x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

26
May
2011
La difícil decisión de la alcaldesa de Camarma PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Camarma de Esteruelas
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Debe dar el poder al partido que la expulsó o al partido donde milita la concejala agredida

Consuelo Mendieta seguirá teniendo la última palabra en el Ayuntamiento de Camarma2011-05-26

Consuelo Mendieta, alcaldesa en funciones de Camarma de Esteruelas tiene una difícil decisión que tomar antes del once de junio: debe elegir entre dos opciones políticas para dirigir el Ayuntamiento de la localidad, una coalición de izquierdas, con PSOE e IU, o una de derechas, con el PP.

En cualquier caso, las dos opciones están cargadas de morbo: Si Consuelo Mendieta pacta con el PP, lo estaría haciendo con el partido que la expulsó después de ser condenada por un delito de coacciones al propinar un golpe en el  pómulo de una concejala cuando le impedía mirar unos documentos.

Pero si lo hace con la coalición de izquierdas, el gobierno resultante rozaría el surrealismo: Mendieta estaría en el mismo barco que la concejala a la que golpeó, Mari Carmen Espada, número 4 de la lista socialista.

Así las cosas, Mendieta tiene por delante una decisión complicada que tomar, una decisión que, todo apunta, se resolverá con un pacto al estilo del de Cascos en Asturias, es decir, con Consuelo Mendieta manteniendo el bastón de mando de Camarma de Esteruelas.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas