorio al que vienen a morir los ricos”.

Cedrún, en el repaso del balance de estos cuatro años, y respecto a la violencia machista, ha apostado “por la visibilización del terrorismo machista, que es el que más ha matado en democracia. Por ello, no sólo nos movilizamos permanentemente, si no que exigimos un pacto con toda la sociedad, que afecte a la enseñanza, la educación, la sanidad, loe medios de comunicación, etcétera”.

Otro de los hitos que ha rememorado el secretario general saliente ha sido la recogida de firmas de la ILP, en la que Madrid obtuvo el 25 por ciento de las firmas de todo el estado. Todo ello sin olvidar un elemento de reflexión: la dificultad de recoger firmas en los centros de trabajo. Un trabajo que se terminó realizando masivamente, con unidad y cohesión, en las calles.

No ha querido olvidar Cedrún el trágico y vergonzoso asunto de los refugiados. Un tema en el que CCOO de Madrid siempre ha estado en la vanguardia de las movilizaciones y que en el futuro inmediato hay que volver a abordar, más aún con la llegada del buen tiempo, en el que “el Mediterráneo puede volver a convertirse en un cementerio” de personas que huyen de las guerras y el terrorismo de estado.

Sobre terrorismo, también se ha referido Cedrún a la exigencia de que se realice una conmemoración estatal del más grande atentado sufrido por nuestra región desde la guerra civil, “tanto es así que es el acto que organizamos los sindicatos el que ha terminado convirtiéndose en el oficial y a al que acuden las diferentes instituciones de la comunidad”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas