10
Feb
2015
Los Hospitales de Alcalá, Coslada y Torrejón estrenan servicio de acompañamiento para discapacitados Imprimir
Zona Este - Sociedad Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMHay que solicitarlo con, al menos, tres días de antelación en Portal Salud

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el nuevo programa de Acompañamiento a Pacientes Ambulatorios con Discapacidad (APAD), que presentaron los consejeros de Sanidad, Javier Maldonado, y de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, en el Hospital Príncipe de Asturias, uno de los 21 hospitales públicos que participan en esta iniciativa que forma parte del Plan de Personalización de la Consejería de Sanidad.

Este programa se puso en marcha en noviembre de 2013 como programa piloto en 5 hospitales: La Paz, Gregorio Marañón, Getafe, Fundación Alcorcón e Infanta Cristina, donde ha sido solicitado por un total de 220 pacientes. A partir de hoy, se extiende a otros 16 hospitales públicos de la Comunidad: Clínico San Carlos, Fuenlabrada, El Escorial, Móstoles, Severo Ochoa, Guadarrama, Ramón y Cajal, Henares, Infanta Sofía, 12 de Octubre, Príncipe de Asturias, La Princesa, Torrejón, Fundación Jimenez Díaz, Infanta Elena y Rey Juan Carlos.

El objetivo de APAD es facilitar el acompañamiento a pacientes ambulantes con discapacidad física, psíquica o sensorial que acuden al hospital de manera programada y que no pueden ser acompañados ese día por ningún familiar.

El paciente o sus familiares podrán solicitar este servicio, al menos con tres días de antelación, a través de la web del Portal Salud www.madrid.org/sanidad en el apartado “Te acompañamos en el hospital. Servicios personalizados”, así como por correo electrónico, teléfono o de manera presencial en el Servicio de Información y Atención al Paciente de cada hospital.

Este nuevo recurso socio sanitario va dirigido a un total de 285.000 personas con discapacidad, mayores de 18 años, registradas en la Comunidad de Madrid y es el resultado del convenio firmado entre en Servicio Madrileño de Salud de la Consejería de Sanidad y el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) para la formación de profesionales, información a pacientes con discapacidad y sus familias, y su acompañamiento en los centros sanitarios.

Los pacientes que requieran este servicio serán acompañados por personal de los servicios de Información y Atención al Paciente, conocidos como “chaquetas verdes”, o bien por voluntarios de las diferentes ONGs que habitualmente colaboran con los hospitales prestando apoyo y acompañamiento a enfermos ingresados. Las tareas de estos acompañantes se ajustan exclusivamente a sustituir el papel de los familiares o allegados mientras dure la atención ambulatoria del paciente, en consultas externas, cirugía mayor ambulatoria, unidad del dolor o realización de pruebas diagnósticas.

La Consejería de Sanidad tiene en marcha un Plan de Personalización desde el año 2008 para humanizar la asistencia sanitaria El Plan de Personalización abarca todas las fases del proceso asistencial: en la acogida, para atenuar el nivel de angustia que produce acudir a un centro hospitalario por una situación de enfermedad; durante el proceso asistencial, para minimizar la incertidumbre sobre la evolución de la enfermedad; en el momento del alta médica, para disminuir la inseguridad que supone dejar el centro sanitario y el cuidado profesional hospitalario, y en casos de fallecimiento, para acompañar y facilitar los trámites a los familiares y allegados.

En el ámbito de la Atención Primaria también se contemplan diferentes actuaciones, como el Plan de Atención Integral a las personas cuidadoras de pacientes dependientes, dirigido a prevenir la aparición de problemas de salud de quienes cuidan, incrementar el conocimiento sobre la enfermedad y el autocuidado, y ofrecerles técnicas para afrontar el estrés.

Por otro lado, la Comunidad dispone de una Consulta de Ginecología Adaptada puesta en marcha en abril de 2014 en el Hospital La Paz, de referencia para toda la población madrileña, en la que se han visto 36 mujeres y se han realizado 12 revisiones. Esta consulta garantiza el acceso a la atención ginecológica a todas las mujeres, independientemente de su situación física o funcional y está adaptada especialmente para quién presenta una gran discapacidad física, evitando que la propia consulta constituya una barrera.

La consulta está dotada de un espacio amplio, con baño asistido, sin barreras arquitectónicas y con acceso fácil desde el exterior del hospital. Cuenta con una camilla de exploración adaptada e hidráulica y con una grúa de apoyo para el personal sanitario. La Consejería de Sanidad y la Consejería de Asuntos Sociales detectaron esta necesidad, que podría beneficiar a cerca de 3.000 mujeres, posibilitando su autonomía y mejorando la tarea del cuidador.

La Comunidad de Madrid cuenta con la mejor Red de atención a personas con discapacidad y enfermedad mental. En esta Legislatura, la Red ha crecido en unas 1.200 plazas, pasando de las 20.846 plazas que teníamos en 2011 a las cerca de 22.000 actuales. Un año más, la Administración regional ha aumentado el presupuesto para discapacidad y, este año, la Consejería de Asuntos Sociales tiene un presupuesto de 343,5 millones de euros, 5,7 millones de euros más que en 2014.

Además, la Comunidad se sitúa a la vanguardia en centros de Atención Temprana para niños de 0 a 6 años gracias a la puesta en marcha, el año pasado, del Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI), dirigido a los menores que tienen algún trastorno de desarrollo o riesgo de padecerlo. Este centro, pionero en España, valora la discapacidad y la dependencia en una sola actuación facilitando una atención integral, especializada y gratuita. En sus tres primeros meses, el CRECOVI ha valorado a más 800 niños de los cuales 741 han obtenido el grado de discapacidad y 89 el grado de dependencia.

Madrid es la única región de España que presta atención especializada y gratuita a las personas con discapacidad y enfermedad mental. Además, este año el Gobierno regional ha suprimido las tasas relacionadas con el reconocimiento del grado de discapacidad, lo que supondrá un ahorro para las familias este año de 185.000 euros.