x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

09
Ago
2018
La sanidad francesa no opera al argandeño Peque tras sufrir dos cornadas PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Arganda del Rey
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

David Ramírez se volvió a Arganda en su propio coche para ser operado

Parece que los recortes sanitarios no son exclusivos de España, y si no que se lo digan al recortador argandeño David Ramírez “El Peque”, que se volvió el pasado lunes desde Francia con dos cornadas ante las dificultades puestas por los médicos para operarle.

Todo comenzaba el lunes por la tarde en la localidad francesa de Parentis en Born, donde el argandeño participaba en el Concurso de Recortes organizado durante sus Fiestas. En el primer toro de la tarde, “Peque” era cogido, sufriendo dos cornadas que le obligaron el ruedo y terminar en la enfermería.

Ante la gravedad de lo ocurrido, los médicos de la Plaza deciden derivarle al Hospital, donde es trasladado en ambulancia. Pero al llegar, el de Arganda se encuentra colapsadas las Urgencias, hasta el punto de pasar más de media hora en la ambulancia. Cuando por fín le visita el médico, le dice que las cornadas no son “vitales”, y que no sabe cuándo podrá operarle, ante lo que “Peque” decide, y el médico autoriza, abandonar el Hospital con la intención de volver a España.

De tal forma, el recortador cogía su propio coche con la intención de recorrer los 700 kilómetros que le separaban de Arganda. Al llegar, Peque acudía rápidamente al Hospital del Sureste, donde era ingresado e intervenido de urgencia, y ya se recupera de la cogida.

El propio Peque explicaba lo ocurrido en un largo mensaje publicado en su Facebook: “Buenas noches a todos,lo primero daros las gracias a todos por las muestras de cariño,sois la hostia la verdad,estoy recuperándome muy bien y creo que en breve podré disfrutar de lo que tanto me gusta como es el toro,quiero aclarar todo lo acontecido sobre mi cogida,mi cogida fue en la plaza de toros de parentis el lunes ,entró en la enfermería con dos cornadas una en el brazo derecho abierta a la altura del codo y llega a la axila y otra cornada interna entre la ingle y el muslo izquierdo,es el primer toro de la tarde y los servicios médicos de la plaza deciden derivarme al hospital ya que era el primer toro del festejo y podía venir algún otro compañero herido,cuando llegamos al hospital estaba totalmente colapsado de gente había gente por todos los sitios en camillas por los suelos había un caos terrible,a mi me dejan como media hora dentro de la ambulancia en la puerta de urgencias cosa que yo no entendía,pero que entendí cuando vi como estaba todo de gente, pido por favor que me vea un médico y que si no se me devuelva a la plaza ,me bajan de la ambulancia y me atiende un médico y después de unas pruebas me dice que las cornadas no son vitales y que por lo tanto no me puede decir cuando podrá operarme ,le pregunto que que es lo que me va hacer en toda la noche y me dice que me va a poner antibiótico por la vía y analgésicos para el dolor,le digo que me ponga el antibiótico y que me voy para España y que cuando me encuentre mal me pararía en cualquier ciudad de España, el cree acertada la decisión por el colapso que tenia urgencias y yo también ,creo que los dos tanto médico Como paciente actuamos bien,el doctor vio que las cornadas no eran vitales y por eso me dejo marchar,la cosa es que todo a salido bien y no hay nada que lamentar, dar las gracias a la organización de parentis y al publico por el trato a los recortadores y que si dios quiere el año que viene volveremos a vernos,volver a dar las gracias a todos de corazón, a mis compañeros que salieron rápido al quite,y querian dejar alguno el concurso por no dejarme solo y por supuesto a mi gran amiga RENATA que no me dejo sólo ni un segundo,dejando todo por venirse conmigo tanto en la ambulancia como en el hospital,gracias a todos de corazón y muy pronto volveremos a vernos".

A pesar de lo “suavizado” de la versión de David, lo cierto es que no es la primera vez que un torero español se vuelve de Francia con una cogida para ser operado en España. Así, hace tan sólo unos meses el banderillero Víctor Pérez sufría una cogida en la Plaza de Saint Martin de Creu, que le obligaba a acudir al Hospital de Nimes. Allí el médico no se dio cuenta de que tenía dos cornadas, una de ellas de 25 centímetros, y le mandaba de vuelta a Madrid, donde era operado 24 horas después.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































A Todo Color



































Noticias Relacionadas