x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
Ago
2017
La Policía investigó hace dos años a la enfermera de Alcalá por un caso similar PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sucesos Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLas pruebas que se obtuvieron contra Beatriz no resultaron concluyentes

Fue la noticia de la jornada de este jueves, y la Presidenta de la Comunidad no dudaba en valorarla, y lo hacía dejando un dato inquietante: la Policía ya investigó hace dos años a la enfermera detenida por un caso similar, pero no tuvo más remedio que dejarla en libertad al no encontrar pruebas concluyentes contra ella.

Cifuentes, además de desvelar el dato, explicaba que la muerte de Consuelo se trata de un “caso aislado” y pedía que no se generase “alarma social” ni “desconfianza” sobre el sistema sanitario madrileño.

Pero la mañana del viernes comenzaba con más datos sobre lo ocurrido en el Príncipe de Asturias. Así ya se sabe que el nombre de la enfermera es Beatriz, y que la investigación abierta tras la muerte de la anciana hace dos años provocó la instalación de una cámara oculta en la Unidad de Medicina Interna, cámara que no arrojó resultados debido a que Beatriz se dio de baja a los pocos días del suceso investigado, no regresando a su puesto hasta el pasado mes de mayo.

Además, todo apunta a que podría haber una tercera muerte bajo investigación, sin descartarse alguna más ocurrida en los diez años que Beatriz ha sido empleada del Hospital de Alcalá (El diario La Razón habla de hasta cinco posibles muertes sospechosas más). Madre de una niña, la auxiliar vivía en el Barrio de la Estación con su pareja hasta que se divorciaron, regresando entonces al domicilio de sus padres.

Antes de fichar por el Príncipe de Asturias, Bea trabajó en La Paz y en varias residencias de ancianos gracias a su título de técnico de grado medio en cuidados auxiliares de enfermería. En 2014, ya trabajando en Alcalá, la auxiliar se convertía en interina, y en 2015 se producía la muerte en extrañas circunstancias que abrió la investigación. El diario El Mundo aporta otro dato importante para entender el caso. Según cuenta el padre de la auxiliar, la baja se produjo cuando un paciente le agarró el brazo provócandole una distorsión de los huesos. El diario ABC, por su parte, apuntaba a que Beatriz había sufrido depresión y su perfil psicológico tiene rasgos psicopáticos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas