12
Nov
2015
Los vecinos de Eras del Silo en Alcalá piden un parking público en la consulta Imprimir
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El Ayuntamiento afirma que no ha sido una Consulta Popular vinculante, sino una “consulta vecinal”

La primera consulta vecinal desarrollada en Alcalá de Henares, cuyo objetivo ha sido determinar los posibles usos de la superficie del parking que se construye actualmente en las Eras del Silo, evidencia la buena acogida que ha tenido por parte de las vecinas y los vecinos esta iniciativa municipal.

Laura Martín, concejala de Participación, Ciudadanía y Distritos, se reunió en la tarde de ayer con los vecinos para agradecerles su colaboración y presentarles los resultados obtenidos. Más allá del balance concreto, que en este caso se ha definido mayoritariamente por la construcción de plazas de aparcamiento en superficie, este sondeo piloto pone de manifiesto la idoneidad de hacer partícipe a la ciudadanía de las decisiones que le afectan directamente.

Más de 300 vecinas y vecinos han participado tanto a través del correo electrónico como de manera presencial, trasladando sus opiniones y sugerencias a la concejalía en un ejercicio de implicación ciudadana sin precedentes en Alcalá de Henares. El periodo de consulta se iniciaba el 2 de noviembre y ha finalizado el pasado día 10. Cuatro eran las alternativas que se planteaban desde el Ayuntamiento (las dos primeras ofrecidas por el constructor):

A.: Zona Multifuncional (pistas deportivas y zona ajardinada).

B.: Parking público en superficie.

C.: Zona de juego infantil.

D.: Otras propuestas ciudadanas.

Las necesidades de áreas de aparcamiento han definido el sentido de la encuesta muy por encima del resto de opciones, atendiendo a la necesidad de este tipo de infraestructuras en la zona de las Eras del Silo. Sin embargo, muchas han sido las sugerencias trasladadas por los vecinos, que han ido desde ideas para la construcción de una estación de autobuses hasta un parque de la poesía con biblioteca incluida; pasando por una piscina climatizada o centros comerciales con cines, entre otras.

Cabe destacar que esta experiencia, aún sin carácter vinculante, ha resultado de gran utilidad también para el propio Ayuntamiento, ya que gracias a los diversos parámetros estudiados se podrán implementar futuras convocatorias en las que aportar nuevos criterios y herramientas de participación que contribuyan a incrementar, aún más si cabe, las posibilidades de pronunciamiento ciudadano.

Un proceso plenamente legal

Ante diversas opiniones que ponían en tela de juicio la legalidad del proceso de este sondeo ciudadano, el Secretario General del Pleno ha elaborado un detallado informe que certifica la legalidad de esta iniciativa. En el mencionado escrito se afirma que en el caso que nos ocupa “no se trata de una Consulta Popular Municipal” en el sentido estricto del término, “si no que más bien se trataría de una Consulta Vecinal o encuesta en la que participarían los vecinos a los que pudiera afectar a dichos usos, y que se encuadra, por lo tanto, dentro del ámbito del artículo 69 de la Ley de Bases del Régimen Local, en relación con facilitar el Ayuntamiento la participación de todos los ciudadanos en la vida local. No existiendo, al respecto, ningún obstáculo legal a llevar a efecto dicho tipo de consultas o encuestas a nivel sectorial”.

Es oportuno señalar que, en aras del respeto al procedimiento, el equipo de gobierno ha optado por no realizar declaraciones explicativas sobre este extremo mientras se producía la consulta. La finalidad era no intervenir durante el proceso con manifestaciones que podrían haber desvirtuado el sondeo realizado. No obstante, conviene hacer notar que, a diferencia de etapas anteriores, es intención del ejecutivo local continuar dando la palabra a la ciudadanía y escuchando su voz, haciéndole partícipe de la vida política de su ciudad.