x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Nov
2016
Una app permitirá leer inscripciones deterioradas por el paso del tiempo en el MAR PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Se presentará mañana durante la Semana de la Ciencia

Descubriendo las letras donde no se aprecian es el título de la actividad con la que la Universidad de Alcalá y el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid participan en la Semana de la Ciencia, que este año tendrá lugar del 7 al 20 de noviembre. En ella se mostrará en el patio de cristales del Museo, un nuevo sistema que permite leer inscripciones epigráficas que a simple vista resultan difíciles de descifrar. Los interesados pueden acudir a cualquiera de los 4 pases (11, 14, 16 y 18 h) que se ofrecen para un máximo de 20 personas por sesión previa inscripción en el mail helena.gimeno@uah.es.

Desentrañar los mensajes que encierran las inscripciones puede resultar relativamente fácil cuando ni los textos ni los soportes que los contienen han sufrido. Pero en no pocas ocasiones el deterioro de textos y soportes -motivado por daños de diversa índole- es tan grave que al ojo humano le resulta imposible identificar los trazos de las letras que, sin embargo, la piedra aún conserva. Durante más de un siglo un papel parecido al de filtro industrial fue el recurso para que, húmedo y penetrando en las ranuras de la piedra, reprodujese, una vez seco, el relieve de aquéllas. Corta vida le queda ya a ese papel de calco en el equipo del epigrafista.

Mediante la aplicación del Modelo Residual Morfológico (M.R.M.), obtenido directamente sobre las piedras a través de un registro fotogramétrico, se pueden detectar y contrastar las irregularidades de la superficie pétrea imposibles de detectar a simple vista debido a la erosión y con ello identificar vestigios de incisión. La restitución de los surcos originales se realiza en dos etapas: la medición del relieve de la roca en las zonas inscritas y el cálculo del MRM, un proceso que aplicado a la documentación fotogramétrica permite descubrir los secretos ocultos en la piedra.

En la Semana de la Ciencia mostraremos los resultados de esta técnica aplicada a algunas inscripciones de la Comunidad de Madrid. Esta técnica, desarrollada por Hugo Pires, requiere de un trabajo interdisciplinar y para su presentación contaremos con la presencia de Antón Alvar, catedrático de filología de la UAH, Helena Gimeno, directora del Centro CIL II y del propio Hugo Pires, técnico del M.R.M de la Universidad de Oporto.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas