x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Nov
2012
Madrid abre su campaña contra la nieve en Navacerrada PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMCon 56 quitanieves y más de 5.000 toneladas de sal

La Comunidad de Madrid ya ha activado, coincidiendo con el descenso de las temperaturas, el dispositivo de vialidad invernal para mantener en correcto estado las carreteras madrileñas y evitar que la presencia de hielo o nieve en la calzada pueda afectar a la movilidad o la seguridad de la circulación.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, presentó este dispositivo y comprobó los medios técnicos que ya se encuentran preparados en el centro de conservación del Ventorrillo, en Navacerrada, una de las zonas de Madrid con mayor presencia de nieve. Ignacio González explicó que para esta campaña, la Comunidad de Madrid cuenta con un equipo humano de 260 profesionales. Respecto a los medios materiales, dispone de 56 quitanieves provistas de cuña y esparcidor de sal y dotadas de GPS, una tecnología que permite controlar en todo momento la posición del vehículo, los kilómetros que ha recorrido y la cantidad de sal que ha esparcido cada día. También dispone de 16 retroexcavadoras, más de 5.000 toneladas de sal, 26 silos y 13 naves para el acopio de la misma y cinco plantas de salmuera.

El presidente destacó que para garantizar la circulación y evitar situaciones de peligro resulta fundamental tanto contar con los medios adecuados como garantizar una correcta coordinación entre todos los agentes implicados. Por este motivo, la Comunidad de Madrid ha ido introduciendo los últimos años diversas mejoras en el dispositivo de vialidad invernal y, además, ha diseñado y puesto en marcha un protocolo de actuación coordinado con los Ayuntamientos para responder de la forma más rápida y eficaz a cualquier imprevisto.

Las innovaciones que se han venido introduciendo han permitido dar una respuesta eficaz los últimos inviernos. Entre estas innovaciones cabe destacar, por ejemplo, la instalación desde el año pasado de nueve sensores de pavimento en puntos especialmente sensibles de las carreteras. A partir de los tres grados, los sensores se activan y avisan de la posible aparición de hielo en la vía. La información que proporcionan complementa a la que se recibe desde ocho estaciones meteorológicas de las que también dispone el Gobierno regional. Gracias a ello se elabora un mapa térmico de las carreteras de la región que evita la formación de hielo en la calzada antes de que llegue a producirse y permite actuar con antelación.

En la misma línea, la Comunidad de Madrid también ha instalado este año de forma pionera nueve paneles luminosos en las carreteras de acceso a los puertos de montaña de la región, concretamente la Cruz Verde, Canencia, La Morcuera, La Puebla y La Hiruela, que informan a los conductores de cualquier incidencia o peligro que pudiera encontrar en el trayecto o si es obligatorio el uso de cadenas.

Respecto al protocolo coordinado con los Ayuntamientos, su puesta en marcha se ha adelantado a la llegada del mal tiempo, para que los municipios estuvieran ya preparados cuando se produjeran las primeras nevadas. Este protocolo establece como prioritario garantizar el acceso a los hospitales y centros de la salud, así como la movilidad de los principales nudos de comunicación. En este sentido, serán prioritarias a la hora de actuar las vías de alta capacidad, aquellas que sirven de acceso al área metropolitana de Madrid y núcleos de población importantes, a los transportes públicos y al aeropuerto; las circunvalaciones de Madrid y los enlaces con estas circunvalaciones y las vías de alta capacidad.

Por otro lado, la coordinación entre la Dirección General de Carreteras y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha permitido elaborar un Plan de Actuaciones ante emergencias en el transporte que permita responder con rapidez y eficacia ante cualquier incidencia. Para la elaboración de este Plan se ha realizado un exhaustivo análisis de las líneas de transporte interurbano que prestan servicio en la región y se han mantenido reuniones con todas las empresas operadoras agrupadas por zonas para estudiar los protocolos particulares que garanticen la movilidad en cada una de ellas.

Para garantizar que la respuesta a las incidencias se realice a la mayor rapidez, el mapa regional se divide en nueve zonas de conservación y en este protocolo se informa a los consistorios de qué carreteras pertenecen a cada una de ellas para que sepan dónde acudir en caso de que se produzcan incidentes.

Además, dentro de este reparto por zonas se ha realizado una clasificación de las mismas en función de tres criterios para estar preparados ante cualquier eventualidad: días esperados de nieve al año, altitud y umbrales de nieve admisibles. De este modo, en función de los días de nieve previstos se tiene en cuenta qué áreas geográficas presentan un riesgo alto, con más de veinte días de nieve al año; cuáles tienen un riesgo intermedio, entre cinco y veinte días de nieve al año; y en cuáles el riesgo es bajo, con menos de cinco días de nieve al año.

Igualmente, la Dirección General de Carreteras cuenta con un Centro de Gestión desde el que se distribuye, canaliza y coordina la información y las directrices de actuación a seguir. Este centro recibe las predicciones meteorológicas, las alertas del 112, la información facilitada por los distintos centros de conservación y diversos agentes (de Tráfico, Policía, Ayuntamientos, etc.) y realiza el seguimiento vía GPS de las quitanieves que están trabajando, lo que permite conocer en todo momento el estado de las vías y las posibilidades de que se presenten imprevistos para actuar a tiempo.

La Comunidad de Madrid ,a través de la Dirección General de Protección Ciudadana, es la responsable de gestionar el Plan de Inclemencias Invernales. Este Plan focaliza los riesgos que puedan originar las grandes nevadas y las temperaturas extremadamente bajas, por lo que territorializa previamente las zonas que, con mayor intensidad, pueden sufrir estos efectos, las situaciones que puedan plantearse y los medios disponibles para actuar en consecuencia.

Durante la época invernal, desde el Gobierno regional se hace un continuo seguimiento para, en los casos necesarios, informar y aconsejar tanto a los ayuntamientos de municipios de Madrid como a los propios ciudadanos. También se establece un sistema de respuesta organizado para que cada entidad local y autonómica, conozca y comprenda sus responsabilidades al respecto y protocoliza la información previa que, ante estas situaciones, se debe facilitar a ciudadanos, organismos y autoridades para logar una actuación segura y coordinada de todos ellos.

La Dirección General de Protección Ciudadana, además, mantiene operativo durante todo el invierno al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid ante la posibilidad de intervenciones relacionadas con la inclemencias meteorológicas como pueden ser accidentes de circulación; socorro a personas aisladas; accidente en la sierra madrileña; asistencias técnicas donde fueran requeridos; o cualquier tipo de actuación a consecuencia de las inclemencias invernales. Y se recuerda a todos los ciudadanos que ante cualquier emergencia avisen de inmediato al teléfono 112 para que se les pueda ayudar.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas