x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Jun
2015
La sorprendente redención de Javier Bello PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláEl ex alcalde de Alcalá pasa de villano a héroe tras destaparse como el que dio comienzo a la Operación Flauta

“Soñad y os quedaréis cortos”. Con estas enigmáticas palabras terminaba Javier Bello una comparecencia celebrada el pasado mes de noviembre en la que anunciaba el comienzo de la Comisión de Investigación sobre Waiter y Cofely en el Consistorio alcalaíno, una comisión en la que, anunciaba, “habría luz y taquígrafos” para dejar claro todo lo ocurrido en el Consistorio en relación con ese espinoso asunto.

Sin embargo, el alcalde optaba por dar la callada por respuesta cuando le llamó la Comisión, dejando que los demás (propios y extraños) se lanzasen a su cuello exigiéndole unas explicaciones que nunca llegaron, y que tienen mucho que ver con su derrota electoral.

Ahora, nueve meses después, Bello saltaba a la palestra para hacer un anuncio totalmente sorprendente que explica su extraña actitud en los últimos meses: fue él el que puso a la Policía sobre la pista de la llamada “Operación Flauta”, y los agentes le pidieron “discreción total” sobre la investigación para no levantar la liebre antes de tiempo.

Así el ex alcalde complutense consigue la redención de unos vecinos (y, sobre todo, votantes del PP de Alcalá), que no entendieron como “el azote de la corrupción” (Bello dimitió hace muchos años por no querer comulgar con ruedas de molino en otro espinoso asunto) se plegaba ante un asunto que olía fatal.

De nuevo, al igual que ocurrió hace veinte años, Bello vuelve a quedar moralmente muy por encima de un partido que prefiere callar los comportamientos reprobables porque “son de los nuestros”. El ex alcalde de Alcalá, así, consigue convertirse (y veremos hasta donde suena la flauta), en punta de lanza de ese “nuevo Partido Popular” que aboga por la limpieza total dentro de la estructura, y por la apertura de un nuevo tiempo en que las formas de la vieja política queden atrás.

Ahora queda comprobar si la limpieza que propugna ha llegado ya al partido en la localidad complutense (de momento, las listas presentadas eran un ejemplo de ello), y comienza una nueva era en la que la cuna de Cervantes no salga en los papeles por estar relacionada con todo tipo de escándalos nacionales muy poco edificantes (el nombre de Alcalá ha salido en el caso Noos; el Caso Gurtel, donde tiene una pieza separada en investigación; los Papeles de Bárcenas, a través de alguno de los adjudicatarios que tiene la localidad, etc).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas