x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
Sep
2022
Guillermo San José abre la Puerta Grande en la primera tarde de la Feria de Novilladas de Arganda PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Arganda del Rey
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de ArgandaCinco novilleros de la Escuela Taurina saltaron al ruedo de la Plaza cuadrada

La XXXIII Feria de Novilladas comenzó con una novillada sin picadores para cinco argandeños: Adrián Centenera, Guillermo San José, Fran Benito, Joel Ramírez y Francisco Javier Cabas, gracias a la colaboración de la Escuela Taurina de #Arganda del Rey “Fundación El Juli”. Los novilleros se vieron las caras con erales de la ganadería de Ignacio López y de la ganadería “El Freixo”.

Lo mejor de la tarde lo realizó Guillermo San José con el segundo del festejo, de nombre “Mocetón”, el cual dio la vuelta al ruedo en el arrastre. San José recibió al oponente con verónicas de mucho gusto y después entendió perfectamente las virtudes del animal incrementándolas con una serie de muletazos. La estocada entera le valió dos orejas y ser el ganador del festejo, haciéndose así merecedor de lidiar al sexto, con el que realizó una buena faena de muleta. Guillermo San José logró de esta manera abrir la puerta grande de la plaza.

Adrián Centenera obtuvo una oreja con el primero de la tarde, un animal sin transmisión al que dio un gustoso recibimiento capotero y al que pudo pegarle una serie de naturales de trazo muy largo tras cambiar a la mano izquierda.

Por su parte Fran Benito entendió la dificultad de su adversario y le realizó una faena de madurez e inteligencia, debiendo sobreponerse ante un rival que perdía las manos al bajarle la muleta. Su actuación también fue premiada con una oreja.

El mismo premio de una oreja se llevó Joel Ramírez, que recibió a “Acerico” a porta gayola. Su plena disposición y su desbordada voluntad ante un adversario falto de fuerza valieron finalmente una merecida oreja.

Finalmente, Francisco Javier Cabas, el más novel del cartel, se mostró muy voluntarioso ante un noble eral de la Ganadería “El Freixo” pero no estuvo acertado con los aceros.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas