x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
Jun
2011
Los Ecologistas visitan la Laguna Chernóbil PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Arganda del Rey
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Se trata de un lago de aceite en Arganda

La laguna Chernóbil está llena de aceite2011-06-03

Las organizaciones GRAMA, Jarama Vivo, El Soto, Ecologistas en Acción, Globalízate, ARBA y Asociación FO-REST organizarán este domingo una visita a la llamada 'Laguna del Aceite', en Arganda del Rey, una balsa de agua con chapapote "que atrapa todos los años a un millar de aves que mueren sin remisión".

Tras comprobar la situación, se pretende celebrar una asamblea ciudadana para decidir futuras soluciones y acciones que permitan poner fin a la mortandad de aves y lograr la descontaminación de la finca, han indicado los convocantes en un comunicado.

Ubicada en el término de Arganda del Rey, la laguna se encuentra dentro del Parque Regional del Sureste, uno de los espacios protegidos de la región. En 2009 la Comunidad de Madrid adquirió la propiedad de la finca por 50.000 euros y se comprometió a limpiarla y restaurarla en el plazo de dos años.

"Ante la pasividad, la dejadez, las promesas no cumplidas y la tolerancia de la Comunidad de Madrid, de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del Ayuntamiento de Arganda del Rey, consideramos que es hora de que la ciudadanía ponga soluciones a este serio problema que ha ocasionado la muerte de miles de aves al quedar atrapadas en el chapapote tóxico de la laguna y que supone un grave riesgo para la salud pública", se han quejado las organizaciones ecologistas de la zona.

La cita de las asociaciones ecologistas será este domingo a las 11.30 horas en la explanada de la laguna de las madres, en la carretera a Chinchón M-832. De allí, los participantes irán andando unos 500 metros hasta la mencionada laguna.

El deterioro de la conocida como 'laguna Chernóbil' tiene su origen en los vertidos de hidrocarburos y otros materiales generados desde 1989 por las empresas Aceites Uribarri y PIQSA. Estas empresas quebraron y sus dueños no se responsabilizaron del terreno, el propietario murió y el humedal pasó a manos de la Agencia Tributaria.

El terreno salió a subasta y lo adquirió otra empresa, que finalmente no tomó posesión del mismo al observar el estado en el que se encontraba. "La Comunidad, detectado el foco de contaminación, en un ejercicio de responsabilidad, adquirió la parcela por valor de 50.000 euros, con el objetivo de restaurar la zona", han señalado a Europa Press fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Desde entonces la Comunidad está haciendo un trabajo de análisis de líquidos de forma muy heterogénea que se esparcen en forma de chapapote en una superficie de 60.000 metros cúbicos. Estos trabajos aún no han finalizado.

Lo que sí se ha terminado es un estudio sobre lo que supondría recuperar esta zona. Así, se estima que costaría 20 millones de euros. Por ello, en septiembre de 2009 la Comunidad solicitó fondos 'Life' a la Unión Europea, que finalmente no concedió la ayuda. No obstante, volvieron a solicitarla a finales de 2010 y aún no ha habido resolución.

Igualmente, la Consejería ha preparado un proyecto para descontaminar la zona por fases. Así, está prevista la construcción de una instalación de tratamiento de residuos pegado a la orilla de la laguna. Posteriormente, se tratarían esos residuos líquidos en la propia parcela creando un terreno controlado. Además, se impermeabilizarían los suelos, de desecarían los líquidos y crearía un vertedero controlado para tratar de forma adecuada y técnica la zona.

Por otro lado, el departamento que dirige en funciones Ana Isabel Mariño ha explicado que en la zona siguen muriendo aves por las dificultades encontradas en los distintos planes para intentar evitarlo. Así, ha recordado que los técnicos han instalado distintos tipos de mallas para evitar que las aves se posen en la balsa con chapapote. También ha fracasado la instalación de ahuyentadores acústicos porque, aunque disuadían a algunos pájaros, atraían a otros.

"La Comunidad ha sido la única Administración que ha actuado en el lugar. Pero hay que tener en cuanta que el tratamiento es muy complejo técnica y ambientalmente, no se soluciona rápidamente y el gasto es importante", han indicado las mismas fuentes, que prevén que la zona quede totalmente rehabilitada en cinco o seis años.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas